05 marzo 2007

Sola en casa

Este se lo dedico a la bocazas que le ha dado la dirección de mi blog a quien no debía.
¡Dije que le podías dar mi dirección de correo, no que desvelaras mi identidad secreta, que empiezo a parecer Spiderman!
También se lo dedico a mi prima segunda. Ya que estás, bienvenida; confío en tu discreción.
Por cierto: es traductora de las de verdad, por si alguien necesita una.




Igual que en los medicamentos pone "mantener fuera del alcance de los niños" en las recetas de cocina deberían poner "mantener fuera del alcance de Lorz", que luego pasa lo que pasa.
La culpa no es mía, es de Tita A., que se empeñó en enseñarme a hacer su receta especial.
-Venga, Lorz -decía-, si es superfácil, es imposible que salga mal.
-¿Te apuestas tu piso? -contesté yo, y ella no aceptó así que muy claro no lo debía tener.
El caso este fin de semana mis padres han estado de viaje y mis pobres hermanitos y yo hemos tenido que sobrevivir con nuestros propios medios.
Pero todo tiene un lado bueno: por fin podría demostrar al mundo que sé hacer algo más que macarrones.
Todo iba a salir bien: sólo tenía que seguir la receta paso a paso.

Paso 1:
Poner al fuego una orsita (perola) con dos dedos de aceite.
Hecho.

Paso 2:
Picar una cebolla en trocitos muy pequeños.
Um... ¿Se le quita la piel? Bueno, mejor que sobre que no que falte.

Paso 3:
Cuando el aceite esté caliente echar la cebolla y dejarla a fuego medio hasta que se dore.
Hecho. Esto está controlado, así que mientras se dora la cebolla voy a freir las patatas en la freidora.
Lo que yo no sabía es que Hermano Pequeño se la había dejado encendida desde aproximadamente dos horas antes.
En cuanto eché las patatas el aceite empezó a bullir, gorgotear y burbujear y acabó desbordando y esparciéndose por toda la cocina.
Eso sí, las patatas se hicieron instantáneamente.
Estaba restañando (jo, me encanta esta palabra, todo esto es sólo una excusa para usarla) el aceite con papel absorbente cuando empezó a oler a quemado.
La cebolla, que llevaba tanto tiempo al fuego que estaba parcialmente carbonizada por todas partes.
Jo.
Intenté despegarla del fondo, pero cuando estaba rascando con la cuchara de madera empecé a sentir un calor intenso en la mano con la que sujetaba la orsita (cacerola).
Que raro, pensé, si me he preocupado de agarrarla con un paño de cocina y todo para no quemarme.
Entonces miré y vi que lo que tenía en la mano no era un paño, sino uno de los papeles empachuchados en aceite, y que lo había acercado mucho al fuego y estaba ardiendo.
Lo primero que pensé fue en echarle agua, pero una vez hice un Curso de Prevención de Riesgos Laborales y decían que en los fuegos con grasa nunca hay que usar agua, así que en vez de eso empecé a correr por la cocina agitando los brazos y gritando.
Con eso sólo conseguí que se avivara el fuego, así que abrí el grifo y metí aquello debajo del chorro de agua (la caliente, encima), y se apagó, y llegué a la conclusión de que los Cursos de Prevención de Riesgos Laborales son una caca de la vaca Paca.
Entretanto había llegado el momento del paso 4.

Paso 4:
Cortar el pollo en trozos y echarlo en la orsita (una cosa de cocinar, hombreyá) junto con un puñao de sal, ajo y perejil muy muy picaditos.
Vale, esto es fácil.

Paso 5:
Cuando el pollo esté doradito, añadir una cerveza.
Esto es coña, ¿no?
A ver, ¿una cerveza cómo?
¿De medio, de 33, de 25 cl., con alcohol, sin alcohol?
Bueno venga, le echo una de lata, pero sólo porque mi mamá no me deja jugar con el abridor.

Paso 6
Tapar y dejar cocer a fuego medio hasta que tenga un aspecto comestible.
¡Casi está!
Le dejo a fuego medio y me voy a ver la tele, pero de pronto empiezo a oler a quemado.
Bueno, llevaba oliendo a quemado desde el Paso 3, pero ahora olía más a quemado.
Abrí el grifo (mejor prevenir que curar) y me acerqué a la perola.
Me di cuenta de lo que pasaba de inmediato.
Resulta que si pones la ruedecita de la cocina señalando a la mitad no es "fuego medio", sino "fuego máximo", y se ve que el pollo no es ignífugo.
Jo.
Bueno.
Estooo...
¿Pizza?

29 comentarios:

ePhedro dijo...

A decir verdad, te tengo que dar una esrie de lecciones básicas de por-qué-la-cocina-es-un-arte y cómo aprenderlo en tres temas básicos:
1.- la tele, esa enemiga de la cocción correcta
2.- los Hermanos, cómo saber si están (y han estado) lo suficientemente lejos
3.- las maravillas de los servicios a domicilio, cómo invertir bien tu dinero, ganar tiempo y ahorrarse disgustos
Con amor, desde la ciudad con un pirulo gordo.

P

Necio Hutopo dijo...

pizza... gracias

Ulex Ryu dijo...

Me has convencido.

La próxima vez que te quedes sola me avisas, y te hago yo la comida.

Todo sea por evitar un incendio. O una muerte. O que churrusques la comida.

EmeA dijo...

Unos pocos años más y evolucionarás hasta mi modo de vida: el de no tener aceite ni sartén en casa

Blanco Humano dijo...

Si es que hay que empezar poco a poco.
Paso uno: el sandwich de paté.
Paso dos: entremeses variados (requiere el uso de cuchillo).
Paso tres: pasta con salsa de bote (o porqué tratar de hacer algo si ya lo hace alguien mejor que tú)
Cuando ya se dominan estos pasos se puede pasar al
Paso cuatro: frituras (Cuando se consigue no quemar las cosas se descubre que cualquier cosa frita es comestible)
Y de ahí al
Paso cinco: acciones simultaneas (freir dos cosas a la vez, cocinar y ver la tele...)

Anónimo dijo...

DIOS BENDIGA LA COMIDA PRECOCINADA!!!!!


NOCHNOI DOZOR.


PD. LORZ, SIGO SIN ESTAR EN EL LISTADO DE ESTRELLAS INVITADAS........DIME AL MENOS QUE NO ME VAS A PONER...JO.

Tako dijo...

Pos yo cocina, que me defiendo. Además tengo que estrenar el delantal que me han regalado.

_Xisca_ dijo...

Lo mejor es volver cada cinco minutos a remover, diga lo que diga la receta!!

EFE dijo...

Yo estoy pensando en comprarme un piso, quitarle la cocina y comer todos los días tapitas en el bar de la esquina.

Jo, lo malo iba a ser el llanto desesperado de Jona cuando viniese a visit... Ah, no.

PS: En Sevilla SIEMPRE hay un bar en la esquina, claro.

Jónatan dijo...

Ahm...

Cocinar es fácil.

Hasta un mono silvestre puede hacerlo.

Pero esto explica los libros de cocina: Abrir una lata y echar en un recipiente...

El Pollo a la cerveza no está ni entre lo más difícil.

Aunque no entiendo que no incluya ajo la receta.

en mi caso habría preprado un sofrito con ajo picado y cebolla a fuego lento en aceite abundante. Cuando estuvieran dorados habría retirado con una espumadera y subido a fuego medio para usar el mismo aceite en la fritura de los trozos de pollo. Según se fueran dorando los hubiera puesto en un escurridor con papel de cocina y un plato debajo. Una vez todos fritos habría sacado una cazuela en la que colocaría los trozos de pollo (quizá un par de cucharadas del aceite del principio) más la cebolla y el ajo, quizá incluso algo de perejil. Tras darle un par de vueltas a fuego lento añadiría la cerveza (aproximadamente dos vasos) y un vaso de agua, removido, añadido sal y dejando que se cocinara durante 25/30 minutos con intervalos de 5 para remover.

Lo que pasa es que a mí el Pollo a la Cerveza no me va mucho, prefiero el Pollo al Ajillo con diferencia.

Por otra parte, para cocinar hay que tener ganas de aprender. Quedarse en la cocina, preguntar, ayudar... En el hipotético caso de que alguien preparara una cena con entrantes, plato pincipal y postres huir al salón hace que luego pasen... cosas...

Efe, tú no cuentas, estás sólo un peldaño por arriba de "Freir cosas" y "Untar en pan".

lorzagirl dijo...

Ephedro, te falta una:
5.-La llamadas de teléfono: el enemigo en casa.

Hutopo, lo comprendo perfectamente.

Ulex, te tomo la palabra! Mis padres amenazan con irse al pueblo cada 15 días, así que ve despejando la agenda.

Emea, sartén si había, no?

Blanco Humano, llevo unos 10 años en el paso 4. Jo. ¿Hay límite de convocatorias?

Anónimo, ya estás.

Tako, te pondrás algo más que el delantal, no? porque conozco uno que con el delantal le sobra.

Xisca, ¿cada cinco minutos? Jo. Cocinar es muy cansado.

Efe, algo bueno tenía que tener Sevilla, ¿no? y por fin lo hemos descubierto.

Jona, no dudo que tú lo habrías hecho infinitamente mejor. Recuerda que, como dijo alguien a quien apenas guardo rencor, soy la chica que se esfuerza mucho y nunca consigue nada.

poo dijo...

JO LORZA, CREO QUE VAS A SER PEOR QUE YO, QUE YA TIENE MÉRITO, CREO QUE LA CEBOLLA TIENE QUE SER SIN PIEL, LO BUSCO EN GOOGLE Y RE LO DIGO..... :P

Tako dijo...

Pues.... depende, Lorz... depende.

Lorzamadre dijo...

Al ir a usar la fregona he decubierto que rezuma un líquido grasiento. Lorz, ¿tiene algo que ver con tu receta?.

E. Martin dijo...

Sólo un detallito: se te ha olvidado escribir "Paso 6" antes de la última linea.

Y no todo en la vida son macarrones, mujer. ¡También están los tortellinis!

Rana dijo...

Lorzamadre, si no tiene que ver con esa receta será del intento de tortitas que simuló, con mayor o menor éxito, Lorza al día siguiente. Y si encuentras restos de huevos por la cocina, que sepas que no fue mi culpa, sino la de Hermano Mediano, que me dio un plato sin la profundidad mínima recomendada por la Asociación Europea de Cocina para Torpes a la que pertenezco desde hace años.

ZaraJota dijo...

Eh,rana! Pero el huevo revuelto que comimos en su casa no se quemó!!

Achab dijo...

Jo. Pues con mucha mayonesa lo mismo se puede comer.

Crystal dijo...

La solución al sexto paso está clara: pásate a la vitrocerámica. Desde que vi ese capítulo de Barrio Sésamo que me enseñaba los números del 1 al 6, mi vida se ha simplificado enormemente.

Ehmm... sí, fuego medio es el 3, y por el bien de la humanidad te recomendaría nunca pasar del 5 al cocinar ;)

Gawen dijo...

Jo, Lorz, ha sido la mejor receta de cocina que he leido en mucho tiempo.

Si no te importa, te la cojo prestada para cuando me independice. Eso si, sin los olores a requemado. Sé que no será lo mismo, pero ya te contaré como queda.

akind dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
akind dijo...

RaNa, tu querías un "plato chungo" © y te di un plato chungo, si me hubieses pedido un "plato apropiado" © te habría dado el plato apropiado.

neblina dijo...

La culpa la tienen los diseñadores de las vitrocerámicas, es que no se como no se dan cuenta!

Lorz, viva el tele-chino!

Rana dijo...

Zarajota, eso es porque llevaba mi sello, era imposible que se quemase! era inmune al fuego!!

Akind, no sabía que el "plato chungo" © era tan chungo!! >_<

Sheena dijo...

eh, a mi me encanta cocinar ¡pero no tengo tiempo! asi que tirar de sopas de sobre, filetes a la plancha y ensaladas de canónigos no es taaaaan grave.
¿habéis descubierto las pastas frescas? cocer tres a cinco minutos en agua abundante, un poco de mantequilla, mezclar con una salsa fresca ya preparada que te venden al lado de donde están las pastas frescas y listo!.
besukis!

Gato dijo...

Jajajaj! Me ha encantado ése momento en el que racionalizas. Agua en fuegos con aceite no se puede usar, así que paso al plan B: correr agitando los brazos y gritando. Por poco no me pillan riéndome.

Esteee; yo anoche estaba haciendo una salsa, toda curradita, como un cuarto de hora o veinte minutos. La Perli y yo chinchorreabamos en la cocina, y yo miraba el cazo de lejos, fumando y con mi cervecita, sentada en la mesa de la cocina. La Perli pensó que la salsa se había caramelizado. Hay que quitarle a la palabra caramelizado el nombre de la francesa ésa que estaba loca y mandaba un enano de jardín a recorrer mundo y cambiarlo por la pareja de Clyde.
Boni, Car-boni-zado.

Así que sin ver la tele, delante de nuestras narices, se quemó una salsa y tuvimos que improvisar otra en cinco minutos. No te sientas mal...

Anónimo dijo...

A parte de la receta...(parece deliciosa Lorz... ejem...), existen traductoras de mentira?? me pregunto...

Gatasombra dijo...

A ver si a la de tres. Si sale repe el comentario sírvase borrarlo, que mira que dejo pasar rato y recargo y esto no va :_

Jona, usted es de los míos en estas cosas! Yo pensaba que cualquiera, puesto en situación de pasar la suficiente hambre, aprendía a manejarse con los fogones...vamos, yo aprendí.
Y las ollas rápidas son Dios, pero ese es otro tema.

Lorz: asdfghjk.Si se te quema algo NO rasques; salva lo que puedas SIN rascar, con una cuchara, trasvásalo de cacerola y pon el quemado en remojo.

Sheena dijo...

Ey! de aquí podemos sacar unos "consejos para cocineros torpes" o "comer con una gamba, una sopa de sobre y un diente de ajo: sano, fácil y barato" (nos lo publicaría alguien?, no es que nos vayamos a forrar pero nos reiríamos un montón)
besukis!