12 noviembre 2016

Space Invaders,II

Previously in Lorz...
Piojos everywhere. 

Una vez estuvimos todos convenientemente desparasitados y/o rapados al cero apliqué el protocolo habitual en cualquier tipo de epidemia: avisé a todas las personas que habían tenido contacto con nosotros en los últimos quince días, informando debidamente de la gravedad de la situación pero sin caer en alarmismos.

"¡TENEMOS PIOJOOOOOOOS! 
¡TENEMOS PIOJOOOOOOOOOS! 
¡TÚ PUEDES SER EL SIGUIENTEEEEEE! ¡CONFIESA TUS PECADOS Y PREPÁRATE PARA MORIIIIIIR!", le envié a todos mis contactos de whatsapp.
Y luego, para que no cundiera el pánico,

Pero, aunque resulte difícil creer, no tengo un grupo de whatsapp de madres, así que a la mañana siguiente, cuando fui a llevar a Nena-chan al colegio, aproveché para avisar a las otras mamás de que se había producido un... avistamiento. 
La respuesta fue unánime y clamorosa: 
-Mi hija no tiene piojos. 
Suspiré. 
-No digo que tu hija tenga piojos, digo que Nena-chan ha tenido piojos. 
-Pues mi hija no se los ha pegado. 
-No digo que tu hija se los haya pegado. Digo que Nena-chan ha tenido pijos y se los ha podido pegar A TU HIJA. 
-Mi hija no tiene. 
-No digo que tenga, digo que la mires, por si acaso. 
-Mira tú a la tuya, que es la que tiene. 
-Nena-chan ya no tiene, la hemos llevado a una clínica y...
-Sí, sí, mucha clínica, mucha clínica pero bien que tiene piojos. ¿Es que no la miras o qué?
Llegado a ese punto, y ante la posibilidad de iniciar una matanza en la puerta del colegio, me di la vuelta y me fui. 
La madre que las parió a todas. 
Pero como en el fondo soy digna hija de mi madre, o sea, una optimista de la vida, enseguida le vi el lado positivo, por ejemplo, por fin entendía qué pasó en los 80:
-Oye tron, que tengo sida. 
-Pues yo no te lo he pegado. 
-No digo que me lo hayas pegado, te digo que lo mismo te lo he pegado yo a ti
-Yo no tengo sida. 
-No digo que tengas, digo que te mires por si acaso
-Mírate , que eres el que tiene. 
-¡Ya lo sé que tengo! ¡Por eso te lo digo! ¡Porque llevamos seis meses dándole sin preservativo!
-¿Y por qué voy a ponerme yo preservativo? ¡Póntelo , que eres el que tiene sida! 

En fin, al menos yo había hecho todo lo que hay que hacer en estos casos: aislar al paciente, proceder a la descontaminación, comunicarlo a todas las personas que hubieran estado en contacto... 
Solo me quedaba un último paso... 

Continuará...













8 comentarios:

Mi Álter Ego dijo...

Sólo espero que la niña de esa madre tenga piojos. O, mejor aún, la madre. La niña no tiene culpa, la pobre.

Besotes!!!

Necio Hutopo dijo...

Ojalká la madre tenga piojos en un lugar que sea incómodo rascarse...

Genín dijo...

Hasta ahora te has portado genial, veremos a ver como sigues...jajaja
Besos y salud

Mamá en Bulgaria dijo...

No nos dejes con la intriga mujer, que esto es un piojus interruptus!
Bueno, ánimo y a seguir revisando cabecitas hasta que estés segura de que no vuelven. Ay.

Pilar Fdez Vaamonde dijo...

A veces deseas un ataque piojil a alguna gente

Pilar Fdez Vaamonde dijo...

A veces deseas un ataque piojil a alguna gente

Estrellita dijo...

Es que hay gente tan obstusa dando vueltas por ahi!!!
Me encanta como escribis, me hace mucha gracia!
saludos desde Argentina! :-)

pseudosocióloga dijo...

Bienvenida al club.
Yo lo puse en le grupo de "watts" la primera vez, después que hicieran el vacío todos al día siguiente a mi hija en el colegio pese a que había dicho que ya le había hecho el tratamiento ya no lo hago.
Se lo digo a la tutora y ella pone un correo sin personalizar.Pero he oído de todo, llegué a obsesionarme y exigir al colegio que les miraran ellos a los que dicen que nunca tienen o esos cuyas madres te dicen:"yo no tengo tiempo de mirarle las cabezas a mis tres hijos, uso gomina para no cogerlos yo y les digo que se hagan coleta para que la cosa no vaya a mayores".
Aprendes a vivir con ello, te dejas una pasta en productos, usas liendrera en vez de peine, te relajas en los periodos vacacionales y poco más.