09 octubre 2014

Música en movimiento

A Bebé-chan le gusta tocar la guitarra.
No, empecemos por el principio.
Zarajota tiene una guitarra.
La tiene aunque no sabe tocar la guitarra ni tiene intención de aprender nunca; y la conserva año tras año a pesar de que no sabe tocar la guitarra ni tiene intención de aprender nunca y vivimos en un piso muy pequeño que cada vez se nos queda más pequeño, lo que me ha obligado a tirar mis apuntes de la universidad y vender gran parte de mis libros pero no pasa nada, que tu p*t* guitarra la guardamos, ¿eh?
Sin rencores.
Hace unos meses bajé la guitarra del altillo para tirarla, la saqué de la funda para asegurarme de que estaba dentro cuando la tirara y Bebé-chan la vio.
Se le pusieron los ojos como bolillas, trepó a la cama, se agarró a la guitarra como pudo y rasgó las cuerdas mientras cantaba:
-¡Ooooooh! ¡La-la-laaaa!
Como Zarajota no toca la guitarra (no sé si lo he mencionado antes), solo pudimos encontrar una explicación: que hubiera visto tocar la dichosa guitarra en la guarde.
-No -contestó la seño sin inmutarse lo más mínimo-. Aunque a veces hacemos air guitar.
Me quedé pasmada. Eso es un contenido curricular básico, y lo demás son tonterías.
Así que, en vez de tirar la guitarra, la hemos dejado a la vista de Bebé-chan. Se la damos cuando la pide. Ella se pone muy seria y la aporrea con mucho entusiasmo. Cuando vamos por la calle no se le escapa un músico callejero ni una funda de instrumento, le da lo mismo que sea de violín que de contrabajo.
-¡UNA QUITARRA! ¡UNA QUITARRA! -grita mientras señala, con mucha discreción.
Y ya que Zarajota no sabe tocar (¿lo había dicho antes?), hemos intentado buscar un profesor para la nena, sin mucho éxito, hasta que al final nos recomendaron que nos apuntáramos a clases de música en movimiento, que son clases en las que... bueno, hay música y hay movimiento.
El primer día fui muy ilusionada. Por desgracia, también fui muy tarde: cuando entramos en la clase el resto de papás, mamás y bebés ya estaban sentados en el suelo formando un círculo y haciendo... bueno, música en movimiento.
Hay niños que, cuando están en un lugar desconocido rodeados de personas desconocidas haciendo cosas desconocidas (léase ridículas) se asustan y lloran o se aferran a sus madres. Bebé-chan no. Bebé-chan levanta una ceja. Y esa ceja levantada, en éste caso, significaba: "madre, estoy rodeada de imbéciles, y TÚ eres uno de ellos".
Nos quitamos los zapatos y nos unimos a la clase: yo llena de entusiasmo y Bebé-chan con su ceja levantada. No puedo decir que la nena se lo pasara mal, en realidad participó en todo, muy seria y con la ceja cada vez más arriba, echándome reojos de "mira lo que me estás obligando a hacer", "me avergüenzo de que seas mi madre", y así, hasta que casi al final de la clase, después de cantar, bailar y tocar las maracas, los padres nos volvimos a sentar en el suelo con los churumbeles en las rodillas.
-Y ahora, ¿queréis que hagamos un juego? -dijo la monitora.
Bebé-chan se levantó con gran dignidad y me miró a los ojos.
-NO. NO QUERO. MAMÁ, VAMOS CALLE.
Todavía no sé qué estaba intentando decirme.

21 comentarios:

maria dijo...

Jajaja pobrecillos, la verguenza ajena que les hacemos pasar...

Necio Hutopo dijo...

Pues nada, que ha salido música y con poca tolerancia para las tonterías...

Necio Hutopo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Necio Hutopo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
viñu dijo...

La nena lo tiene claro y hay que respetarla. me imagino que cuando aún no hablan y les hablamos con esas voces moñas, deben de pensar eso, esta gente es tonta o le ha dado un tabardillo.
A mi también se me sube la ceja como a Bebechan.
Por cierto, probablemente la guitarra en manos de Bebechan te solucionará pronto lo de que ocupe espacio ;-)

ALEJANDRA dijo...

Cómprale un xilófono, por mal que lo haga disfrutará, porque la guitarra es mucha tela para una niña tan chica. Y busca, tiene que haber clases de música de gente inteligente para bebés inteligentes como la tuya. Está claro que tiene ese talento. Besicos.

pilarrubio dijo...

Eso es tener personalidad y lo demás son tonterías. Ella lo tiene muy claro, sí señor. Un saludo Lorz. Pilar Rubio C.

Anónimo dijo...

Adoro a BebéChan, y eso que no la conozco.

Madreconcarné dijo...

No sé porqué me estoy acordando de esa primera clase de yoga que tendremos esta misma tarde....

Genín dijo...

Quien sabe, a lo mejor se convierte en la Bebé-Chan de lucia y os resuelve la vida...jajaja
Besos y salud

Anónimo dijo...

Fan de la ceja de Bebé-Chan. Dice mucho con muy poco xD

Anónimo dijo...

Eso que les enseñan a los pequeños se llama "música +Y+ movimiento", no "en movimiento".

Anónimo dijo...

Y un ukelele? Seguro que eso es más fácil de manejar... Y hasta podríais aprender vosotros y enseñarenseñar a Bebechan.

Anónimo dijo...

Y un ukelele? Seguro que eso es más fácil de manejar... Y hasta podríais aprender vosotros y enseñarenseñar a Bebechan.

Olga_C dijo...

Está clarísimo: a Chan le mola la música como fenómeno artístico, no las mariconadas ésas de mamis y papis haciendo lalala. La sugerencia del xilófono me parece la mejor.
[Por cierto (off-topic): ¡han nominado mi blog para el premio Andamio de Enfrente! ¡Votadme cuando se abran las urnas! Graciasss.]

Anónimo dijo...

Lo de "mariconadas" y el resto de perlas me ha llegado. Yo he dado clases de música y movimiento y no sé qué espera la gente que hagas con bebés. Enseñar composición nivel Mozart? Jejeje, hay que disfrutar más de la vida!!! Besos y un saludo a bebé Chan

Cris dijo...

Ups, creo que fui una de las que te recomendó las clases :D mi hija sí que va contenta, aunque es cierto que es algo más pequeña que Bebechan, que también depende mucho del grupo, etc. pero a ella le encanta cantar y aunque también aporrea la guitarra de su padre (esto de las guitarras es digno de estudio) le gusta más cantar. Por cierto, lo del xilófono está bien, pero sigue ganando la guitarra, estoy empezando a pensar que igual los padres tienen algo que ver con esto, por justificar eso de tener la guitarra en casa...

Anónimo dijo...

....pero Zarajota toca o no toca la guitarra ?

África González Alonso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
África González Alonso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónima 2 dijo...

Hola Lorz,

Soy la Anónima 2 de hace un par de posts. Como ésta es mi única forma de comunicación contigo, la aprovecho para decirte que me encantó conoceros el viernes pasado. Estaba un poco en estado de shock, no sé si se notaba :), pero me hizo una ilusión tremenda, y a mis allegadas también, como sabéis :).

Muchísimas gracias por el detalle de la chapa para todas, y espero que se materialicen los planes por ahí esbozados. Además, prometo no ver ni un vídeo de canciones para Bebe-chan, así como no difundirlos ;).

Ah, y me encantaría saber si me recomiendas dónde va a clase de música Bebe-chan, porque el año pasado llevamos a su compañera :) a clases de música en inglés, que nos encantaban, pero lo tuvimos que dejar porque estaba muuuy lejos.

Pues eso, que el mundo es un pañuelo, y que un abrazo gordo para los tres.