27 mayo 2018

Feria del libro 2018

Me adelanto a mí misma para deciros que este año la Feria del Libro de Madrid le ha dado un especial protagonismo a las mujeres, no solo por el preciosísimo cartel de Paula Bonet...

...sino también porque incluye en su programación tres charlas de las Mujeres del Libro...


 ...cuyo cartel, casualmente, también es de Paula Bonet.
Las entrada a las charlas es no solo libre, sino muy recomendable. Tenéis el programa aquí. Yo intentaré ir como público a todas y, quién sabe, quizá incluso me atreva a hablar en alguna.

Y ya que estamos con los libros y demás, iba a recuperar un hilo, pero mejor os cuento otra cosa.
Aunque no lo parezca, soy tímida patológica.
Muy, muy tímida.
Y muy patológica.
Sobre todo lo segundo.
Cuando era pequeña me daba pánico salir sola a la calle porque, ¿y si me encontraba a alguien y tenía que saludar?
EL HORROR.
Ahora no me pasa tanto porque no veo casi nada a media distancia así que ya pueden saludarme los demás, porque lo que es yo no les voy a ver.
Pero sigo siendo muy tímida.
Siempre hago bromas con que soy asocial, pero no es verdad.
A mí me gusta la gente y relacionarme con la gente.
Es solo que no sé cómo.
Siempre pienso que estoy haciendo algo incorrecto, o diciendo tonterías, y me pongo nerviosa y digo más tonterías y me pongo más nerviosa y digo más tonterías, y al final me voy pensando que soy estúpida y que he quedado como una estúpida, y todo el mundo se ha dado cuenta, y que mejor me escondo en un agujero bien profundo y no salgo más.
Y creo que no soy la única a la que le pasa, ¿por qué tienen las redes sociales tanto éxito, si no?
Para los infraseres como yo, que somos legión, entrar en una librería, o en cualquier pequeño comercio, ya que estamos, es un reto. Preferimos las grandes superficies, donde podemos mezclarnos con la multitud y pasar inadvertidos, sin que nadie nos observe. O, mejor aún, comprar por internet, y no porque sea más cómodo o más barato: es porque no tenemos que interactuar con nadie.
¡Menos oportunidades de incomodidad social!
Quizá por eso (por lo de estar loca y tal) me gusta tanto la Feria del Libro.
Me puedo mezclar con la muchedumbre, como si estuviera en una gran superficie, pero al mismo tiempo tengo acceso a muchísimas librerías, casi todas las que quiera, con una interacción mínima.
Y los libros están ahí, por cientos, caseta por caseta, y todo el mundo entiende que los toques y les des vueltas y curiosees, y encima si te da por comprártelos te hacen un descuento.
Y es en el Retiro, y es primavera, y no se me ocurre un lugar más genial en el que estar.





¿Te ha gustado? Ayúdame a seguir escribiendo.



5 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Pues me parece que ya tienes planes para los próximos días...

Perdida en la red dijo...

Qué suerte! .....a mi me toca esperar hasta octubrepara mi feria del libro 📚 que me encanta, aunque sea en otoño 😉

Genín dijo...

Pues por lo menos te pasas cuarenta pueblos con esa timidez... :)
Besos y salud

Maribel dijo...

Bueno, eso no es ser tímida, es ser asocial patológica, perdona... jajajaja!!!

Yo hasta los 18 años era igual o peor, pero me puse a trabajar en un supermercado y se me quitó la asocialidad a hostias. A hostias bien gordas, como panes...

He estado en Madrid el fin de semana pasado y estaban montando la Feria. Suerte que no coincidió con mi visita porque no fui a pasarme horas mirando libros, si no a ver a mis amigos y seguir con mi plan imposible de ver todas las obras de El Prado.

Besos!!!

Patricia Tablado dijo...

¡Pero qué dices de no ver a la gente! Si casi me choco contigo e iba tan empanada que si no me saludas no te veo y eso que eres de mi tamaño casi :D

La Feria del Libro es guay y me encanta ir al menos una tarde todos los años. Yo creo que ahora deberías hacer un post contando libros que recomiendas :P