19 febrero 2016

Ajo y agua

Cuando estás embarazada o lactando la mayoría de los médicos solo te recomiendan un tratamiento:
Que bebas mucha agua.
¿Resfriada? 
Bebe agua.
¿Dolor de cabeza? 
Bebe agua.
¿Crujimiento de espalda?
Bebe agua.
¿Decapitación?
Bebe agua. Con pajita, que lo vas a poner todo perdido.
-Hija -me decía mi madre-, la maternidad es ajo y agua: a joerse y aguantarse. 
Así me gusta, animando. 
Mucha gente me recomienda la página e-lactancia.org, que informa sobre los medicamentos compatibles, pero cada vez que se lo comento a mi médico me dice lo mismo: 
-¿Te vas a fiar de internet más que de mí?
-Hombre, claro. 
-Pues que te haga internet la receta. 
Hasta ahora he tenido suerte y no he pillado nada grave, sólo un resfriado tremendo: así es como descubrí que amamantar al niño en un banco del parque cuando estamos a -5° igual no es la mejor de las ideas. 
Estaba tan acatarrada que dormía abrazada a un rollo de papel higiénico para que absorbiera los mocos según fueran chorreando para abajo, y era un rollo (¿lo pillais? rollo) porque el papel de higiénico húmedo hace como unas pelotillas blancas que se meten por todas partes y resulta incomodísimo.
Estaba ya harta, y me fui a la farmacia. 
-Hola -le dije a la señora farmaceútica-. ¿Me puede dar algo para el resfriado que sea compatible con la lactancia? 
-Por supuesto que sí, mujer.
-¿De verdad? -se me saltaron las lágrimas y todo, de la emoción. Bueno, y del trancazo.
-Claro. Toma: un paquete de pañuelos de papel. Te lo regalo.
-Eh... gracias.
Sí, gracias por jugar con mis ilusiones, so [suprimido por taco CF RS adC VCC q].
-¡Y recuerda beber mucha agua!
Encima eso. 
Un par de días más tarde mi catarro y yo nos fuimos a una charla sobre lactancia. Masoquismo, lo llaman. Al final de la charla hubo ronda de preguntas y levanté la mano.
-Hola, me llamo Lorz y vengo de Madrid.
-Lorz, esto es un cursillo, no el Ahora Caigo. 
-Ah... Bueno, quería preguntar por qué cuando tengo el periodo tengo menos leche, y cómo lo arreglo. 
-Bueno, Lorz, me temo que es por la alteración hormonal, y que no tiene remedio.
-¿Ni siquiera bebiendo mucha agua?
-No, no, el agua no sirve para nada -¡JA! ¡LO SABÍA!-. Pero podrías probar a comer mucho ajo.
Estáis todos confabulados contra mí, ¿verdad? 

17 comentarios:

Fantasma de la Opera dijo...

Con todo esto en mente, pienso que tal vez las que sois madres deberíais estar en puestos de mando y gran responsabilidad... Directoras de empresas, ejecutivas financieras, jueces, fiscales, gestoras de recursos vitales... No soy tan ingenuo de pensar que iría todo como la seda para todo el mundo, pero sí creo que mucha, muchísima gente, confiaría un poquito más en sus lideresas, sabiendo que no lo son por capricho del destino ni oscuros tejemanejes, sino porque tienen una prueba palpable y física en sus hijos de que la vida es dura, que éstos se lo recuerdan constantemente en privado, y que tienen presente que el sufrimiento existe para todos por igual, hombres y especialmente mujeres, solteros y especialmente emparejados, hijos y especialmente padres, jóvenes y especialmente viejos, sanos y especialmente enfermos... y que no se inclinarían así como así por la corrupción, la ganancia egoísta a costa de la gente necesitada, el abuso de poder con falta de empatía, la sobre-explotación, la contaminación del futuro medio ambiente en que vivirán sus hijos, o los hijos de otras madres...

En fin, divago, pero creo que se me capta el mensaje...

Noemi dijo...

A mi el enlace de e-lactancia.org me lo pasó la matrona de mi centro de salud... y yo si que me fío mucho mas de lo que encuentro por internet que lo que me dicen muchos chamanes, digo medicos de cabecera de la seguridad social.

Genín dijo...

Leete, plis, como mio, el comentario del Fantasma de la Opera, lo suscribo como mio porque pienso exactamente igual, el tener dos hijas y dos nietos, también hace mucho... :)
Besos y salud

Unadedos dijo...

No te digo lo que pienso de tu medico porque queda feo. La próxima vez dile que has destetado a bebekun aunque sea mentira y luego compruebas lo que te mande, que la página de e-lactancia la hacen médicos y por lo que se ve más listos que el tuyo.

Bettie Jander dijo...

Así que lo de ajo y agua viene de aquí, ¿eh? Bueno saberlo.

pinkycadiz dijo...

Yo me estoy quedando "antigua" o los tiempos cambian muy rápido? A mi las matronas en los 2 embarazos y durante la lactancia, me decían que paracetamol de 500mg cada 8h siempre que me hiciera falta. Para las jaquecas,resfriado,dolores diversos...me aseguraron q no traspasaba la placenta ni a la leche :(

Mamá en Bulgaria dijo...

Yo venía a aplaudirte un poco a tí, Lorz, pere leyendo el comentario de Fantasma de la Ópera, os reparto los aplausos 50-50 ok? :)
Respecto al tema del post, muchos médicos no saben nada de LM y menos aún de e-lactancia, una pena, he estado 3 años en situación ajo y agua. A mi me ayudaron mucho las asesoras de lactancia que hay por la blogosfera. Hay un grupo de Fb también.

Necio Hutopo dijo...

Yo sólo le aplaudo a Lorz...

Mi Álter Ego dijo...

A mí lo que me indigna es que, aparte del ajo y el agua, tengas que aguantar el recochineo de los facultativos. Jajajaja. Besotes y ánimo!!!

Marta M. dijo...

Hola. me alegra leer que no fui la única que estaba harta del agua para todo... ni que fuera milagrosa. Menuda paciencia tenemos que tener... seguimos en contacto y mucho ánimo

V dijo...

La página de e-lactancia la tengo como mi página de cabecera. No tomo nada sin consultarla. Está hecha por médicos y profesionales de la salud. A mi me la recomendó mi matrona.
Un saludo

ZaraJota dijo...

Sobre e-lactancia, no todos los médicos comparten el mismo criterio y no todos los pacientes son iguales.
Quiero decir, puedes fiarte ciegamente de e-lactancia, pero si en un momento dado u medicamento te da reacción alérgica tu médico no se responsabilizará ni tampoco los creadores de la web, que es orientativa.
El médico conoce tu historial . Internet no.

Anónimo dijo...

E-lactancia no pretende en ningún caso ser una referencia de recomendación de medicamentos para una determinada enfermedad. Simplemente hacen un estudio de si esos medicamentos son o no seguros y compatibles con la lactancia en función de varios factores como su peso molecular. La hacen pediatras de apilam con formación específica en lactancia materna.
Además responden consultas personalizadas para el supuesto de qur no tengas claro si en tu caso concreto es o no recomendable tomar el tratamiento

Laaiin dijo...

Yo estoy en la semana 36 y hace un par de semanas fui a mi doctora medio muerta de un gripazo y resulta que tenía sinusitis. Pensaba que no me iba a dar nada y me dio amoxicilina y paracetamol. Me dijo que no era peligroso si estaba controlado. Lo consulté con matrona y gine y me dijeron que adelante. Reconozco que lo tomé con miedo y aguanté mucho el dolor para tomar el mímimo paracetamol posible pero es que me quería morir de los dolores de cabeza. Pero claro, hay tantos criterios distintos como médicos al parecer. Ánimo y un abrazo recuperador.

pseudosocióloga dijo...

¿Tienes el período dando de mamar?....no te privas de nada.
Y si embarazada puedes tomar paracetamol ¿porqué amamantando no?
De todas maneras, mano de santo, corta una cebolla y ponla en tu mesilla de noche mientras duermes.La habitación apestará pero podrás dormir.
Ya tienes el trio, ajo, agua y ... cebolla.

Ana Martin dijo...

Yo también consulto e-lactancia, y pienso que lo que puede tomar el bebé, la mamá también.

Anónimo dijo...

Ánimo Lorz, prueba lo de la cebolla, a mí me fué bien. De hecho me paseaba con ella por toda la casa cuando estuve de baja. Y también usé los vapores con hojas de eucalipto, en una cazuela en la cocina.
No tienes nada que perder y es natural ;-)
Felicidades por tu buen humor, que te mejores y tengas buena semana !!