13 enero 2016

Como el Hindenburg

Bebé-kun no quiere el biberón. La madre que lo parió, que casualmente soy yo.
Uy, qué bonito me ha quedado, voy a repetirlo con unas palmitas:

La madre que lo parió
Plas, plas
Que casualmente soy yo
Plas, plas
Plas
Plas, plas

Yo componiendo sevillana habría triunfado.

El niño no quiere el biberón y no hay manera. Ya lo hemos probado TODO:
Con mi leche, con leche artificial, con seis modelos de biberón diferentes, uno de ellos con dos tetinas diferentes, dándole la leche ANTES de que tuviera mucha hambre, esperando a dársela a que tuviera mucha hambre, dejándolo solo con su padre durante horas...
Por cierto, gracias a todos por vuestros consejos y el pitorreo (especialmente por el pitorreo, al menos me he reído). Uno de mis favoritos es este, de Jota EmeE (@privateonof):

"Sácate la leche. Métela en un bibe. Ponle a mamar. Mete tu dedo entre el pezón y su lengua. Sustituye el dedo por el bibe. Suerte!"

Es una idea buenísima, y la probamos hace un par de semanas: el resultado es que ahora el nene se engancha a la teta con las uñas para que no le den el cambiazo. Que es pequeño, pero no tonto. Y tiene una mala lecheeeee...
Jajaja, mala leche. hoy estoy que me salgo.

Al final decidimos consultar con el pediatra.
-El niño, que no quiere el biberón -le dije.
-¡Estupendo! La lactancia materna es el mejor regalo: no solo el mejor alimento, sino que estar en el regazo fomenta el vínculo madre-hijo, le da seguridad, les inicia en el lenguaje...
-Es que tengo que reincorporarme al trabajo.
-Pues estás apañada.
-¿Esa es su opinión profesional?
-Bueno, como ya tiene cuatro meses, empieza con las papillas. ¿Qué es, el segundo? Pues ya sabes de qué va el tema.
Cuando eres el segundo la vida es así de dura: no te hace caso ni el pediatra.
Empecé la introducción de alimentos y fenomenal: el niño se lo come TODO. Algunas cosas las prefiere en papilla, y otras en baby guarring, pero en general todo le parece bien, con una única condición: un chupito de teta de vez en cuando.
El pediatra tenía razón: estoy apañada.
ZaraJota, en cambio, no parecía preocupado.
-Si hay algo que he aprendido de la experiencia con Nena-chan, es que la seño de la guardería lo va a conseguir a la primera.
-Ya, se le da muy bien.
-No es por eso: es que los niños son capaces de cualquier cosa con tal de dejar mal a los padres.
Bueno, también.
Pero ZaraJota se equivocaba. Por primera vez en tres años, la seño, y las ganas de dejarnos mal de nuestros hijos, nos fallaron.
El niño se negó a comer, y lo poco que le entró en la boca de pura casualidad lo acabó devolviendo.
Y solo me quedan unos diez días para volver al trabajo.
Estoy MUY apañada.
Así que ayer me planté. Me puse una camiseta de cuello vuelto, metí un biberón en el bolso y me fui a la calle con Bebé-kun.
-Y esto es lo que hay -le dije.
Durante toda la mañana, cada vez que pedía teta, sacaba el biberón del bolso y se lo enchufaba. El niño lo escupía y cerraba la boca apretando los dientes. Bueno, apretando las encías. Era como Yoda, pero en rosita.
A las tres de la tarde el niño y seguíamos con los dientes (y las encías) apretadas. El biberón estaba frío, al niño le sonaban las tripas, y yo tenía las ubres como el Hindenburg. El pequeño mamoncete, que habitualmente pide teta cada dos horas, llevaba seis horas sin comer, y ni siquiera lloraba: se limitaba a mirarme con rencor.
Como decía mi abuelastra: cabechota hahta dechpuéh de muehta.
-Pues no pienso darte teta -le dije-, así que tú verás lo que haces con tu vida.
-¡¡¡BUUUUUUUUUUUUUUUAAAA...
Hay una cosa que nunca te cuentan en los cursos de preparación al parto: los pechos llenos, duelen. Y, sin motivo aparente, cuando el niño llora duelen MÁS. Y si te has saltado varias tomas y tienes la leche acumulada, y además el niño llora...

HINDENBURG. 

-No... pienso... ceder...
-...AAAAAAAAAAAA!!!
-Toma la tetica, toma la tetica rica, ¿te gusta la tetica? Aquí la tienes, mi amor...
Así que básicamente, nos habíamos pasado una mañana entera los dos sufriendo, para nada. Bueno, para nada no; al menos le había dejado claro quien manda aquí.
Él, claro.




Editado: me dice la seño que hoy ha conseguido que se tome casi medio biberón. Plas, plas.

29 comentarios:

María Eugenia Victoria Marín dijo...

Mucho ánimo, guapa. Es lo único que puedo decirte. Y un abrazo muy fuerte.

Noemi dijo...

Has probado la marca tommee tipee?? A mi me funcionó, y a las otras tres chicas que se lo recomendé también.

Meridiana dijo...

Esto de que se promueva la lactancia materna en exclusiva hasta los seis meses, pero haya que reincorporarse al trabajo a los cuatro no tiene ningún sentido, y me cabrea muuuucho. Y eso que yo, como estoy en paro, me he concedido a mi misma la baja de seis meses antes de empezar a buscar por doquier.. Jo, suerte, ánimo y abracito.

Mi Álter Ego dijo...

Vaya... Pues no te puedo dar consejos salvadores porque no tengo experiencia de ninguna clase en estas lides pero tú eres muy ingeniosa. Seguro que lo consigues. Besotes y ánimo!!!

Rob Nobody dijo...

El truco de la abuela: Unta la tetina del bibe con algo que al niño le guste comer y enchúfaselo. Con anís del mono como hacia mi abuela con los nietos no! Que así hemos salido!

Si esto no funciona, recomiendo la solución de-fi-ni-ti-va de invitar a tus padres a casa con cualquier excusa y en cuanto se sienten... zasca! Niño y bibe en brazos de la abuela mientras tu corres en dirección contraria. Y a ver que pasa. Es un hecho comprobado por la Universidad de Massachussets que las ganas de dejar mal a los padres que pueda tener un niño se cuadruplican en caso de que los abuelos estén cerca.

Mucho animo Lorz!

pseudosocióloga dijo...

Insisto, vete de casa... Y no vuelvas hasta que haya cogido el biberón.Y si no te ves capaz....pues cuando empieces a trabajar no te va a quedar otra, puede que el primer día aguante las horas que vas a estar fuera, pero se rendirá.

la de Toulouse dijo...

Aix... como te entiendo! No es por añadir mal rollito pero mi hija no aceptó el biberón hasta los 8 meses... y fue después de estar varios días con unos amigos con otra nena (un poco más grande) a la que le pedíamos que se tomara el biberón delante de ella (así como mensaje subliminal). Al final aceptó con bibe la marca Avent Nature y leche de continuación líquida... Suerte!

maria dijo...

esta claro que 6 meses de lactancia exclusiva versus 4 meses de baja no hay por donde cogerlo. Sería factible sólo si tu nene aceptase el bibi con leche materna mientras está en la guardería....
Como parece que no es asi, otra opción que tienes es adelantar la AC y que en la guarde le den la papilla, cuando esté contigo seguís con la lactancia como siempre. Una toma justo antes de entrar a la guarde, papilla en la guarde, otra toma nada mas recogerlo, y luego ya lo que vaya pidiendo. Al principio se te pondrán las tetas como balones pero a la que lleves unas semanas currando ya se regula.
Es una vergüenza la baja por maternidad en este país.

lorzagirl dijo...

María Eugenia, gracias. Poco a poco va tragando, nunca mejor dicho.

Noemi, sí, es la que usamos con la mayor, y una de la que hemos probado con este. A mí es la que más me gusta.

Meridiana, es terriblemente absurdo, por no hablar de que hasta que el niño no es capaz de dormir toda la noche, los padres tampoco, pero seguimos teniendo que rendir en el trabajo como si sí. Por eso ver hoy a una diputada con el niño en brazos en el Congreso me ha dado tanta alegría.

Mi álter Ego, yo no, la seño lo va a poner bien firme : )

Rob, lo de mojar la tetina lo intentamos con umo, y todo bien mientras estaba recubierta, una vez que se acababa, tetina fuera y cara de asquete. La abuela tampoco ha sido capaz. No voy a negar que esto me produjo una perversa satisfacción, lo que quisá sea un pelín contraproducente.

Pseudosocióloga, me fui de casa, y estuve fuera hooooooras y hooooooras y el niño no comió, y al final tuve que volver porque, bueno, vivo ahí. Quizá la solución sea dejar a ZaraJota un fin de semana con los niños e irme sola a un spa : )

La de Toulousse, anda, eso sí que no lo había pensado. Mañana le voy a pedir a la seño de la guarde que lo ponga a ver cómo se toman el bibe los demás.

María, la baja por nacimiento de hijo debería ser como mínimo de seis meses para padres y madres (para garantizar la igualdad en la contratación). Mientras tanto, habrá que apañarse.

Genín dijo...

Vete tu a saber, a lo mejor es algo genético, lo de la tozudez de ambos, digo...jajaja
Lástima que no tenga edad para aguantarte un rollo de esos de los niños refugiados hambrientos... :(
Besos y salud

Marta dijo...

¡Qué gusto leeros hoy, con la de tonterías que estoy escuchando en los medios y en mi propia casa!
Ánimo, Lorz, se adaptará tarde o temprano, aunque tarde más de lo que nos gustaría y sea una mierda verle sufrir por culpa del sistema :-(

CiriKaerMorhen dijo...

Igual sueno repelente de narices, y te doy permiso para patearme con tu sabiduría de madre, pero... ¿es posible que sea alérgico a la leche en polvo o algo así? No estoy muy puesta en el tema crianza (todavía no tengo hijos), pero es que uno de mis primos también lo pasaba fatal con el biberón, y al final resultó que lo que pasaba era que le daba alergia y, claro, lo comunicaba de la única forma que sabía, llorando y negándose a tomar el bibe.

CiriKaerMorhen dijo...

Espera, que me acabo de dar cuenta... ¿dices que le pasa lo mismo con la leche materna en bibe? Entonces sí que me puedes patear con tu sabiduría materna xDD

mjjulieta dijo...

que mande un gato; eso sí que sería cuqui.
besitos. love you.
Hola Zarajota!!!

RobNobody dijo...

Y pasar del bibe y darle leche en un vasito para bebes? Tipo estos

http://www.cuidatuboca.com/cuidados-de-los-dientes-del-bebe/

Anónimo dijo...

También venía a sugerir que probases con algo que no sea biberón. Los bebés pueden beber leche en jeringuilla, en vasito con pitorro o incluso en vaso normal, aunque os parezca imposible.

De todos modos, en toda esta historia el único sensato es el niño, solo que ha nacido en un mundo que está como una chota.

Anónimo dijo...

El mio tampoco quería el biberón ni a patadas. Y terminamos dandole la leche primero en un vasito y luego a cucharadas. Parecía un gatito bebiendo de un platito, pero mira, funcionó.

Eso sí. Es un infierno y hay que tener mucha paciencia

Noemi dijo...

Es una pregunta absurda, pero habéis probado distintas marcas de leche????

Anónimo dijo...

Parece que estás contando mi historia, tal cual. Yo probé todo lo que cuentas: varios bibes distintos, antes de tener hambre, cuando ya tenía mucha hambre, con su padre, con su abuela y hasta con algún amigo. No hubo manera. Después de 2 semanas sufriendo él y todos los demás, decidí ahorrarnos ese sufrimiento y aprovechar los días que me quedaban antes de incorporarme al trabajo para no separarnos ni un minuto. Ya habría tiempo de pasarlo mal cuando volviera a trabajar.

Al final, como junté vacaciones, volví al trabajo cuando él tenía casi 5 meses. Los dos primeros días no abrió la boca hasta que yo llegué a las 5 y media de la tarde. Así que pasamos a los cereales directamente. Le dejaba mi leche para hacerle la papilla y empezó a comer fruta también, y poco a poco, todo se ha ido normalizando.

Podrías recopilar experiencias de los comentarios que te llegan y enviárselos "a quien corresponda", a ver si de una vez dejamos de tener una baja maternal tan ridícula. Mucha suerte :)

Noemi dijo...

Es una pregunta absurda, pero habéis probado distintas marcas de leche????

Necio Hutopo dijo...

Leído el "editado"... Vamos, que la seño de la gaurde, al final ,lo ha logrado como Zarajota(tm) sabía que pasaría.

ALEJANDRA dijo...

Todo esto dice que eres una madraza más grande que la Torre Eiffel. Y que lo estás pasando tú peor que él...#abrazazo!!
(y que la conciliación familiar y laboral son una mierda, que la baja maternal tendría que durar dos años para ser justos con ambos, madre y bebé, y además cobrando sueldo íntegro, que a ver quién repuebla España, en fin, que me alegro y eso, que ánimo campeona!).
Y que gracias! ( no me llamo Alejandra -cosas de mi época de prinicipiante temerosa de internet-,sino JEmeE).

Patricia Tablado dijo...

Yo lo de las tetas llenas de leche cuando te saltas una toma se lo explico a los muggles como las ganas de hacer pis pero por arriba. Creo que es lo que más se parece a esa sensación.

Ánimo con la vuelta al cole <3

Anónimo dijo...

Tranquila, cuando no estes, comera, y si no pues comera la tera cuando llegues, mientras tanto disfruta del tiempo que te queda de la baja sin agobios, un besazo guapisima

Vero Nica dijo...

Cariño:
Pase x lo mismo que tú con mi hija de 8 años. Harta de que no cogiera/cogiese ningún biberon luego de haberme dejado medía paga en comprarlos... Al año de lactancia materna, fui a la farmacia y compre dos pastillitas que te cortan la leche. Drástico si, pero fue lo único que funcionó después de días de tener las tetas como rocas y camisetas mojadas.....
Ahora estoy embaraza a punto de parir... Teta y biberon al mismo tiempo. No pasare de nuevo por lo mismo!!!! Lactancia materna si. Pero un biberon al día para que se acostumbre.... Que si no somos esclavas lecheras de nuestros hijos!!!!

Yo misma dijo...

A mi me pasó lo mismo. Solo lo solucioné desapareciendo de su vista, oido y olfato a la hora de las tomas.

Perdida en la red dijo...

Vete a tu médico y que te dé de baja antes de que os entre una depresión !! .....

imma dijo...

Hola

Hace tiempo que te leo y me encanta lo que escribs, felicidades!!! Bien, a mi me pasó lo mismo con mi hijo y lo que hacía es que antes de irme le daba la teta, después en la guarderia le daban papilla de fruta que para entonces ya empezaba a tomarla y cuando lo recogía allí mismo le volvía a dar la teta por que le tocaba y las tenia apunto de estallar... a ver si hay suerte.

Un beso,

Imma

lorzagirl dijo...

Genín, no sé qué insinuas...

Marta, gracias.

CiriKaerMorhen, gracias por tu consejo, pero no parece alergia (por suerte).

Mjjulieta, jajaja.

RobNobody, no (T_T)

Anónimo 1, "el único sensato es el niño". No lo sabes tú bien.

Anónimo 2, ya...

Noemi, sí señora, y de cereales.

Anónimo 3, "a quién corresponda" le da igual; al contrario, ponen en un pedestal a las mujeres que renuncian a su baja maternal para seguir con su carrera... cosa que me parece muy bien para la que quiera, pero solo eso: para la que quiera.

Noemi, sí...

Hutopo, se veía venir.

JemeE, gracias.

Patricia, es exactamente lo que dices. Tener ganas de hacer pis y no poder, multiplicado literalmente por dos.

Vero Nica, ¿la dichosa pastillita se compra libremente en farmacias? No tenía ni idea.

Yo misma, yo tendría que mudarme, me ha salido cabechota.

Perdida en la red, nooooooooooo, yo quero trabajaaaaaaaaaaaar!

Inma, pues esa ha sido la solución final: teta inmediatamente antes, cereales y papillitas en la guarde, y luego le doy teta allí mismo. La verdad es que tenermos una suerte con la santa seño que no te imaginas, nos está dando todas las facilidades.