17 octubre 2014

Gazpacho asesino

A Bebé-chan le gustan los peces.
Creo que la culpa es de la Tita del Puerto, que le regaló unos peces de plástico para jugar en la bañera que le encantaron y sigue usando todos los días.
Bebé-chan, no la Tita.
El año pasado estuvimos en Valencia y la llevamos al Oceanogràfic.
La enana apenas se mantenía en pie sobre sus patitas gordezuelas, pero se pegaba al cristal de los acuarios con la boca abierta:
-¡OOOOOH! ¡PEEEES!
Todavía ahora, cuando vamos al supermercado, la pescadería es parada obligatoria:
-¡HOLA PES! -le grita al pescado cuando llegamos-. ¡ADIOS PES! -le grita al pescado cuando nos vamos.
Y hace un mes o así, fui a la tienda de animales para comprar un pez, y me volví con dos, porque el dependiente me dijo que uno solo se estresaría. Luego miró a Bebé-chan, que estaba aporreando el cristal del acuario al grito de "¡UN PES! ¡UN PES!" y añadió que se iban a estresar de todas maneras, y que mejor me llevaba también algo para que se escondieran dentro.
Los peces, uno rojo y otro amarillo, se adaptaron bien a nuestra casa. Parecía que se llevaban bien entre ellos, pero cuando ya habían pasado varios días, el pez amarillo desapareció.
-Qué c*ñ*...
Apareció detrás del filtro, muerto con un billete para Ratónpolis.
En la tienda me habían dicho que tenían garantía, y que si alguno se moría se iba a Ratónpolis solo tenía que llevar el cadáver el billete y me darían otro. Pero no podía acercarme a la tienda hasta la semana siguiente.
-¿Qué hago? -le pregunté a Zarajota-, ¿lo congelo hasta que podamos ir?
-¿Los peces se pueden congelar?
-Claro, para el anisakis.
Zarajota votó por no congelar el pez.
-Que no, que no, que me recuerda al gato de tu tía.
~~~~~~~
Flashback
~~~~~~~
Mi tía tenía un gato y se murió.
El gato, no mi tía.
Como tenía un horario de trabajo muy complicado no pudo ocuparse del cadáver de inmediato y claro, ¿qué iba a hacer con un gato muerto en casa tres o cuatro días?
Pues congelarlo.
Luego lo metió en una caja de corcho blanco, porque tenía que coger el tren y no era plan de que el gato de descongelara por el camino.
Se ve que pierden propiedades o algo.
Después de largas peripecias llegó con el gato congelado a Las Vegas, donde lo enterró y después plantó un pino.
Ahora que habéis visualizado a mi tía volando a Estados Unidos para enterrar al gato y después cagarse sobre su tumba, será mejor que aclare que Las Vegas es el nombre de un cortijo y que lo que plantó sobre la tumba fue un arbusto, no un cagarro, que mi tía es muy fina para sus cosas.
~~~~~~~~~
Flashforward
~~~~~~~~~
Debido al trauma de Zarajota tuvimos que tirar al pez por el váter.
-El váter es la entrada a Ratónpolis -dijo Zarajota, sin pensar en que puede llegar el día en que Bebé-chan decida enviar nuestros teléfonos a Ratónpolis.
En cuanto pude fui a la tienda y me compré otro pez rojo. Ya que no los podíamos distinguir por el color les pusimos nombres: Gazpacho (el que ya teníamos) y Flamenquín (el nuevo).
Gazpacho y Flamenquín parecían llevarse bien, aunque a veces Gazpacho golpeaba repetidas veces a Flamenquín hasta que lo arrinconaba para no dejarlo comer pero bueno eso son cosas normales entre colegas, ¿verdad? ¿verdad? ¿VERDAD?
Un día, Flamenquín desapareció.
Lo encontramos más tarde, muerto, debajo de su refugio.
-Gazpacho lo ha matado -dije.
-Anda ya. Se habrá muerto él solo. Los peces tienen esa costumbre.
-Que no, que si se hubiera muerto solo habría aparecido flotando panza arriba. Gazpacho lo ha matado, ¡y luego ha escondido el cadáver!
Ya no compré más peces. Gazpacho parecía feliz estando solo. Muy feliz. MUY MUY MUY feliz.
-¿Ves? -le dije a Zarajota-. No solo los mata: además disfruta.
-Por última vez: los peces de colores no se matan entre ellos.
-Pues a lo mejor era un pez transgénero. Piraña por dentro, pez de colores por fuera, mirándose al espejo sin reconocerse a sí mismo...
-No como tú, que eres tonta por dentro, tonta por fuera, y encima se te ve en la cara perfectamente.
Zarajota es que es así: te lanza indirectas y no sabes cómo interpretarlas.
Pronto descubrimos que, además de un asesino, Gazpacho era un guarro. En filtro no daba abasto y cada pocos días le tenía que limpiar el acuario. Y en una de las veces, Gazpacho se me cayó.
-¡AAAAAAARG! -grité.
-¿QUÉ PASA? -gritó Zarajota.
-¡EL PEZ! ¡EL PEZ! ¡EL PEEEEEEEZ!
El pez se había caído al fregadero, el fregadero estaba lleno de espuma porque acababa de limpiar el acuario y el desagüe no va bien, y no podíamos ver nada.
-¡ECHA AGUA!
Abrí el grifo al máximo para que cayera agua (probablemente caliente), y por fin vimos al pez atascado en la rejilla del desagüe.
-¡CÓGELO!
-¡NO ME ATREVO! ¡PODRÍA HACERLE DAÑO!
-¿MÁS DEL QUE YA LE HAS HECHO?
Ante semejante argumento no me quedó más remedio que coger al pez y devolverlo a la pecera.
El pez parecía estar bien.
Bueno, no. Parecía que le hubieran dado una paliza.
Bueno, no. Se la habíamos dado.
Al principio parecía que nadaba, luego nos dimos cuenta de que solo nadaba en círculos, y acabó nadando en círculos panza arriba.
El espectáculo era lamentable, y pensamos en darle matarile agilizar su viaje a Ratónpolis, pero ninguno de los dos era capaz de sacarlo del agua así, a sangre fría, así que el pobre bicho siguió nadando en círculos cada vez más despacio hasta que paró.
Zarajota se ocupó de tirarlo por el váter enviarlo a Ratónpolis.
-Jo, que pena -le dije.
-Lo sé, lo sé.
-Aunque fuera un asesino, yo quería mucho a mi pez.
-¡No era un asesino!
-Mató dos peces.
-Tú has matado uno.
De verdad que es que cuando empieza con insinuaciones soy incapaz de seguirle.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Los peces son como las gallinas, sanguinarios entre ellos. No te preocupes que gazpacho estará en en ratonpolis, acosando a Flamenquín y a quien se le ponga por delante o dentro de su acuario

Bettie Jander dijo...

Era un matón. Pero el comentario de arriba me ha recordado una historia de gallinas muy gore. Por lo menos tu pez escondía los cadáveres... xD

Victor dijo...

En lisboa hay también un oceanario muy chulo para ir con los peques. No tiene delfines como el de Valencia, pero porque están en el Zoo.

Nosu dijo...

Mejor pasarse a los peces de plástico de bebe-chán. Yo cuando era pequeña lo pasaba en grande con el pica-pez.

PD: ¡Nunca hay que lavar un acuario con jabón!

Mi Álter Ego dijo...

Tenéis con los peces la misma suerte que yo con las plantas. No me dura una viva. Besotes!!!

Olga_C dijo...

"Ahora que habéis visualizado a mi tía volando a Estados Unidos para enterrar al gato y después cagarse sobre su tumba, será mejor que aclare que Las Vegas es el nombre de un cortijo y que lo que plantó sobre la tumba fue un arbusto, no un cagarro, que mi tía es muy fina para sus cosas."
La que por poco se jiña soy yo, ¡pero de la risa! X-D X-D X-D X-D

Olga_C dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aloe dijo...

jaja! Nosotros teniamos un hamster en casa, que murió de viejecito. Llevaba dias pachucho, pero cuando al levantar a mi hija para ir al cole lo encontramos tieso, drama familiar, la niña llorando y yo q no sabia qué hacer por que iba a pasar todo el dia fuera, hacia mucho calor y pensé q si lo dejaba en la jaula al volver sería insoportable. Así q vacié un cajón del congelador y ahí que metí a Kiko. Acabó en una maceta de la terraza.

pseudosocióloga dijo...

Juas, juas, juas ..... Es que no doy crédito...y lo de tu tía....juas, juas, juas....

Vero Nica dijo...

Cómprale un robo-fisgón!

Vero Nica dijo...

Robo-fish
Maldito corrector....

Ana Pravia dijo...

Mis niños están mirando para mí y diciéndome, ¿por qué te ríes tanto, mami?
Qué ataque, madre

ChicaBCN dijo...

Me ha pasado lo mismo que a Olga con lo del gato, OMG no tendria que leer posts tuyos a estas horas de la noche que despierto a los vecinos a carcajadas, aunque luego me voy a dormir genial

Que bicho vais a comprar como sustituto ??? Las tortuguitas son muy monas tambien y parece que algo mas resistentes que los peces

Merengaza dijo...

Todo el mundo sabe que el vater es el camino al cielo de los peces. Mi madre siempre los ha mandado por ahí y que ellos se busquen la vida.
El último que tuvimos era de mi hermana, después de unos pocos años se murió cuando mi hermana tenía 6 años y vino al entierro hasta la vecina que la estaba escuchando y del sofocón de la niña se partía de risa. La gracia es que mi madre le decía "ya verás cuando tú tengas hijos"...
Lleva ya 6 canarios en poco más de un año y medio.
Lo mejor?? tenerlos separados, así están winter y tequila
Besotes.

Uma dijo...

Nosotros nos plantamos en la 3º reencarnacion de Coco y la 2º de Moria...Como pueden ser tan flojos los peces??

Necio Hutopo dijo...

Pues el marcador final ha sido
Gazpacho 2
Lorz 1
Además, el tuyo es dudoso, porque lo regresaste vivo a la pecera y ya se murió el solito...

Ali EB dijo...

Ay qué buena esta entrada... es que no me canso de leerte!!

Rob Nobody dijo...

Jaja gracias por alegrarme el dia Lorz!