14 mayo 2016

La siesta de los sábados

-Mamá, ¿qué hases en la cama?
-Voy a dormir la siesta.
-¡Jaja! ¡Nooooo! ¡De día no se duerme!
¿Y de noche sí? ¿Desde cuándo?
-Hoy mamá está un poco cansada y quiere descansar un poquito ahora que el hermanito está dormido.
¡Diez minutos! ¡Cinco! ¡Un minuto. ¡Dejando un ojo abierto! ¡Lo que sea!
-¡Yo también quiero descansar con mamá!
-Espera, espera, deja de saltar en la cama... Mira, mamá descansa SOLITA diez minutos y luego descansa contigo. ¿Vale?
-¿Y elemanito?
-Ehhh...
El hermanito vive perpetuamente aferrado al pecho de mamá. Científicos de todo el mundo han intentado despegarlo de ahí, de momento sin éxito.
-Yo quiero dormir la siesta con mamá y elemanito.
-Ay... Venga, ven.
-¡BIEEEEN!
-¡Shhhhh! No despiertes al hermanito.
-Yo no lo dipieto, ¿a que no lo dipieto? ¿A que no? ¿Eh? ¿A que no lo dipieto yo al manito poque no lo dipieto?
-¡NO! ¡NO LO DIPIETAS!
-¡BUAAAAAAA!
-Mamá, has dipietado a elemanito.
-¿Es que no podéis dejarme dormir diez minutitos de nada?
-Es que no estás durmiendo, mamá.
-Pero QUIERO.
-Pos yo quiero jubar con mamá y elemanito.
-Vale, ¿jugamos a que tú te escondes una hora y mamá no te busca?
-No. Jubamos a que mamá es un cocorilo y nos come a elemanito y a mí pero yo le pego con un palo.
-Eh... ¿Y si te vas a ver Mulan con papá?
-Vale. ¡PAPA! ¡AMOS A VER MULAN TELEEEEEEE!
-¡BUAAAAAA!
-Lorz, ¿tú le has dicho a Nena-chan que puede ver la tele?
-Sí.
-Vale, pues le pongo Mulan. Tú intenta dormir.
-PAPAAAAAAAAA QUERO MULAAAAAAN
-Ay dios, ya va...
-¡Ya empieza! ¿Qué es eso?
-El emperador.
-¿Y por qué lleva un cubo en cabesa?
-Es su gorro.
-¿El gorro es un cubo?
-No.
-¿Y poqué se pone cubo en cabesa? Los cubos no se ponen en cabesa. ¿A que no se ponen los cubos en cabesa, eh, papá, a que no se ponen los cubos en cabesa?
-¡QUE NO ES UN CUBO!
-¡BUAAAAAAAA!
-¿ES QUE NO HAY FORMA DE DORMIR EN ESTA CASA?
-No rites, mamá, que vas a dipiertar a elemanito.
No me digas.

12 comentarios:

fabio dijo...

Mi pobre señora está viviendo una vida paralela a la tuya, Lorz...casi calcado, con la salvedad de que el pequeñajo en vez de no soltar teta, la muerde salvajemente desde que tiene dientes ante mi estupor y un hilo de voz que se me escapa diciendo "si tu no la quieres déjamela a mí, condenao...."

Rob Nobody dijo...

Me recuerda a Fanboy gritándole a su madre desde el comedor: "MAMA DUERME TRANQUILA QUE YO HOY NO PIENSO DESPERTARTE"

Animo Lorz! No estás sola.

Necio Hutopo dijo...

Sé que es de malas personas... Sé que debería manifestar toda mi simpatía y solidaridad por la difícil situación que describes... Pero no he parado de reír ni un momento.

Genín dijo...

jajajaja Me has hecho joven de repente, y me has hecho recordar los viejos tiempos que a veces no eran tan buenos...jajaja
Besos y salud

Bettie Jander dijo...

Me sumo a lo que dice Necio Hutopo xD

Wendeling dijo...

Te sorprenderá, pero con mis hijas ya de 20 y 19 años, hecho de menos esos momentos.

Y para no asustarte mucho, no te digo que no conseguí dormir una siesta hasta que la pequeña cumplió los 5 años... Y una noche de corrido hasta que no tuvieron 9-10 años.

Besos.

Severus dijo...

Gracias, Señor, por mantenerme soltero y sin hijos. Gracias, gracias, gracias.

Laaiin dijo...

Como madre de una nena de 3 igual de "muda" que #nenachan y de un nene que va a hacer dos meses me solidarizo contigo. Te he leído y se me han saltado las lágrimas. Creo que estoy perdiendo la cabeza del todo. Un abrazo.

Ana Iglesias dijo...

Ay, esas NO-siestas, cómo molan. Yo ahora me echo la siesta en el sofá
con el mayor viendo Atrapa la bandera y el pequeño dormido encima mía, Sentada, con la cabeza de lado, pero duermo........

pseudosocióloga dijo...

Hay que ir a comer a casa de los abuelos el sábado y se encargan ellos de que no te despierten.

Estrellita dijo...

Llegué a tu blog de casualidad y me hiciste reir mucho con este post..
Pobrecilla, ojala consigas un poquito de siesta un día de estos..
Me quedo por este espacio..
saludos desde Buenos Aires, Argentina.

http://simplementemipequenogranmundo.blogspot.com.ar/

belenan dijo...

¡Ánimo Lorz! Aunque ahora te parezca mentira, muy lejano y hasta imposible todo pasa... Y hasta entonces... paciencia... kilos y kilos de paciencia... Un abrazo