12 marzo 2007

La masacre de las tortitas

Me apetecía desayunar tortitas, y detalles tan insignificantes como que eran las dos de la tarde y que no sé hacer tortitas no me iban a detener.
Además, cocinar es fácil: sólo hay que seguir la receta paso a paso.
Y además esta vez no estaba sola: contaba con la ayuda de Rana, Curly Hair y Hermano Mediano.
Necesitábamos harina, huevos, leche, levadura, mantequilla, sal y azúcar.
Perfecto.
Sólo teníamos mantequilla, así que Hermano Mediano se ofreció voluntario a ir a comprar el resto.
-Pero por qué c*j*n*s tengo que ir yo, ¿eh? Si ni siquiera me apetecen las p*t*s tortitas, c*ñ*, lo tranquilo que estaba yo jugando con mi wii...
-No te preocupes -dijo Rana-, nosotras te acompañamos.
-Y encima tengo que ir con estas...
Se fueron a la compra y yo me quedé derritiendo mantequilla, a ver, es que era lo único que tenía, era eso o batir huevos invisibles, y no es plan. Además fue más complicado de lo que esperaba, porque como no encontraba la tapa-de-plástico-que-se-pone-sobre-los-platos-cuando-los-metes-en-el-micoondas tuve que hacerlo al baño maría.
Una hora después volvieron Rana, Curly y Hermano Mediano. Traían la harina, los huevos, la leche, la levadura, la sal, azúcar... y un bote de pepinillos.
-¿Y esto? -pregunté.
-Para entretenernos mientras tú cocinas.
Mejor no preguntar.
Ya tenía mis ingredientes, así que eché en un bol medio kilo de harina, un sobre de levadura, una cucharada de sal y tres de azúcar y lo mezclé todo.
Lo seguiente era "hacer un volcán con la mezcla", y esa es la prueba de que lo que estaba mal era la receta y no yo: después de mucho investigar descubrí que con "volcán" quería decir "cráter".
¡JA!
Hice el cráter.
Ahora tenía que verter en el agujero cuatro huevos batidos, un vaso de leche y seis cucharadas de mantequilla derretidas.
...
El cráter aguantó bien los huevos, pero al echar la leche desbordó, y con la mantequilla ni te cuento, que aquello ya no era un cráter, era la erupción del Vesubio como poco, y yo intentaba meterlo todo de vuelta en el cráter pero nada, se desbordaba, y por un momento pensé que aquello no tenía remedio y me iba a quedar sin tortitas.
Jo.
Pero resultó que después había que mezclarlo.
Me pregunto para qué leches me hacer excavar un cráter para luego juntarlo todo.
Eso es tortura psicológica.
Y además aquello en cuanto se mezcló se transformó en una masa grumosa, porque me salté el paso de tamizar la harina. A ver, si no soy capaz de encontrar la tapa-de-plástico-que-se-pone-sobre-los-platos-cuando-los-metes-en-el-micoondas, que la uso todos los días, a ver cómo voy a encontrar el tamiz.
Intenté aplastar los grumos con una cuchara pero se quedó pegada a la masa grumosa.
-¿Qué he hecho mal? -pregunté.
Rana, Curly y Hermano Mediano abandonaron lo que estuvieran haciendo con los pepinillos (que yo en la vida de los demás no me quiero meter) y vinieron a resolver mis cuitas.
-Todo, Lorz. Lo has hecho todo mal.
-Jo.
Curly trató de salvar el momento dramático cambiando de tema.
-Eh, Lorz, ¿en qué trabajas?
-En un supermercado -contesté mientras tiraba de la cuchara para despegarla.
-¿Y cuánto llevas?
-Cuatro años.
-Ah, claro. Es lo que pasa, que tiene un trabajo de mierda, pero te acomodas y el tiempo va pasando, y cuando quieres darte cuenta has desperdiciado toda tu juventud vendiendo lechugas.
Empezaba a pensar que como consiguiera sacar la cuchara de la masa grumosa la iba a guardar en la cuenca del ojo de Curly para que no se perdiera, pero la verdad es que cuando lo conseguí estaba tan contenta que en lugar de eso encendí el fuego, puse la sartén encima, eché un poco de mantequilla y en cuanto chisporoteó dejé caer un pegote informe de masa grumosa.
-Andá, Lorz -dijo Rana-, un buñuelo...
-Que cosa más fea, Lorz -añadió Curly.
-No pretenderás que nos comamos eso, ¿verdad? -dijo Hermano Mediano.
Yo no entendía de qué se quejaban. Era práctiamente igual que la imágen de la receta, sólo que en vez de una tortita del Vips parecía una boñiguita del campo.
Eso sí, al ser tan gorda tardaba mucho en hacerse.
Cuando fui a por la segunda Rana detuvo la trayectoria de la cuchara.
-¿Qué? -pregunté.
-¿Y si le echas más leche a la masa?
-¿Para qué?
-Porque la leche crea una capa protectora en el estómago que ralentiza y minimiza la absorción de sustancias nocivas.
Me pregunto qué pretendía insinuar.

31 comentarios:

Crystal dijo...

Jajajajajaja, ains, me encantan tus recetas, Lorz, en serio XD

Bueno, voy a seguir desperdiciando mi juventud y mi vista en la pantalla del ordenador.

Necio Hutopo dijo...

Cuando por fin viví solo (después de mi marcha de casa y la marcha de otra persona del domicilio compartido), así más o menos cocinaba siempre... pero tenía excusa, depresión, que le dicen...

Scarlett Witch dijo...

¡Ay! Pobre, me da una cosa que tengas estas experiencias tan trágicas con la comida...

Bueno, con la comida y con los que se quedan mirando poniendo faltas.

¡¡No los invites cuando aprendas a cocinar!! ¡EA!

Anónimo dijo...

ummmmmmmmmmmmmmmmmm PEINILLOS.......UMMMMMMMMM






NOCHNOI DOZOR

Anónimo dijo...

POR CIERTO QUIERO CONOCER A ANONIGIRL.


NOCHNOI DOZOR

querida_enemiga dijo...

¡Si es que de desagradecidos está el mundo lleno! Y no saben apreciar tu capacidad de innovar en la cocina, que ni Ferran Adrià... No eran tortitas, eran "esferificación de harina en cráter en erupción en pleno calentamiento global". Hombreyá.

EFE dijo...

Ah, claro. Es lo que pasa, que tiene un trabajo de mierda, pero te acomodas y el tiempo va pasando, y cuando quieres darte cuenta has desperdiciado toda tu juventud vendiendo lechugas.

Voy a tener que decirle a Jona que te pase el Malas Ventas.

Blanco Humano dijo...

'-Todo, Lorz. Lo has hecho todo mal.'

Jo, que capacidad de síntesis, no?

Tako dijo...

No es "mal" es "diferente"

O algo parecido.

Jónatan dijo...

El Malas Ventas es un tebeo de un insatisfecho con un empleo de puta madre que se queja de vicio y se liga a una tía que no soporta pero no tiene cojones para rompar.

También los llaman "indies".

La receta de Tortitas... ¿es alemana? ¿Estab escrita en otro idioma? ¿perdiste el decodificador?

En fin, te paso la mía:

-que es para cantidades "normales" así que hazte a la idea de que hay que doblar o triplicar las medidas-

Lo primero es la mantequilla. Dos cucharadas soperas. Ponlas en la sarten y, a fuego muy lento, derrítelas. Esto sirve tanto para tener la mantequilla de la receta como para tener "engrasada" la sarten de las tortitas.

En un bol echa el contenido de dos huevos. Bátelos. Añade la mantequilla derretida mientras sigues batiendo. Una vez hehco ve alternando mientras echas la harina (225 gr. aprox) y vaso y medio de leche. Cuando esté todo sólo tendrás que añadirle media cucharadita de levadura y una pizca de sal. Le das la última batida y ya tienes preparada la masa.

Lo mejor es ponerla en una jarra o recipiente similar para poder echarla a la sartén con más facilidad (recuerda, cuando la sartén pierda adherencia pasa un poco de mantequilla de neuvo)

Yo uso mi batidor para la mezcla, tú posiblemente necesites una batidora de aspas. Y luego, la miniprimer. Tranquila, mientras no "oxigenes" mucho no tiene por qué quedar peor. Digo, mal.

Por lo demás, ya sabes que la diferencia entre Crêpes, Tortitas, Pancakes, etc... tiene que ver con la cantidad (y densidad) de masa que uses. Experimenta sin miedo -total, no soy yo el que va a probar tus experimentos-

Otro día te cuento lo que son los Waffles -y su versión Gofres- y qué tienen que ver el Bacon y la Miel.

EFE dijo...

El Malas Ventas es un tebeo de un insatisfecho con un empleo de puta madre que se queja de vicio (...)

RETO AL LECTOR:

Léase el mencionado tebeo y después respóndase en menos de cinco segundos la pregunta siguiente:

¿De qué trabaja Jona?

3,1416 dijo...

a pesar de los comentarios, me presto como cobaya de experimentación para próxima comida de lorzagirl en su casa, si es que desagradecidos está el mundo, y las ganas que le ponía en hacer las dichosas tortitas-buñuelos, o lo que al final fuera???????, por lo menos, lo que se seguro, es el buen rato de risas que me iba a pasar, jajajajajajajajaja

1bx

PRIMAVERITIS dijo...

Torrrrrtiiiiiiitaaaaasssss!!! ssscchhrulp!!
¿por que leeré yo estas cosas a las dos y media y sin comer?
hambre, hambre, hambre, hambre.

Sheena dijo...

Queremos libro con las peripecias de Lorza en la cocina ya!
besukis!

akind dijo...

"¿De qué trabaja Jona?"

¿Es mamporrero?

EmeA dijo...

> ¿De qué trabaja Jona?

¿Puedo participar?

TheBigSquid dijo...

"¿De qué trabaja Jona?"
Por su receta es obvio que es panadero. Seguramente poseerá manos solares de esas tan de moda.

"¿Es mamporrero?"
O_O

Rana dijo...

"¿De qué trabaja Jona?"

Yo sé la respuesta, pero la verdad es algo que pocos querrán conocer! xDDD


No es que no sabemos apreciar sus recetas, es que nos gusta dar nuestra opinión totalmente constructiva para conseguir dar al plato el toque ideal :P

He decir que Curly salvó las tortitas (y a nosotros) de la muerte y no yo, y que el revuelto que preparé al estilo Vips estaba de lujo, aunque Lorz y zarajota se empeñasen en decir que la mezcla de huevos y nata que les había dado era demasiado líquida.

Curly Hair dijo...

Gelou gente, Lorza, Rana, Hermano Mediano, Zarajota!!

Pues sí, pues sí, eso de ser una de las protagonistas de una de las historias de Lorz, emociona!! Sobre todo cuando te estrenas (¿te estrellas?)con una de ellas. Sólo puedo alegar en mi defensa que esas palabras que han sido colocadas en mi bocaza han sido sacadas de contexto!!!... mmm, ¿suena convincente?

Añado a mi alegato, que la única medidora fiable acerca de los personajes que visitan la cocina de Lorz, es La Garta que se esconde en todos los rincones... y frente a Rana, q la tiene una rabia impresionante (La Garta tiene rabia a Rana, no Rana a La Garta)(y nadie se explica por qué), parece ser que yo formo parte de los que pasan a englobar la condición de "persona grata" en esa casa. Juas!

Aclaración: La Garta (léase Gato, o como dice Rana: "esa cosa peluda y despreciable que anda por la casa, y no hablo de Hermano Mediano").


;-)

akind dijo...

Puede que sea peludo y despreciable, pero al menos no tengo un nick cursi, dicho esto desde el cariño y el respeto.

rana dijo...

Hermano Mediano, no sé cómo podéis liaros tanto con nosotras, esas palabras son mias y mi nick no es cursi!! >_<

Creo que para cerrar este ciclos de cocinas deberías, como buen hermano que eres (más o menos), escribir sobre tus variopintas experiencias en el Macro Dia y cómo terminó un bote de pepinillos entre los objetos de la lista de la compra...

rana dijo...

quise decir, estos ciclos de cocinas... esto es por el estress de no estar en mi preciado ordenador, snif!

Curly Hair dijo...

...no se está haciendo masacre con las tortitas, se está haciendo masacre hacia mi humilde persona!!!!.... Akind, lo de "peludo y despreciable" está entre "" (léase comillas) porque hace referencia a la citación directa de las lindeces que salen de la rana que croa.

Hans dijo...

Niña: después de esto y la receta de los 'macarrones con socarrat verde' (arghs), resulta obvio que el Altísimo no te ha llamado por el camino de la cocina. Experimenta con el macramé, a ver qué sucede.

lorzagirl dijo...

Crystal, no, si las recetas son de mi madre; yo lo que hago es darles un toque personal.

Hutopo, el secreto está en buscar a alguien que cocine por ti.

Scarlett, en realidad yo cocino estupendamente, lo que pasa es que pongo a prueba la altura moral de mis comensales ofreciendo primero algo repugnante para ver cómo reacccionan. Si superan la prueba les permito probar la comidad de verdad. De momento no ha ocurrido nunca.

Nochnoi, ¡mente limpia!

Querida enemiga, "esferificación de harina en cráter en erupción en pleno calentamiento global"... Esa me la guardo.

Efe, ya tengo una pila de libros de Jona, todos sin leer.

Blanco Humano, capacidad de síntesis y crueldad desmedida: esa es RaNa.

Tako, especial como los niños especiales.

Jona, lo que tienes que hacer no es darme recetas, sino hacerme las tortitas. Así seguro que salen bien y me canso menos.

Efe, jo, todo el mundo sabe que Jona es Genio del Mal. Menuda caca de reto.

3,14, eh, y sangría de 3,14padre para acompañar!!!

Primaveritis, ¿no te he quitado el apetito? A mis invitados se les suele quitar.

Sheena, entonces Jona no sólo corregiría mi forma de cocinar, también mi estilo, mi ortografía... Paso.

Akind, ahora que lo mencionas...

Eme, sí, ¿no?

Thebigsquid, ¡el mejor panadero del mundo!

Rana, con "preparar el revuelto" te refieres a esparcir nata y huevo por toda la cocina y luego huir vilmente?

Curly, no eres persona grata, es que somos muy educados.

Akind (otra vez), peludo sí, despreciable a ratos.

Rana (otra vez), sí, por favor, cuenta lo de los pepinillos.

Curly (otra vez), esto se prece cada vez más a los diálogos de Hernández y Fernández...

Hans, no, el macramé tampoco es lo mío. Sé echar la cocacola por la nariz, eso sí.

Achab dijo...

¿Sabes eso que dicen de que la gente con maña para la cocina liga más?

Pues (afortunadamente para ti) es mentira.

Rana dijo...

achab, Lorzagirl consigue romper todos los esquemas! ;)

Anómalo dijo...

Batir huevos invisibles es algo que no debe hacerse, estoy contigo.

Callus dijo...

Lo q nadie comentó es q les faltaba un buen chorro de anís. Todo el mundo debería saber q para cualquier comida salada se debe de echar mucho picante y para los dulces un buen chorro de anís. Así es como cocino yo y nadie se queja (bueno, la verdad es q sólo cocino para mi).

_Xisca_ dijo...

Jonatan y Lorza, muchas gracias por las recetas, que sepáis que las pongo en un bloc de notas titulado "Las recetas de Jonatan".

Sigo sin tener claro si esto no será lo mismo que sabe hacer mi hermana, lo que ella lo llama "crêpes"...

Jezabel dijo...

A mi me sucede alguna cosa absurda, que es que al intentar hacer crepes o tortitas me sale siempre lo mismo, una especie de cosa intermedia que la vida da en llamar crepitas.

Mi peor intento culinario es una vez que carbonicé totalmente un panini. Totalmente. De hecho, cuando lo encontré girando en el microondas le salían de encima unas llamas infernales de diez cm...