03 junio 2008

Prison Break, tercer intento

En capítulos anteriores:

A las 9:50 de la mañana de un viernes cualquiera, mi cobaya se escapó y se escondió detrás del bidet.


Eran ya casi las 11 de la mañana, el bicho no salía, y todavía no había fregado el baño, así que respiré hondo y empecé a pensar.
Bien.
Veamos.
El bicho come aproximadamente cada media hora. Es posible que ahora esté asustado, pero si le dejo en paz de aquí a un rato le empezará a hacer ruidos la tripita, y saldrá sola. Lo que tengo que hacer es ignorarla... y fregar el baño, que se me está haciendo tarde.
Así que me puse a fregar el baño, bidet incluído, pero no llevaba ni cinco minutos cuando me di cuenta de que algo fallaba.
Hacía calor.
Mucho.
Y usar lejía en una habitación cerrada quizá no sea la mejor idea del mundo, francamente.
Pero claro, si abría la puerta Arale-chan podría aprovechar otro descuido para escapar, y con la cantidad de estanterías que hay en casa no la volveríamos a ver... Ni a la parte blanda de nuestros libros, de paso.
Entonces se me ocurrió la idea de poner una barrera.

La de veces que me comí la barrera dichosa, oyes...
Me sentía un poco estúpida, pero el baño quedó reluciente, y eso es muy importante porque nunca se sabe cuando puedes acabar comiendo en el suelo de tu cuarto de baño.
Cuando acabé, Arale-chan no había hecho ni el más mínimo intento de salir y yo empezaba a desesperarme, así que decidí sacarla de ahí aunque fuera a trozos.
Como la mano no me llegaba busqué algo que pudiera usar, pero por desgracia sólo encontré esto:

Enseguida me di cuenta de que era mala idea, porque no había espacio sufiente para el mango.
Si no podía sacarla yo, tendría que obligarle a que saliera era.
Lo probé todo.
Torturé a su peluche:

Le puse un trampa:

Le puse la jaula a la vista, para ver le daba ganas de volver al hogar:

Le enseñé su plato vacío:

Y lleno:

Y finalmente puse una vela, a ver si se conmovía y salía de una vez:

Era ya la una de la tarde, al bicho no le daba la gana de salir, y no podía irme a trabajar con el estómago vacío. Mientras estaba comiendo se me ocurrió una idea que me pareció brillante.
De postre me corté una raja de melón, superdulce, superoloroso, superbueno.
Me lo llevé al baño, me senté en el suelo, cerquita del bidet, y empecé a comérmelo.
-Ummmm... -exclamé-. Que bueno está el melón. Es una pena que sólo puedan comerlo los mamíferos que están fuera del bidet.
Jo.
Me parece que he tocado fondo.

Continuará...

26 comentarios:

Chache dijo...

Qué pulso narrativo tienes. La historia me está enganchando y eso que ya se cómo acaba, que me lo contó ZJ por tlf.

Fitti dijo...

Intrigados nos tienes!

Anda que pararte a hacer fotos en esos momentos de tensión, de lucha entre la vida o morir de hambre... jajaja

The Inner Girl dijo...

Esa situación es un sinvivir... Y la hora de entrar a trabajar acercándose... OhMyGod...

______________ dijo...

Jo, hasta ahora he leido en silencio y bastante divertido la aventura, pero empiezo a tener miedo por el bichejo:S Dinos que acabó todo bien...

anselmo dijo...

Menuda saga...superior, sn dura a la de TLOTR....dale duro y acaba con el roedor oscuro.

Necio Hutopo dijo...

Supongo que un "tengo el roedor atorado en el bide" no cuenta como falta justificada en el trabajo, no?

Daupe dijo...

Hola Lorz,
Me sé un método infalible y testado, ya que a mí me paso (varias veces) ese tipo de fugas de roedores con el agravante que los míos estaban en paradero desconocido:
Herramientas:
1.- Palangana
2.- Toalla o similar…
Elaboración:
Colocas la palangana en un sitio céntrico del cuarto de baño, echas comidita dentro de la palangana (hasta melón sabroso y muy dulce si se quiere). Se coloca la toalla (o similar) a modo de escalera, de tal forma que el animal sube por ella y cae en la palangana sin que pueda escapar por la pendiente de las paredes… Lo dejas una noche y por la mañana estará la ‘condesa de Montecristo’

Lucía dijo...

Estoy sufriendo un montón por la pobre Arale!!

Anónimo dijo...

Echale agua, eso suele funcionar, tenia un conejo eneno quetambien se escondia alli y solo lo sacaba un remojon o una pinza de la ropa roja (las atacaba)Cuenta ya el final, que me muero de curiosidad

Marduk dijo...

Viva el chantaje emocional!

Torocatala dijo...

Brutal xD

Llevo un rato leyendo tu blog, me encanta xD

lorzagirl dijo...

Mi madre me ha llamado para decirme que confiese de una vez, que estoy preocupando al Primo Guapo...
Vaaaale, lo admito, el bicho salió, y está bien. De hecho ha engordado tanto que ya no cabe en el hueco del bidet.

Chache, ya le vale a ZaraJota con los spoilers.

Fitti, es que pensé que nadie me iba a creer, jo.

Inner Girl, un infierno en la tierra!

Palito largo y azul, todo acabó bien, de verdad.

Anselmo, un bidet para ocultarlos a todos...

Hutopo, cuando llegué al trabajo se lo consulté a mi jefa y me dijo que no.

Daupe, es una idea genial. Jo. Ojalá lo hubiera sabido antes.

Lucía, ¿la pobre Arale? ¡La pobre Lorz!

Anónimo, dos días más.

Marduk, ¡viva!

Torocatala, gracias!

geminisdespechada dijo...

jajaja ya me quedo más tranquila sabiendo el final.. vivan los espoilers!!! ah, no, house que no me lo cuente nadie que hoy es el último de esta temporada..

geminisdespechada dijo...

por cierto, el parapeto ese blanco que parece una secadora con chimenea qué es?

oveja dijo...

aich poldió que desazón tengo..que salga ya el bicho, lo mismo no entiende bien nuestro idioma, prueba a hablar más lento y vocalizar ayudandote del efecto eco del water.. a ver si así..

Bichito dijo...

Pobrecita... ella solita en el bidé... jejeje

LA MAMI dijo...

P¡ero a ver, como me dejas asi? tienes que contar mas...
genial tu blog...
vengo del de Diana...
Un saludo

Anónimo dijo...

Estamos en ascuas por saber cómo acaba

X cierto, en breve habrá una tercera carta a un político español?

Blanco Humano dijo...

Pues es verdad, nunca se sabe cuando puedes acabar comiendo en el suelo de tu cuarto de baño.

A mí no me ha pasado todavía, pero se ve que es cuestión de tiempo...

(Por cierto, en el blog de Jotace dicen nosequé de Zarajota, aunque yo no lo he entendido, la verdad)

Carlos Añejo dijo...

Menos mal que he encontrado tu blog con esta intrigante serie porque terminada la serie de House estaba yo de bajón televisivo...

Saludos.

Ira dijo...

Y yo que no veía prison break porque no me gustaba xD lo que pasa que depende que versión engancha o no, ye sta engancha eh xD
Un beso

Anónimo dijo...

No creo que pueda haber nada más mono, más tierno y más humorístico que esa bola blandita mirándo desafiante desde su inexpugnable escondrijo.

Mme. Discordia

E. Martin dijo...

Qué buena la muralla del Abismo de Helm en la puerta del baño.

(mientras no aparezcan hordas y hordas de hamsters para asaltarla, claro)

Jeanne dijo...

Super divertido....

Te iré siguiendo a ti y a ese pequeño peludito refugiado más allá de las rejas de su castillo.

:-)

Céfiro dijo...

"[...] Al amanecer del quinto día mirad hacia el este..."

Gato dijo...

Eres una gran negociadora. Si alguna vez estoy cerca en un secuestro le voy a decir a la policía que te llame.