31 julio 2017

La cocina del infierno, parte 7

Previously in Lorz...
No tengo edaaaaaaad
No tengo edaaaaaaaaaaaaad...

Bueno, pues después de dejar a los niños en sus respectivas instituciones me volví a casa a esperar al electricista, que por lo general trabaja solo, pero se vino con un par de colegas para que le ayudaran a mover cosas y eso porque debió pensar que si tenía que contar conmigo lo llevaba claro.
Yo les dije que tenía que trabajar, que es lo mismo que le digo a Nena-chan cuando me voy a actualizar el blog y el día que descubra que en realidad me vengo a aquí a blogger a hacer el chorra ya verás el trauma, y me escondí en la habitación con el ordenador.
-¡Pero avisadme cuando vayáis a cortar la luz para que guarde antes!
-Claro, claro.
Pues adivinad qué.
Después de que me cortaran la luz un par de veces dejándome con el documento sin guardar empecé a medio pegar la oreja, y en una de estas se ponen a hablar de que la instalación está hecha una mierda (sorpresón) que van a tardar más de lo que esperaban, que ni de coña terminan antes de comer y que mira las horas que son.
Y va el jefe y les dice:
-¿Qué hacemos? ¿Nos vamos a comer y volvemos después hasta que acabemos o seguimos del tirón y comemos después?
-Es que... -dijo uno de los señores- es el último día de guardería de mi niña y quería ir a buscarla yo.
Y me dio como mucha cosita, porque ir a recoger a los niños del colegio es como lo mejor que hay en el mundo mundial, porque te miran como si te quisieran y se alegraran de verte, y además me parecía supertierno que fuera un papá, porque por lo general a la salida del cole ves a más mamás y además las hormonas de la teta me están volviéndo loca, ¿vale? Que hay que decirlo todo.
-Bueno, pues no te preocupes, que ya me ocupo yo.
Estuvieron trabajando un rato más y a las tres o así fui convocada a su presencia y me encontré la cocina hecha un caos, cables colgando, enchufes sin poner... Pesadilla en la cocina. Pero de verdad.

(Testimonio gráfico)

-Señora, lo vamos a dejar aquí por hoy.
-Pero esto está sin terminar... -digo yo, que soy muy de recalcar lo evidente.
-Ya, pero es que verá, me faltan piezas, no tengo herramientas, es mejor que venga otro día... No le importa, ¿verdad?
Y ahora con qué cara le digo yo que sí.

Continuará...


4 comentarios:

viñu dijo...

¿Así que al menos habrá cocina del infierno 8?

Unknown dijo...

Pues yo le contesto con una exclamación, ¡Como no me va a importar, hostia!
Bueno, en tu caso lo de hostia quizá sobre... :)
Besos y salud

Unknown dijo...

Anda, mira que majos estos de Google, ahora dicen que soy desconocido, soy Genín, que se sepa... :)
Besos y salud

Necio Hutopo dijo...

Pues sí que la has pasado chunga con todo esto...