14 mayo 2011

Lorz, Zarajota, Barcelona 5 y ya

Previously in Lorz...
Mi suegra me discrimina por no ser negra.

Mi cuñada, con muy poca consideración hacia los pelos de los demás, decidió casarse en domingo, cuando no hay peluquerías abiertas.
No me quedó más remedio que peinarme yo misma, con un resultado razonablemente satisfactorio:









Quedé bastante contenta. Me hubiera gustado ir mejor, pero yo sola no podía hacer más, y me consolaba pensando que total, las demás tampoco podían haber ido a la peluquería, por lo que tampoco iban a ir mucho mejor.
Por desgracia los acontecimientos se sucedieron de una manera imprevista.
Primero, me olvidé de coger la laca, así que mi pelo ultrasuave y megafino iba precariamente sujeto sólo con las horquillas y la tiara.
Segundo, la barba tipo velcro de ZaraJota™, a pesar de estar recién afeitado, arrasó no sólo con mi pelo, sino también con mi maquillaje.
Tercero, una brisilla marina que sube y que baja del fondo del mar y que me dejó el pelo como una bola del desierto. Tal que así:


Para rematar, cuando llegamos a la boda descubrí que las demás no habían ido a la peluquería... pero habían liado a una amiga peluquera para que las fuera a peinar a casa.
Iban todas estupendas.
P*t*rd*s.
Durante toda la mañana, cada vez que hablaba con alguien se repetía el mismo diálogo.
-Lorz, ¡me encantan tus zapatos!
-Gracias, son mis zapatos de novia.
-Y la tiara es muy bonita también. Esto... ¿Te has peinado tú?
Jo.
Por suerte en la comida me tocó sentarme con mis sobrinos, que son los más guapos del mundo mundial y desafío a cualquiera que se atreva a contradecirme.
La estrella de la comida, aparte de la novia, claro (que también iba guapísima), fue la pequeña. Creo que le hice unas trescientas fotos, y la verdad es que no le hacen justicia porque parte de lo monísima que es son las ocurrencias que tiene.
Mientras estábamos con el primer plato, de pronto, se puso muy seria.
-Lorz -me dijo- por favor, pregúntame si soy alcohólica.
Estos son los motivos por los que entré en shock de inmediato:
La primera vez que fui a cenar con mi familia política, la niña me preguntó, con la inocencia de sus cinco añitos, si ZaraJota™ y yo dormíamos en la misma cama.
Con toda la familia mirando, sin saber muy bien qué hacer, decidí ir de tradicional y decirle a la niña que no podíamos dormir en la misma cama porque no estábamos casados. Después de recibir una dolorosa patada en la espinilla, caí en la cuenta de que sus padres no están casados tampoco, lo que no les impide tener dos niñas y dormir en la misma cama cada noche.
Varias experiencias similares más tarde ya he aprendido que las preguntas de la niña las carga el diablo.
Además, ¿qué clase de niña de ocho años sabe qué es un alcohólico, cómo usar la palabra y pronunciarla con toda corrección?
Y sobre todo
¿QUÉ CLASE DE PREGUNTA ES ESA?
-Está bien -le dije con un hilo de voz-. ¿Eres alcohólica?
-No. Soy cocacólica.
Y ahora, ¿le explico que se dice cocainómana o llamo a los servicios sociales?

14 comentarios:

bequipequi dijo...

JAJAJAJA, con cinco años son mundiales las salidas que tienen, los jodíos

por cierto, yo pienso que el look "me he peinado yo misma y soy asín de natural" queda estupendérrimo y sale mucho más barato que la pelu, así que seguro que ibas estupenda (y además la diadema era remona)

Islander ! dijo...

A lo mejor te quería decir que era adicta a la coca cola jeje.

Necio Hutopo dijo...

Anda... Pues empiezan pequeñas...

JuanRa Diablo dijo...

Pues ese día tu suegra te aceptaría, porque el pelo terminó por ponerte negra, ¿no?

Lorz, eres la más risamaker de la red!! xDDD

Tita dijo...

jajajajaja ¡vaya con la niña, como controla!

Oye, ¿y tú no dijiste que en la meseta todas nos peinamos así?

Preciosísisismos los zapatos

Condesadedia dijo...

¡¡Oooh, qué peinado más bonito, si pareces Sansa!!

*huye antes de la apedreen*

Pero te has olvidado de decirnos lo más importante, y lo que seguro que todos arden en deseos de saber, así que hablando en representación de miles de lectores de este blog, me veo obligada a preguntar:

¿Había pan con tomate?

Y sí, las nenas a esa edad son muy peligrosas. Mi sobrina con cuatro años me explicó la mar de seria que a la gente, cuando se muere la entierran. Angelicos.

Inma dijo...

Preciosos los zapatos y la tiara..¿te peinaste tú sola?

Eowyn Zirbêth dijo...

Con quince años, en una reunión familiar a la que vinieron dos tiabuelos, uno cura y otra monja, mi dulce hermanita de 5 años, sin venir a cuenta, soltó: "pues mi hermana se quiere acostar con un tío", frase seguida de un absoluto y humillante silencio.
Si al menos hubiese sido cierto. Pero una no pensaba aún en esas cosas. Pasé una vergüenza inconmensurable.

Clara Moon dijo...

Qué lindo peinado! tutorial?
Muy natural, la brisa marina seguramente le dió el toque final

lapatachunga dijo...

Pues yo creo que tu sobrina lo que es es una cuenta chistes:
"Estaban de visita en un centro de adictos y le preguntan a un paciente: Hola, ¿es Ud. Alcólico? y contesta, Noo, soy cocacólico"
Vamos, la reencarnación de Eugenio.

Reyes dijo...

Hola guapa!! te he dejado un premio en mi blog a blogs con estilo, si quieres puedes pasar a recogerlo para mi seria un honor. Un besazo.

apple dijo...

Ese peinado esta muy bien, la trenza, la tiara, el modelo seto me gusta menos jeje.
Tu sobrina la mejor, dile como se va abriendo un blog, porque tiene madera.

mjjulieta dijo...

los padres de la niñita son muy listos: ellos se divierten teniendo hijos y dejan el trabajo sucio pa los demás, es decir, para ti.

en el fondo creo q lo hacen para tomar nota.
que sea leve, que sea leve.
besitos a Arale.

mona dijo...

Yo también conozco unos pocos coca-cólicos(mi corrector ortográfico me da varias opciones)son de los que vienen a tu casa y lo primero que preguntan es: ¿hay Coca Cola?.En la próxima revisión de la RAE la admiten.
PD la niña maravillosa XD