24 julio 2014

Dinopolis 6

Previously in Lorz...
Misis Rabit no se entera.


Cuando llegamos a Londres estaba lloviendo.
-No os preocupéis -anuncié a mis acompañantes-. He mirado el tiempo para el fin de semana, y solo van a caer cuatro gotas.
Cuando salimos del metro estaba lloviendo.
-¡No pasa nada! -grité a través de una cortina de agua-. Cuatro gotas.
Entonces nos perdimos. No fue culpa nuestra: Londres está mal hecho. Tardamos casi una hora en darnos cuenta de que la acera izquierda tenía un nombre y la derecha otro, y luego otra hora más en darnos cuenta de que estábamos en la calle, no en la avenida y luego, ejem, en darnos cuenta de que yo había mirado mal la dirección del hotel, que estábamos desde el principio en la calle correcta y que ya habíamos pasado por delante del hotel tres veces.
Para cuando entramos en la recepción estábamos empapados hasta los pelos del sobaco.
Cuando quisimos salir, seguía diluviando.
-Sed bienvenidos -nos dijo Misis Rabit, la recepcionista, con una sonrisa de oreja a oreja- y disfrutad del maravilloso clima de Londres.
-¡Cuatro gotas! ¡Cuatro gotas!
Llovía mientras íbamos de camino al metro.
Llovía mientras buscábamos el teatro.
Llovía durante la representación (creo).
Llovía mientras buscábamos un sitio para cenar.
Y al final, mientras estábamos cenando, exploté.
-¡No lo entiendo! ¡Lo miré en internet y ponía que solo iban a caer cuatro gotas!
-No puede ser, lo has tenido que entender mal. ¿Qué ponía exactamente?
-Bueno, poner, lo que se dice poner... era un dibujito.
-Ay... Y ese dibujito, ¿cómo era exactamente?
-Espera, que tengo aquí las ceras de Bebé-chan y te lo hago en un momento... ¿Mira, ves?:
Cuatro gotas.

17 julio 2014

Dinópolis 5

Previously in Lorz...
Que parezca un accidente.


El problema de Londres es que todo está en inglés; hasta las personas.
Por suerte yo ya había previsto esa posibilidad, y me había pasado los tres meses anteriores viendo Peppa Pig en versión original.
Y tan original.

-Yo me ocupo de hablar con los indígenas -les dije a mis hermanos.
-Vale, pero no les digas que vienes con nosotros.
Mi primera misión al llegar a Londres fue ir a comprar bagels para desayunar.
-JELOU, MISIS RABIT -le dije a la tendera- AI GUANT FOR BEICON AN CHIQUEN BEIGUELS, PLIIIIIIIIS?
-¿Pan normal o integral?
-AI AM PEPA PIG AN DIS IS MAI LIDEL BRODER YORCH.
-Eh... ¿Te acompaña algún adulto responsable?
Luego fui a comprar los billetes de autobús.
-JELOU, MISIS RABIT -le dije al busero-. AI GUANT FOR BAS TIQUETS TU LONDON, PLIIIIIIIS?
-¿Ida y vuelta?
-NOU.
-Aquí tienes: cuatro billetes solo ida a Londres.
-CENQUIUUUU!!! GÜER IS DE BAS?
-Sigue recto, cuando veas las escaleras baja un piso y luego a la derecha. ¿Lo has entendido?
-GRANPAS LIDEL TREIN GOUS CHU-CHU-CHU.
-Eh... ¿Te acompaña algún adulto responsable?
Cuando llegamos a Londres nuestro primer paso fue ir al albergue a soltar nuestras cosas.
-JELOU, MISIS RABIT -le dije al recepcionista-. GÜI GUANT A RUM, PLIIIIIS?
-Tenéis reserva?
-BONG BING BUM, BUM BONG BING, BING BONG BINGLI BANGLI BUM.
-Eh... ¿Te acompaña algún adulto responsable?
Me encantan los ingleses: todos me ven cara de niña.

Continuará...

12 julio 2014

Dinópolis 4

Previously in Lorz...
¿Llevas los billetes? ¿Y ahora? ¿Seguro? ¿Te importa volverlo a mirar?


Gracias a los esfuerzos de Hermano Mediano y un taxista sin miedo a la muerte (ni a los semáforos en rojo, ni a los ceda el paso, ni a viajar a la velocidad de la luz) estábamos en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas De Todos Los Santos Dubi Dubi Patán a las 5 de la mañana.
A las 5:20 ya habíamos pasado los controles y estábamos sentados en la única cafetería abierta, twiteando.
Llegar tan pronto tiene sus ventajas como, por ejemplo, que llegas pronto.
Pero también tiene sus desventajas, especialmente si te da miedo volar y tienes todo el tiempo del mundo para pensar en ello. Y ZaraJota™ tiene MUCHO miedo a volar.
Vale, yo también, pero ese día tenía tanto sueño que ni sentía ni padecía.ZaraJota™, en cambio, se estaba angustiando mucho y cada vez tenía peor cara. Por suerte yo ya había previsto esa posibilidad, y me había guardado un as en la manga.
-No te preocupes -le dije-, lo tengo todo controlado.
-Por favor, no me digas que vas a pilotar tú, que es lo único que podría hacerme sentir peor que ahora.
-No, no -malditos controles de seguridad-. Es algo mucho mejor: he escrito una carta para Bebé-chan. Una carta de despedida. Así, si nos pasa algo, la podrá leer y sabrá que la queríamos mogollón.
-¿QUÉ HAS HECHO QUÉ?
-No te preocupes, he firmado por ti.
ZaraJota™ y yo tenemos la firma idéntica. ¿Casualidad? ¿Destino? ¿Una motricidad fina deplorable? Nunca lo sabremos. Lo que sí sabemos es que es practiquísimo.
-Lorz, ¿dónde está esa carta?
-En casa, encima de la mesa, para que cualquiera pueda encontrarla si nos pas...
-¡LORZ!
-¿QUÉ?
-¿Te das cuenta de que si alguien va a casa y se encuentra una nota en la que le decimos a Bebé-chan que la queremos mucho y nos despedimos de ella VA A CREER QUE PLANEAMOS SUICIDARNOS?


Uy...



Continuará...

08 julio 2014

Dinópolis 3

Previously in Lorz...
ZaraJota™ lee el pensamiento.


Hermano Mediano es un poco maniático para ciertas cosas como, por ejemplo, casi todo.
Una de sus manías es la puntualidad.
Extrema.
Si vamos a comer a casapadres y hemos quedado a las dos ES A LAS DOS, o, mejor aún, a la una menos cinco. Y si llegamos aunque solo sea dos minutos tarde más nos vale llevar justificante médico, parte de urgencias y una nota firmada por nuestro tutor o representante legal.
Por triplicado.
Cuando vamos al cine nos obliga a estar allí con una hora de antelación, aunque hayamos comprado las entradas por internet, y cuando tenemos que viajar...
-¿A qué hora pido que venga el taxi? -le pregunté la víspera del día D (de Dinópolis).
-Pues... tenemos que salir de casa como mínimo dos horas antes de que salga el avión.
-Vale, pido que venga a las 4:30.
-Mejor a las 4:15.
-¡¿TUSTASTONTOOOO?!
-Y bajamos a esperar a las 4:00.
-Ay... Nos tendremos que levantar a las 3:30.
-No, no, yo no pienso dormir. ¿Y si no suena el despertador? ¿Y si suena y no lo oigo? ¿Y si lo oigo pero no le hago caso y sigo durmiendo?
-Bueno, tú haz lo que quieras, yo pido el taxi y me voy a dormir.
Y me fui a dormir, pero no me dormí, porque estaba compartiendo una cama de 90 con ZaraJota™, que lo ocupaba todo y además le dio por roncar, y en la habitación de al lado estaba Bebé-chan con mis padres y los oía.
-Bebé-chan -decía mi madre-, ¿vamos a dormir?
-NO.
-¡Jajaja, qué graciosa que es mi nieta!
-NO.
-Venga, ahora a dormir.
-... NO.
-¡Jajaja! ¡Es que eres muy bonita!
Cuando por fin se durmieron me acordé de que me había olvidado la crema de las purulencias, y solo de pensarlo me empezó a picar mucho. Me rascaba y me picaba y me rascaba y me picaba y me rascaba y me picaba y al final no aguanté mas: me levanté y me puse crema hidratante de la de la cara.
Que gustitooooooo...
Me volví a acostar y justo entonces sonó el despertador.
Mierdaaaaaaaaa...
Cuando salí al pasillo Hermano Mediano ya estaba allí, mochila en ristre, acechando.
-¿Te has acordado de coger los billetes?
Porque Hermano Mediano tiene otra manía: comprobar compulsivamente que lleva encima los billetes.
Por desgracia yo también tengo la misma manía.
-Creo que sí, lo acabo de mirar, lo miro otra vez.
-Sí, sí.
-Sí, aquí están.
-¿Están los cuatro?
-No lo sé, espera, lo miro otra vez.
-Sí, sí.
-Sí, los cuatro.
-¿Y los de vuelta?
-Creo que sí. Espera, lo vuelvo a mirar.
Por suerte ZaraJota™ tiene mucha paciencia con nosotros.
-¿QUERÉIS DEJAR DE HACER EL IMBÉCIL QUE SON LAS TRES DE LA MAÑANA Y NO TENGO GANAS DE GILIPOLLECES?
-Sí, sí. Espera, que lo compruebo una vez más y...
-¡DAME LOS BILLETES!
Y entonces aprovechó su superioridad física y mental para quitarme la mochila.
Jo.
Sin los billetes para distraerse, Hermano Mediano empezó a ponerse nervioso. Más.
-¿Bajamos ya? ¿Bajamos ya? ¿Bajamos ya? ¿Bajamos ya?
-¡Es que falta todavía media hora! -protestó ZaraJota™.
-¿Y?
Nos bajamos a esperar el taxi.Y esperamos. Esperamos. Esperamos.
Hermano Mediano me miraba de reojo.
"¿Llevas los billetes?", decía su mirada.
"No lo sé, ZaraJota™ me ha confiscado la mochila", contestaba la mía.
"¿Y si se los ha olvidado en casa? ¿Y si se le han caído? ¿Y sí...?"
Nuestra angustia crecía a la vez que la velocidad de nuestro diálogo mental, hasta que ya no pude aguantarme más.
-ZaraJota™...
-¡Como se te ocurra preguntarme si llevo los billetes te los meto por el [SUPRIMIDO POR DESAGRADABLE, SOEZ Y MALAGENTE]! ¡Que me tenéis harto!
-¿Eso es que los llevas o que no?

Continuará....





02 julio 2014

Dinópolis 2

Previously in Lorz...
ZaraJota™ cree que nos vamos un fin de semana a Dinópolis. 
Pues no. 

Una vez que convencí a ZaraJota™ de que íbamos a Dinópolis empezamos a poder hablar abiertamente del tema.
-Ya tengo las entradas para Dinópolis -decíamos en toda su cara.
O:
-Necesito vuestro dni para hacer la reserva del albergue en Teruel.
O:
-Necesito vuestro pasaporte para... eh... el autobús a Teruel. Sí. Eso.
La respuesta de ZaraJota™ siempre era la misma:
-Imbéciles. Todos imbéciles.
Por su parte mi madre, que sabía toda la historia desde el principio, no paraba de meter el dedito en el ojito.
-Entonces -decía siempre que tenía a ZaraJota™ a tiro-, ¿vais a compartir habitación? ¿Los cuatro? ¿En un albergue? ¡Qué romántico! ¿Verdad que sí, ZaraJota™?
-¡IMBÉCILES! ¡TODOS IMBÉCILES!
Gracias al camuflaje de Dinópolis conseguimos guardar el secreto durante casi tres meses, hasta que alguien metió la pata.
Ese alguien era yo.
Estaba muy cansada, y eso debería ser un atenuante. Además mientras hablaba estaba intentando cambiarle el pañal a una Bebé-chan en plena rabieta full power sin que se hiciera daño. Y al mismo tiempo estaba intentado explicarle a ZaraJota™ todas las tareas domésticas que teníamos pendientes en ese momento, que eran toscas y se metían por doquier. Y en mitad de la lista, le dije:
-...porque cuando vayamos a Londres...
-Teruel -corrigió ZaraJota™.
-Eso, a Teruel.
-Has dicho Londres.
-Nooo, nooo, que va.
-Vamos a Londres, ¿verdad?
-Un poco bastante, sí.
Visto lo visto, pensé que lo mejor era avisar a mis hermanos de que ZaraJota™, estooo... sospechaba algo.
-El pájaro ha volado del nido -le dije a Hermano Mediano-. Repito: el pájaro ha volado del nido.
-Si te refieres a Bebé-chan, ya era hora. Mucho ha aguantado la criatura.
-No, no.
-Que si canciones, que si disfraces... Lo raro no es que haya volado del nido, lo raro es que no aproveche para soltaros una cagada en la cabeza.
-¡QUE NO! ¡QUE ZARAJOTA™ HA DESCUBIERTO LO DE LONDRES!
-¡No puede ser! ¿Cómo?
-Es más listo de lo que parece. Usa ingeniosos trucos y hábiles trampas mentales. Te confunde. A veces es casi como si te leyera el pensamiento...
-Se te ha escapado, ¿verdad?
-¡NO VALE! ¡TODOS PUEDEN LEER EL PENSAMIENTO MENOS YO!

Continuará...

24 junio 2014

Dinópolis

-Estoy pensando en irme un fin de semana a Londres a ver The Book of Mormon -dijo Hermano Mediano.
Cuando Hermano Mediano era adolescente mi madre estaba preocupada porque salía poco. Desde que nos mudamos a Madrid mi hermano ha estado, si no recuerdo mal, en Finlandia, Fráncfurt, Londres y China, aparte de hacer el camino de Santiago en todas las direcciones posibles, siempre buscándose la vida y por su cuenta. A estas alturas mi madre ya ha debido darse cuenta de que lo que a Hermano Mediano no es que no le gustara salir, es que lo que quería era salir del pueblo.
-Pues yo me apunto -dijo Hermano Pequeño.
-¡Anda! ¡Yo también quiero! -dije yo-. Podíamos ir un fin de semana los cuatro.
-¿A Bebé-chan le gustan los musicales?
-Eh, no. Bebé-chan tendría que quedarse aquí. Estaba pensando en que viniera ZaraJota™.
-Ah.
Solo había un pequeño problema: a ZaraJota™ le da pánico volar. Yo, en cambio, soy mucho más lista: a mí lo que me da pánico es estrellarme. El problema no es que nos muramos y tal, aunque sería un inconveniente; lo que nos preocupa es qué pasaría entonces con Bebé-chan.
-Pues que se quedaría con mis padres -le digo a ZaraJota™.
-¡Eso, tú empeóralo!
-Oye, que me han criado a mí. Tan malo no puede ser. ¿Verdad? ¿Verdad? ¿VERDAD?
En el fondo ambos sabemos que Bebé-chan estaría muy bien con mis padres:
Mi madre adora a Bebé-chan.
Bebé-chan adora a mi madre.
Mi padre adora a Bebé-chan.
Bebé-chan le perdona la vida a mi padre porque sabe que puede manipularlo a voluntad y convertirlo en un mero juguete en sus manos.
Y todo así.
Supongo que lo que nos pasa es una forma extraña, morbosa y enfermiza de celos con anticipación: si algo nos pasa, no seremos nosotros quienes cuidemos de Bebé-chan. Y como la queremos mucho, la idea nos toca los güevos a dos manos.
Volviendo a ZaraJota™, pensé que lo mejor para evitarle meses de angustia era que no supiera donde íbamos hasta el último minuto. Pero tenía que contarle algo. Y, como cuando miento me da la risa floja, tenía que ser lo bastante absurdo como para que la risa floja estuviera justificada, ¿me seguís?
-Mis hermanos están planeando un Viaje de Hermanos Marca Registrada -le dije.
-Estupendo, que lo paséis bien.
-No, hombre, tú también vienes...
-Qué rápido se troca en la vida del hombre el gozo en pesar.
ZaraJota™, es así, le dan como prontos poéticos que no vienen a cuento.
-Hemos pensado en ir un fin de semana a Teruel -informé.
-Anda ya. ¡Si en Teruel no hay nada que ver!
-Ya sabes cómo son mis hermanos: les encanta el camino de Santiago.
-¡Pero Teruel está en la otra punta!
-Tanto como en la otra punta... Lo he mirado en mapa y está como a cinco centímetros o así. Además, podemos ir a Dinópolis.
-...
-Ya sabes cómo son mis hermanos: les encantan los dinosaurios.
-Bueno -suspitó ZaraJota™-, al menos Bebé-chan se lo pasará bien.
-No, no, la nena no viene, se queda con mis padres.
 -Bueno -suspiró ZaraJota™-, entonces al menos podremos aprovechar que estamos solitos en una habitación de hotel para jugar al parchís.
-Estoooo...
Creo que no lo he dicho todavía: nuestro presupuesto era muy limitado, y teníamos que alojarnos en un albergue.
Concretamente, en una habitación compartida con mis hermanos.
-Ya sabes cómo son mis hermanos -le dije a ZaraJota™-. Están siempre pelados.
-...
-Podemos hacer edredoning -sugerí.
Pero ZaraJota™ no estaba por la labor.
-Bueno -suspiró-, al menos podremos descansar.
-Estoooo...
Como he dicho, nuestro presupuesto era limitado. Por eso teníamos que volar con Ryanair. Concretamente, en el vuelo de las 6:30.
-Tenemos que levantarnos a las 4.
-¿A las cuatrooo?
-Para coger el autobús.
-¿Es que no hay más autobuses?
-Ya sabes cómo son mis hermanos: quieren estar en la puerta de Dinópolis antes de que abran.
-Bueno -suspiró ZaraJota™-, al menos saldrá barato.
-Sí, sí. Eso sí. Solo son 300 euros por cabeza.
-¿600 EUROS? ¿POR UN FIN DE SEMANA EN TERUEL? ¿EN AUTOBÚS? ¿COMPARTIENDO HABITACIÓN? ¿LEVANTÁNDONOS A LAS 4 DE LA MAÑANA? ¿Y SIN SEXO? ¿PARA VER EL P*T* DINÓPOLIS?
-Ya sabes cómo son mis hermanos...
-¡IMBÉCILES! ¡TODOS IMBÉCILES!
Bueno, sí, eso también.









No digo que continuará porque tengo que coger un avión y no quiero ser gafe.

17 junio 2014

Canciones para Bebé-chan cuando sus papás no están

Que se ve que hay gente que no tiene twitter y no se entera de lo que pongo ahí.


-Me tenéis que enseñar las canciones que le gustan a Bebé-chan para que se las cante cuando se quede en mi casa -dijo mi madre.
-Vale, hacemos un vídeo y te lo mandamos por mensaje.
-Uf -dijo ZaraJota™-, eso va a pesar mucho para que lo mandemos por mensaje.
-Pues lo hacemos con los Lorzañecos y lo subimos a youtube -propuse.
No me acordaba entonces de que una de los Lorzañecos había perdido un ojo. Literalmente. Tuve que buscar otro, pero no los encontré del mismo tamaño.
-No pasa nada -dije-, quito el que tiene y pongo dos nuevos.
Ja.
No hay manera de quitar ese ojo. Está pegao como si le fuera la vida en ello,
-Vamos a tener que encontrar otra solución -le dije a ZaraJota™.
Y esta es la solución que encontramos:




Y ahora las letras para que hagáis la versión karaoke en casa:

Soy el pony Penny,
soy el pony Penny,
soy el pony Penny
y tú no lo eres

El pony Penny nos lo regalaron mis primas.
La canción no tengo ni idea de dónde ha salido, probablemente de algún golpe en la cabeza que me di de pequeña.

*
Five little monkeys
Jumping on the bed
One fell off
and bumped his head
Mama call the doctor
And the doctor said
"No more monkeys
Jumping on the bed!"

Luego sigue con "four little monkeys...", "three little monkeys" y así hasta que no queda ninguno. Es un poco sádica, la cancioncilla.
Nosotros la aprendimos con Agnitus. A Bebé-chan le encanta: es la única coreografía que se digna a hacer completa.

*
La Abeja Pelleja te toca la nariz
te toca la nariz
te toca la nariz
La Mariposa Golosa te toca la nariz
te toca la nariz
te toca la nariz
La Libélula Crédula te toca la nariz
te toca la nariz
te toca la nariz
La Araña Ramón te toca la nariz
te toca la nariz
te toca la nariz
La Flor Amor te toca la nariz
te toca la nariz
te toca la nariz

La historia de esta canción la conté en su día aquí.

*
Twinkle twinkle
little Star
how I wonder
what you are
up above the word
so high
like a diamond in the sky
twinkle twinkle
little Star
how I wonder
what you are

A Bebé-chan le costó mucho arrancar a hablar, probablemente porque en casa lo mismo oye castellano, que inglés, que gilipolleces y así no hay manera. En algún momento de la nebulosa temporal del embarazo había leído que algunos padres se apañan para comunicarse con los niños mediante signos, y nos compramos My First Signs, de Annie Kubler. Bebé-chan aprendió muy rápido a decir "hambre" y "biberón", mientras que mostró menos interés por "dormir" o "limpiar". Después empezamos a practicar Twinkle twinkle. A la nena le encanta hacer el símbolo del diamante: no se puede negar que sabe lo que quiere.

*
Es nuestro amigo Pato
el más molón que hay
mamá lo quiere mucho
porque él es el más guay
laralará
laralará
lara lará
la la lará lara la

No estoy muy segura, creo que la canción es de un capítulo de Pocoyó.
La marioneta la regalaban con un libro infantil. No estoy segura porque a mí me llegó solo la marioneta, sin libro. A lo mejor debería hacerle una radiografía al dichoso pato.

*
Cargol treu banya
puja a la muntanya
cargol treu vi
puja al muntanyí
Cargol treu banya
puja a la muntanya
cargol bové
jo també vindré

Esta es por si con el castellano, el inglés y la lengua de signos Bebé-chan no tuviera suficiente.

*
Tu mamá te quiere
tu mamá te adora
tu mamá te quiere
tu mamá te adora
tu mamá te quiere
tu mamá te adora
tu mamá te quiere y te adora
Tu mamá te quiere mil
tu mamá te quiere mil
tu mamá te quiere mil
tu mamá te quiere mil
Tu papá te quiere
tu papá te adora...
Y así seguimos con el resto de la familia hasta que Bebé-chan se duerme.
Cuando Bebé-chan tiene mala noche llega un momento en el que se nos acaba la parentela; no pasa nada, el mundo está lleno de gente, por ejemplo:
El vecino del 1° A te quiere
El vecino del 1° A te adora...
La música es una versión de it's a small world.

*
El bebé es pequeño
tiene mucho sueño
y un grillo de la suerte
que ni trae suerte ni nada
*
Tu collar de perlas
toma en prenda noble
y un grillo de la suerte
que ni da suerte ni nada
Estas son versiones muy, pero que muy libres de esto.