04 diciembre 2017

Diente por diente, 2

Previously in Lorz...
Chupito.


La dentista nos dijo que no podía atender a Bebé-kun y nos remitió a una clínica que según ella atendía este tipo de casos.
En la clínica nos dijeron que sí, que claro, pero que necesitábamos un volante de nuestro pediatra.
El pediatra se negó.
-Este niño no tiene caries.
-¿Y ese agujero negro y enorme que se abre en la muela como el vórtice hacia el abismo qué es?
-Un portal interdimensional.
-Ya.
-¿Pero no ves lo feliz que está? -nos dijo la pediatra por enésima vez en la vida de Bebé-kun-. Si un niño está contento es que está sano.
Claro, porque todo el mundo sabe que los niños con cáncer o enfermedades crónicas no se ríen nunca, sino que están todo el día amoinados para que se les note bien y dar pena.
-Bueno, ¿nos puede dar el volante para la clínica y nos aseguramos?
-No. Pero si vas a mostrador y pides cita para el dentista yo no te lo puedo impedir.
Pedimos cita.
Dos semanas más tarde llegué al dentista y me senté en la sala de espera, y Bebé-kun me vio sentada y lo interpretó como una batseñal para enchufarse a la teta.
El dentista salió para llamarnos, me vio con la teta al viento y se le puso esa mueca de tetofóbico que las madres lactantes vemos tanto.
No es pudor. No es asco. Es un "le voy a decir a esta cuatro verdades que se va a enterar".
El dentista inspeccionó a Bebé-kun sin mucho interés.
-Pues sí, tiene alguna caries.
-Ya.
-Eso es porque le das el pecho.
-¿Perdón?
-A partir del año no se les puede dar el pecho porque les provoca caries.
Además es así, automático: como le des teta a las 00:01 del día de su primer cumpleaños ya está j*d*d* para siempre. 
-¿PERDÓN?
-La leche materna tiene mucha azúcar, por eso es mejor quitársela cuanto antes.
Claro. Claaaro.
-¿Y qué podemos hacer?
-A mí no me pregunte, yo aquí no atiendo estos casos.
-¿Y no me puede al menos hacer un informe, una nota, lo que sea, para el pediatra? ¿Diciendo que SÍ tiene caries?
-Te puedo dar el nombre de un colutorio con flúor apuntado en un post-it.
-Tendrá que valer.
Salí y llamé a la clínica.
-Pues es que si no tienes una nota del pediatra no te podemos atender.
-¡Es que el pediatra se niega!
-¿Y el especialista que lo lleva?
-¿Que le lleva el qué?
-La discapacidad.
-Eh... mi hijo no tiene ninguna discapacidad.
-Ah, es que aquí tratamos a niños con discapacidad.
-Pero... Ha sido mi dentista el que me mandó aquí... Hemos hablado por teléfono media docena de veces... Llevo un mes intentando conseguir el volante del pediatra...
-Tendría que habernos dicho antes que el niño no tiene ninguna discapacidad.
Cómo no se me habrá ocurrido a mí.


Continuará...

11 comentarios:

viñu dijo...

¿Y como llevas el destete? ¿Hay algún avance?

pseudosocióloga dijo...

No doy crédito...madredelamorhermoso.

Olga Arg dijo...

A mi me obligaron a empastarle 4 muelas de leche, eso sí pagando, a los 2 meses se le cayeron. Cuando volví y le tiré las 4 muelas encima de la mesa y me explaye cantándole las 40 no le hizo mucha gracia.

Necio Hutopo dijo...

La atención pediátrica a la que te someten es de denuncia por negligencia cuando menos...

maria dijo...

Madre mía, cuanto más te leo más me gusta mi pediatra 😥, besazos

Ariadna dijo...

Hola! Soy Sara nos conocimos el jueves. A pesar de lo desesperante del contenido me ha encantado cómo los relatas. Ánimo, los profesionales sanitarios son un gremio cruel.

La bruja Pili dijo...

Lorz, ahora si me quede así como, no la jod... se pasan, es que se pasan, yo la verdad cuando me enojo parece que voy a golpear, pero entre la cara de tetofobico (me encanta tu palabra) lo del pos it y lo de la clínica, pues me dan ganas de abrazarte y acompañarte a las consultas.

Genín dijo...

¿Y no te cagaste en todo lo que se menea?
Luego se quejan y además se sorprenden, de como van proliferando los ataques a base de tortazos de sufridos in-pacientes al personal sanitario, no es que yo haga apología de ello pero si que lo comprendo...
Besos y salud

Alejandra dijo...

Has probado con ir a Atención al paciente?. Una vez conseguí a través de ellos,que ingresaran a un hermano mío que no le correspondía ese hospital pero era el que más interesaba por la enfermedad que tenía. Suelen ser gente maja, eso sí, si hay que llorar se llora.

Anónimo dijo...

Yo le doy teta al mío de 4,5 años. No tiene ni una caries.
Qué lástima de profesionales sanitarios...
Vete a Irene Iglesias Rubio, pasa consulta en Madrid, no te dirá la sarta de estupideces que has oído de éste.

Maribel dijo...

Me he quedao muelta... los bebés pueden tener caries? Estoy flipando, vamos...