29 febrero 2008

En la ventanilla

Hace unos días por fin por fin salió la convocatoria de las oposiciones para las que Florecilla del Campo y yo estamos, ejem, estudiando, y decidimos ir a echar los papeles, a pesar de que por lo que nos han comentado nuestras posibilidades de conseguir una plaza son del 0.08 %.

Supongo que para media plaza las posibilidades son del 0.16%, un cuarto de plaza 0.32%, y así sucesivamente.

Después de leernos la convocatoria unas quince veces y descubrir que no nos enterábamos de nada, optamos por ir a una de las oficinas directamente y que nos lo explicaran.
En la oficina había mucha cola y nosotras nos pusimos al final sin preguntar ni nada.
Cuando me mudé a Madrid yo pensaba que eso de ver una cola y ponerse era una extraña enfermedad genética y hereditaria que tenían los madrileños, pero después de diez años aquí me he dado cuenta de que no, que debe ser algo que le echan al agua, porque ahora yo también lo hago.
Total, que allí estábamos Florecilla y yo, con cara de circunstancias mientras esperábamos turno, cuando una funcionaria muy amable* nos preguntó qué queríamos, y cuando le dijimos que preguntar un par de cosillas nos dijo que esa cola era para otras cuestiones que no vienen al caso y que podíamos pasar directamente a la ventanilla de "información".
Florecilla y yo nos frotamos las patitas de felicidad, porque en esa ventanilla sólo esperaban turno un par de personas, y apenas tuvimos que esperar para hacer nuestras preguntas:
-Hola, hemos dado clases particulares y queremos saber que documentación necesitamos para demostrarlo.
-Esa información está en la convocatoria.
-Es que lo hemos buscado y no lo encontramos.
-Pues está ahí. Leed la convocatoria.
-De verdad, lo hemos leído varias veces y no hemos sido capaces de encontrarlo, si pudiera ayudarnos...
-¿No lo habeis encontrado? A ver -la señorita empezó a rebuscar entre las fotocopias, encontró la página correcta y nos la mostró-. Está aquí.
-Vale, ¿nos podría decir que es lo que hace falta?
-Leedlo vosotras, está en la convocatoria.
Florecilla y yo estábamos alucinando pepinillos. Vale, que sí, que estaba en la convocatoria, pero la convocatoria estaba en casa, lejos, y esa era la ventanilla de "información", jo.
-Lo hemos leído y no hemos sido capaces de entenderlo, ¿le importaría explicarnos qué tenemos que hacer?
-Es muy fácil -dijo la funcionaria, y Florecilla y yo contuvimos la respiración pensando que por fin íbamos a descubrirlo -. Tenéis que leer la convocatoria y seguir las instrucciones.

Empiezo a pensar que mis posibilidades reales de aprobar son del 0.01 %.





*Dentro de los parámetros que el cuerpo de funcionarios permite.

19 comentarios:

Lilith dijo...

Llevo poco tiempo leyendo tu blog, y gracias...de verdad, me encanta la forma que tienes de encontrar el humor en las cosas cotidianas (ya me supongo que a ti ni puta gracia lo de la ventanilla de información!! jeje :P)
Animo con la convocatoria...no os rindáis florecilla y tu por culpa de una funcionara borde y amargada...¡¡mucha suerte!!

Ephedro dijo...

Tenéis que pensar en el lado positivo.
Aprobar unas opos significa pasar a ser uno de esos seres que pueden actuar de la siguiente manera:
- Doña Lorza [porque los niños te van a llamar así, lo sabes], ¿cómo se hace esto?
- Lo puedes consultar en el libro, Jaimito.
Y quedarse tan pancha ¿no?.

querida_enemiga dijo...

Qué cabrona la tía.

Ah no... que era una funcionaria...

Pues de qué te quejas. Si tienes suerte tú también podrás trabajar con tanto ímpetu, querida. (Y si yo tengo suerte también, que estoy en lo mismo).

Mikhon dijo...

Yo creo que uno de los requisitos para funcionario es ser borde, eso y ser capaz de desayunar unas 5 veces al dia (que para eso hay que tener estomago).
No se porque estan tan apaticos, como si les molestases, cuando su trabajo es ayudarte y para eso les pagan, no?
En fin, suerte con las opos.

Elena dijo...

Los funcionarios son asín..
Mi señora cuñada, que también es de esa especie, un día nos contón, ella tan orgullosa, que una vez había ido un tipo al registro de su consejería, donde ella tiene la suerte de "Trabajar" y dice que como el tío se puso un poco tonto, pues que cuando se fue su expediente lo tiró a la basura, y se quedón tan ancha, que sus parece???

Lorzapadre dijo...

Es facil, preguntarselo a Dª Espe y le decis que si no os lo explica votais a ZP en vez de la "Niña" del exorcista Mariano, con un poco de suerte alguien lo encuentra en la convocatoria.
Y yo que ahora tengo 5 entre cursos y otras cosas no me presento......

Lorzamadre no me deja....

Lucía dijo...

Parece mentira que esta señora se presentara a oposiciones algún día y ya no lo recuerde.

La verdad es que ese tipo de documentos creo que son la primera prueba de las oposiciones (descifrarlos me refiero).

Saludos

Irene Jansen dijo...

A veces es más fácil aprobar el examen que apuntarse a la convocatoria...

Ruth dijo...

Es que te has equivocado de cabo a rabo: lo que tienes que estudiar no es el temario de las oposiciones, sino la convocatoria. ¡Que no os enteráis, hombre! ;-)

el Bizarro dijo...

Si tomamos esa base d medida para la amabilidad...
Soy la persona maaaaaas amable d este mundo, deberian ponerme en el santoral x eso.

Chache dijo...

No la ENTendeis, pobrecilla. Es obvio.

LA FUNCIONARIA TAMPOCO LO SABÍA. Pero no iba a reconocerlo, eso está claro.

ZaraJota dijo...

Pset...
Quien dice que los funcionarios son bordes es porque no conoce a las cajeras del Dia...

EFE dijo...

Yo llevo ya tres oposiciones sin leer la convocatoria.

Pero ya estoy harto de que se rían de mí cuando pregunto cuántas bolitas puedo sacar del saco, esta vez voy a informarme bien.

...

¿Dónde dices que te dan esa convocatoria? ¿Hay que leer mucho?

Urui dijo...

Jo, por una que se pone borde ya estamos todos en el saco.

Supongo que ya habrás encontrado la lista de documentación a presentar pero por si acaso: ¿Hay alguna web donde esté colgada la convocatoria o me la puedes envíar al correo (a urui.van.nexus@gmail.com)? Te lo miro esta misma tarde.

Necio Hutopo dijo...

mmm... Suerte?

Tamaruca dijo...

Jo, esto es como matricularse en la UNED: si logras no equivocarte en niguna rayica, te dan la diplomatura directamente.

Hal Jordan dijo...

De todas formas, no sé por qué tanta molestia, con tan pocas (o ninguna, ejem)posibilidades...pero vaya, ánimo!

Poneos en su lugar: una pobre funcionaria que debe atender a personas que no saben leer ni encontrar las cosas...da un poco de pena.

Steloide dijo...

Hay funcionarios majos, pero mninguno trabaja en Información, a veces tienes suerte y están supliendo a un compañero que, como buen funcionario, está "de moscosos".
Supongo que serán oposiciones a secundaria, lo mejro es que llames a educación porque en Información no se leen todas las bases de convocatoria porque "son iguales"
Como consejo busca además las bases generales y las específicas de tu convocatoria que no es la convocatoria en sí, ahí tendrás más datos sobre ése y otros aspectos.
Suerte Y ESTUDIA.

Anónimo dijo...

supongo que el ser capaz de interpretar las bases de la convocatoria será la primera criba selección.
Si no se es capaz de asimilar un texto en lenguaje administrativo mal vamos