11 mayo 2013

Al colecho, pecho.

Acostarse con niños es un delito de colecho


Una de las cosas en las que tienes que pensar cuando vas a tener un bebé es en cómo, dónde y cuándo va a dormir.
Es muy importante que los padres de la criatura hablen del tema y decidan juntos lo que quieren hacer, de esta forma cuando el bebé nazca y haga lo que le salga del piticlín los dos padres se sentirán igual de estúpidos. A esto se le llama "responsabilidad compartida".
ZaraJota™ y yo estuvimos barajando varias opciones. Para ser sinceros, yo barajé varias opciones y ZaraJota™ manifestaba acuerdo o disconformidad con diversos movimientos de ceja.
-La cuna no cabe en nuestra habitación. El moisés sólo le dura unos meses. Podíamos probar el colecho.
Angua, que es mi gurú de parenting, hablaba muy bien del colecho, y me daban ganas de probar.
-No, no -dijo ZaraJota™-. El colecho es cosa de políticos.
-...
-A todos los acusan de lo mismo: prevaricación y colecho.
-Creo que lo de los políticos es "cohecho".
-¿Sí? Entonces, ¿el colecho qué es?
-Acostarse con niños.
-Entonces no es cosa de políticos sino de curas.
-Vale, ¿el moisés lo pido en blanco o en rosa?
Creía que comprando el moisés ZaraJota™ se quedaría tranquilo, pues no.
Durante los dos meses que Bebé-chan durmió ahí, ZaraJota™ lo llamó insistentemente noé. Además, como Bebé-chan tenía el perolo tirando a grande, el moisés se inclinaba hacia abajo por el lado de la cabeza, por lo que acabamos poniendo un biberón lleno de agua en el extremo de los pies para hacer contrapeso.
Cuando por fin el noé moisés se quedó pequeño y lo desmontamos, descubrimos que ZaraJota™ lo había atornillado mal, y por eso se inclinaba...
Volviendo al colecho, durante los primeros meses cuando la niña pedía comida la sacaba del noé moisés, me iba al sofá con ella a ver Bones, y cuando se dormía con la tripa llena la devolvía al noé moisés y seguíamos durmiendo todos tan ricamente.
Hasta que se acercó el invierno.

TIII NO
TINO NINO
TINO NIII
tinonino
tinonino
tinonino
TIII NO
TINO NINO
TINO NIII

De pronto bajaron las temperaturas y me encontré a las tres de la mañana sentada en el sofá, viendo Bones con la teta al viento, pelada de frío, mientras ZaraJota™ roncaba plácidamente debajo de nuestras dos colchas nórdicas (somos muy frioleros, ¿qué pasa?). Y pensé, ¿y si en vez de dar teta aquí me siento un poquito en la cama, bien tapadita? Será sólo un momentito y luego la llevaré a la cuna.
Lo siguiente que supe es que era de día y ZaraJota™ me estaba hablando.
-Lorz, que la niña está en nuestra cama.
-¡ME DIJO QUE ERA MAYOR DE EDAD! ¡LA CULPA ES DE LAS MADRES QUE LAS VISTEN COMO P*T*S!
-No deberías dejarla aquí. ¿Y si no nos damos cuenta y le damos un golpe o la aplastamos?
-Hombre, pesa seis kilos. Tampoco es como si fuera una florecilla del campo...
-Prefiero que te la lleves a la cuna.
-Y yo prefiero que le des teta tú, y me aguanto.
Desde esa noche establecí el sistema de Colecho Fijo Discontinúo, también conocido como Teta Self-service, que consiste en que acostamos a Bebé-chan en su cuna, peeeero si en cualquier momento de la noche decide comer, la traigo a la cama, me dejo una teta fuera y cuando tenga hambre que se sirva ella misma, que dar pecho es una experiencia maravillosa pero dormir lo es aún más.

Durante los primeros meses todos estuvimos felices con el sistema:
La madre en cuestión, que soy yo, dormía mucho más.
El bebé en cuestión, que es Bebé-chan, tenía la teta presta cada vez que la necesitaba, y muchas veces no llegaba ni a despertarse para comer.
El papá en cuestión, que es ZaraJota™, abría los ojos y veía tetas.

Luego Bebé-chan empezó a moverse y descubrimos que:

1.- Es casi imposible aplastar un bebé mientras duerme. Los pequeños c*br*nc*t*s defienden su espacio con uñas y dientes.

2.- Si tu bebé se hace una bolita para dormir en su cuna, lo más probable es que duerma totalmente despatarrado en tu cama, ocupando el máximo de espacio posible.

3.- Un bebé dormido puede caerse de su cama, pero nunca de la tuya, porque eso implicaría dejarte más espacio a ti Y DE ESO NADA.

4.- El bebé puede decidir que abrazar la almohada es mejor que abrazar a mamá, ocupando aún más espacio si cabe.

5.- Si el bebé necesita más espacio, patadas, bofetadas y arañazos son perfectamente admisibles. Si fuera al contrario los Servicios Sociales intervendrían.

6.- Si el bebé, que lleva un body y un pijama de franela, siente calor, es perfectamente capaz de retirar dos fundas nórdicas, dejando la teta de mamá al viento toda la noche. Cualquier intento de volver a taparse es totalmente inútil.

7.- La madre tiende a dormir pegada al bebé. El padre tiende a alejarse lo más posible. El resultado es que con frecuencia la mitad de la cama está vacía, en la otra mitad duermen la madre y el bebé, y el padre duerme colgando de un lado, aferrado al travesaño como Spiderman.

8.- Si mamá duerme con la boca abierta, el bebé siente la imperiosa necesidad de meter la mano dentro.

9.- Los bebés hablan en sueños. MUY ALTO. Y se ríen, muy alto también.
-¿No te hace feliz que sea feliz? -le preguntaba yo a ZaraJota™ cada vez que a Bebé-chan le daba un ataque de risa en mitad de la noche.
ZaraJota™ se daba la vuelta y se tapaba la cabeza con la almohada.
-¡Pues el que calla asiente!

10.- No hay felicidad más grande que despertarse en mitad de la noche y encontrarse rodeado por papá y mamá, y nada expresa mejor la felicidad que patalear como si estuvieras poseído.







Pd: Para más información, Kamasutra del colecho. (Gracias Adrag por en enlace).

50 comentarios:

Morgana Majere dijo...

Ay por favor, casi me atraganto de la risa. Ahora que vuelve el buen tiempo espero que encontréis un método que os satisfaga a los tres!

Bettie Jander dijo...

Jajajaja, me parto. No sé con qué me parto más, si con el final, o con el opening de Juego de Tronos xD

@Mousikh dijo...

Jajaja ha!!! Cuanto me he podido reír. Qué manera tan genial de describirlo!!

SirenaRmp dijo...

Hacía tiempo que no me reía tanto y que no me veía tan reflejada, jajajaja. ¡Que gran descubrimiento has sido!

La Orquidea Dichosa dijo...

Jajajajaja buenísimo, lo que me he reído ^_^

Necio Hutopo dijo...

Una cuna caería bien, me parece...

Ana María dijo...

Llorando de risa contigo :')

A mí que cuando duermo con algún XY ya me parece que somos DEMASIADOS en la cama... Nunca en la vida con bebé, por favor :S

:*

releante dijo...

Muy buen post, la verdad es que nosotros, bueno mi mujer, hizo así, dormía en su cama-cuna y cuando sonaba el llanto de la teta o bibe, pasaba a dormir al lecho matrimonial, invadiendo y ocupando el espacio suyo y normalmente el del padre, que terminaba con un pié del número 15 clavado en la nariz. Un abrazo

pseudosocióloga dijo...

Creo que se duerme mejor dejándolo en una cuna en una habitación al otro extremo de la casa desde donde solo lo oyes si de verdad tiene hambre.

sonietaSun dijo...

yo llegué al colecho por necesidad, así de esta forma, que se está mucho mejor dando teta estirada que muriéndote de sueño en el sofá haciendo zapping

y todavía lo sigo haciendo, aunque ahora la excusa de la teta ya no vale, mis niños se acuestan en su cama y "a veces" amanecemos acompañados. mmmmm me encanta!!!

dibujosdenube... dijo...

Jajaja... me he visto totalmente reflejada... nuestro siguiente paso es comprar una cama de 1,60 de ancho, porque la peque sigue durmiendo en nuestra cama...

papacangrejo dijo...

jajaja pues todos contentos
nosotros planeamos y luego pasa lo que pasa, cangrejito dormía solo en su cama y a los cuatro años ... con los papas, y te aseguro que las patadas, bofetadas, etc las da igual, pero con mucha más fuerza jajajaja

DesastremaDre dijo...

Jajajajaja, qué bueno, gracias por las risas. Acabo de descubrir tu blog, voy a seguir curioseando...
Besos!

Borraja dijo...

Que buena forma de empezar la mañana leyéndote.
El momento "noé" que se hundía por la cabeza ha sido impagable. Por cierto, ZaraJota muy manitas no es, no? Recuerdo por ahí la instalación de la cocinilla...a autentica chapuza la calificó el técnico, según contaste.

Amaranta Wind dijo...

Buenísimo, pero buenísimo, buenísimo... :-)

Patch dijo...

Ay cuánta razón, qué felicidad dormir con un bebé espatarrado que se empeña en arañarte la cara. ¡Y lo mejor de todo es cuando el traslado a la cama de los papás es a la una de la mañana! Diversión sin límites :)

exseminarista ye-ye dijo...

¡Hace tiempo que no me hacían reír tanto tan temprano por la mañana! Menos mal que estoy solo en el despacho XD

Gracias y abríguese, no vaya a coger frío.

blondie dijo...

La historia de la Parejita de el Jueves de esta semana parece inspirada en tu post, colecho total

JuanRa Diablo dijo...


Dicen que tres son multitud. Pero claro, de dos y medio aún no se ha dicho nada.

Pero crecerá, y entonces a ver quién es el guapo que le dice que vuelva a su cuna, con lo bien que se está como mortadela entre panes.

Gracias por las risas :D

ParraWoman dijo...

jajajaja
No te imaginas lo super identificada que me siento contigo.
Estuve colechando durante un año, y la verdad es que, aunque no lo hecho de menos, si que pienso que no hay nada más bonito que levantarte con la manita de tu bebé dandote "caricias" (o cuando le da por investigar donde está el ojo.. mientras que está cerrado!)
Por cierto, dejamos de colechar sin problema alguno... no te dejes llevar por el alarmismo!
Besus

maciamar dijo...

Hoy mismo leía ésto (http://esmateria.com/2013/05/21/el-bebe-no-debe-dormir-con-sus-padres-en-la-misma-cama/) y pensaba que las veces que mi hijo duerme con nosotros siempre acaba con dos tercios del espacio y sus padres haciendo equilibrios en el filo del colchón…

Malapata dijo...

Muy bueno, me he reído mucho y me he sentido totalmente indentificado, especialmente con los bebés anti-edredones y los padres equilibristas.

Aprendiz de repostera dijo...

¡Gracias! Hacía muuuucho tiempo que no me reía tanto! Mi compi de despacho está asustada de las carcajadas y la risa llorosa que me ha entrado! Y qué razón tienes!!!
Me alegro de conocerte!

madre estresada dijo...

te falta la posición favorita de mi hija, abrazada a su padre y dedicando patadas a mi misma toda la santa noche.
Eres genial, preciosa

Coldwind dijo...

Te descubrí gracias a esta entrada y comencé a leerme tu blog entero de un tirón, aunque por culpa de la uni sólo he podido leer hasta el 2008 :'(
En fin, espero poder ponerme al día cuanto antes, aunque entonces no sabré qué hacer...

Coldwind dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El ornitorrinco ilustrado dijo...

Eres la pera!!!! Si me río más reviento, me ha encantado XD

Nitdia dijo...

Genial!

Nosotros, ahora que esperamos el cuarto (la gente dice valientes pero creo que inconscientes es más adecuado...) hemos optado por la cama de 2x2m en nuestra habitación más colchón de 60 cm (lo que da el ancho de la habitación).

Como dices, siempre hay media cama libre y la otra ocupada por una muchedumbre de entre 2'5 (mi barriga) a 5'5 personas... pero al menos tenemos más espacio!

A disfrutarlo!

Susana dijo...

JAJAJAJAJAJAJJAJAJA
No he podido evitar reírme a carcaada limpia mientras intentaba que mi chico entendiese lo que le leía.

Me quedo por aquí, con tu permiso.

Un saludo.

Susana dijo...

JAJAJAJAJAJAJJAJAJA
No he podido evitar reírme a carcaada limpia mientras intentaba que mi chico entendiese lo que le leía.

Me quedo por aquí, con tu permiso.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Es buenisimo por favor!!!creo que más de una nos sentimos reflejadas!! Y cuando tienes 2... Invaden totalmente el territorio y ni padre ni madre!jajajajjaja

itxaso quintana dijo...

Ala que gracia!!!!! Jajajajajaja. Tomo nota para evitar el colecho y lo que conlleva. Aunque en el fondo parece genial

Débora.- Pa Monísima:Yo dijo...

Me muero de la risa... tanto que Abilea que está viendo los dibujos me ha dicho: Chsssssss mami, que no oigooooo.
Todo ciertisimo!
Felices pascuas colechales XD

Carla Herrera Valdés dijo...

Es buenísimo, mi hijo es un bebé que no se mueve durmiendo, por lo visto, resulta que existen, aun así nos identifico en muchas cosas

noelia dijo...

Ja,ja.ja ,ja buenísismo, muy bien descrito!

Anónimo dijo...

Bebe chan podria ser martina perfectamente porque todo es tal cual

Johanna Arco dijo...

Qué buenooooo

María José López dijo...

Me ha encantado!

Regina Ros López dijo...

Me he reido, pero es la pura verdad,genial!

Sonia dijo...

Me ha encantado leerte, es tierno y con sentido del humor al mismo tiempo y eso es de lo mas difícil de lograr. Un saludo

hadanae dijo...

Joder. Y por qué no mejor tener un reptil que un bebé? Los reptiles solo tienen hambre y sed. Pero los bebés no solo lloran por hambre o sed sino porque necesitan cariño, porque tienen miedo, porque necesitan compañía. Me gustaría saber si usted, pseudosocióloga duerme sola en la cama.

nadin aguilera arriaza dijo...

Estoy llorando de la risa!!!!! En mi caso papa ocupa la mitad de la cama y en la otra mitad esta mama colgada en el travesaño y los dos bebes en medio. Este invierno eche a papa jijijiji

nadin aguilera arriaza dijo...

Al otro cuarto ehhhh, q ha soñado muy mal jejeje

mamabuhomallorca dijo...

Llorando de risa... Que gran verdad. Nuestra solución fue poner una cama de 90 pegada. La cual solo se ocupa media hora en la noche, y es para poner el pijama..el restod de la noche sobre mamá y al lado roncando papá . Jajajaja

Miss y Mister Golosina dijo...

Me meoooo, qué bueno. Viva el colecho! Y sobre todo, viva el descanso!

Carolina Besso Cabo dijo...

Muy bueno hadanae

Carolina Besso Cabo dijo...

Muy bueno hadanae

Ayla dijo...

En mi cama de 1.50 más cuna de colecho adosada solo se ocupan unos 50 cm. Soy un sándwich entre mi tercera bebe pegada a la teta por el lado de la cuna colecho (que no dentro de la misma, mejor sobre el mismo colchón de mami) y la segunda pegadita a mi espalda. Así que frio no paso. El papá se queda dormido en el sofa viendo bones, yo lo grabo para cuando consigo salir del sándwich. Se por la primera bebe que esto tiene su fecha de fin sin necesidad de ponerla yo y pienso aprovechar al máximo este tiempo de lujo.

Stephanie hastaelinfinitoyymasalla dijo...

Jajajaj muy bueno! Me siento ifentificada!
Me quedo por aqui besitoss

Alfonso dijo...

¡Qué bueno! Me encanta hacer colecho con mi bebé. Lo peor es la envidia que me dan cuando me voy a trabajar!