18 diciembre 2015

Los niveles de dificultad

Cuando eres madre no puedes ser friki. Yo creía que sí, y ya me voy dando cuenta de que me había equivocado. Un padre friki, por supuesto; una madre friki, ya menos. Hay leyes que lo prohíben, incluso. ¿Sabéis por qué?

Un friki juega a los videojuegos, especialmente los de matar zombis.
Una madre jamás mataría un zombi, porque los zombis le dan ternurita: sabe que tienen el mismo aspecto que ella cuando se levanta a cambiar un pañal a las tres de la mañana. Es lo que Mamá en Bulgaria llama "mombie".

Un friki adora la ciencia ficción.
Una madre está hasta de oír a los médicos que la salida de los dientes no duele, que las vacunas provocarán una reacción "leve" y que las medicinas tienen "un agradable sabor que a los niños les encanta" y empieza a sospechar que la ciencia tiene una gran parte de ficción.

Un friki tiene una mano mágica.
Una madre también, y aunque su uso está igualmente asociado a la calentura, no la utiliza exactamente igual que el friki.

Un friki tiene siempre a mano su destornillador sónico, aunque no lo usa para nada.
Una madre conserva como oro en paño su termómetro sónico, lo usa a menudo, generalmente para confirmar el diagnóstico de la mano mágica.

Un friki se pasa los sábados por la tarde en la tienda de cómics.
Una madre aprovecha los sábados por la tarde para ir a comprarse ese abrigo que le hace falta, pero en vez de eso acaba comprando una sudadera de Batman, unos calcetines de Frozen y galletas de Peppa Pig, porque sabe que a la niña le van a hacer más ilusión que a ella el abrigo.

Un friki juega al rol.
Una madre puede ser despertador, asistente, enfermera, cocinera, personal shopper, asesor de imagen, peluquera, fontanero, princhesa, bruja, monstruo, pirata, poli bueno, poli malo, y Peppa Pig. A veces de forma simultánea y bilingüe.

Un friki lee cómics.
Una madre lee El pollo Pepe. Una vez. Y otra. Y otra. Y otra. Y OTRA. Lee El Pollo Pepe hasta que comprende lo que sentía Conan dándole vueltas a la puta rueda de molino.

Un friki se disfraza para ir al expofriki.
Una madre se disfraza todos los domingos de lluvia.

Un friki "te dice que la fuerza te acompañe".
Una madre te dice "ve con cuidao, y deja de hacer el tonto, que te vas a caer".

Un friki compra entradas para el estrenos de la nueva de Star Wars: la operación implica aproximadamente cinco minutos y tres clicks, lo que no le impide anunciar al mundo con orgullo que ha "conseguido" entradas para la primera sesión.
Una madre estudia durante días las sesiones, luego cruza los resultados con los horarios de colegio de Nena-chan y los de comida de Bebé-kun para acabar determinando, en un informe de cinco páginas, que la única opción es ir a la matinal del domingo, y saltarse una toma. Para que el nene no pase hambre, la madre pasa semanas sacándose leche con una bomba y congelándola. Por desgracia un día decide hacer una prueba (bueno, tenía que ir al dentista, lo mismo da) y cuando descongela la leche le entra la paranoia y se empeña en que huele mal y la tira por el desagüe del fregadero mientras llora a todo llorar por, ejem, la leche derramada. Entonces decide que a la mierda y que que le den a todo: el día que vaya al cine le dejará a la abuela un biberón de leche artificial. Pero por supuesto, antes hay que hacer una prueba, no vaya a ser que el nene sea alérgico a la leche de fórmula y haya que salirse de la película a mitad para ir al hospital. Unos días antes le da al nene un poco de leche artificial para probar.
El nene la prueba y le sugiere a la madre un lugar donde puede meterse el biberón con todo su contenido. Y que la fuerza le acompañe, si quiere.
Una madre decide entonces que no va a ir a ver la nueva de Star Wars.
Puede que eche una lagrimita o dos.
-Solo es una puta película -dice el padre de la criatura, que se muere de ganas de ir a verla pero ha decidido, galantemente, que si no va la madre no va él.
Y la madre piensa, pues es verdad.
Además, una vez que se para a considerarlo, lo que le hace ilusión de verdad no es VER la película, sino ver la película CON SU FAMILIA. Y si para eso tiene que esperar, digamos, cuatro o cinco años, se espera.
Sabe que va a merecer la pena, por que en el fondo, y a pesar de la legislación vigente, la madre sigue siendo friki.
Lo que pasa es que se le nota menos, porque ha subido varios niveles de dificultad.


19 comentarios:

Mamá en Bulgaria dijo...

Ohhh salgo en Lorzagirl! Jaja wiiiii!
Perdón, es la Fuerza Mombie.

Leia Organa dijo...

Ains Lorz cooooooommmmo te comprendo!
Nosotros con lo frikis que somos no veremos la película hasta el miércoles.
Xq necesitamos ir en familia y #pequeñoJedi hace incompatible cualquier horario anterior.
Sabemos que abra que salir doscientas veces a mear y eso si no se jiña y hay que salir del cine pero... son cosas que una frikifamilia tiene que hacer.
Xq a las frikifamilas como las nuestras... la Fuerza nos acompaña.

Shi Sakebi dijo...

Lorz, me vas a matar, pero yo sí juego a rol y voy al cine... Claro que sólo tengo una y ya tiene 12 añazos (y mide más que yo, sí, y yo paso el metro setenta), y además no tengo una pareja que me dé la tab... digo, que se resigne galantemente a aguantarse conmigo en caso de necesidad y eso.
Eso sí, reconozco que cuando Miniyó tenía la edad de Nena-chan y Bebé-kun era complicado organizarse

Necio Hutopo dijo...

Ahora tengo pretexto; no he visto el Episodio VII por solidaridad con Lorzagirl.

maria dijo...

Pues a mi me regalaron dos entradas... que yo a su vez voy a regalar... :-( Pero mi bebetona no quiere separarse de su mama que le vamos a hacer soy como su obi wan kenobi

Sinergias dijo...

sugerencia: si la lactancia es a demanda y el cine está en un centro comercial, o cerca de algun sitio con cafetería o que puedas tener una silla o algo, le das el pechote justo antes de entrar del cine y lo dejas con algún familiar que no sea peligroso...y a las 2 horas, palante otra vez. :-P

entiendo que no puedes, por alguna cosa que ahora no caigo (yo diría que por muy pequeñajo que sea, cada menos de 2 horas no se pondrá a pedir), pero oye, por sugerir, que no quede.

Rob Nobody dijo...

" le sugiere a la madre un lugar donde puede meterse el biberón con todo su contenido. Y que la fuerza le acompañe, si quiere."

No he podido evitar la carcajada en medio de la oficina...

He de decir que yo si que iré el miércoles a verla... o eso creo porque a fecha de hoy el encargado de las entradas aún no las ha comprado. En su defensa alega que "total, es solo una peli. Habrá entradas seguro. Tampoco va a ir a verla tanta gente"

Si veis en la prensa del jueves que ha habido un linchamiento en la puerta de un cine, hemos sido nosotros.

Mi Álter Ego dijo...

Vaya, si es que una madre abnegada es una madre abnegada, por muy friki que sea... Besotes!!!

Matilda dijo...

No serás la única, Lorz, esta frikifamilia tampoco irá porque, aunque el pequeño calamar aún no ha nacido, no deja que su mami haga casi nada sin vomitar y sentirse tremendamente descompuesta. Para consolarnos veremos el resto de la saga con palomitas y cruzando los dedos para que la fuerza las mantenga en su lugar que es dentro de mí y no en el excusado.
Gracias por tu blog.

Genín dijo...

jajaja Es una pena -en cierto modo- que no te pase como a mi que la guerra esa nunca me gustó, y eso que lo he intentado varias veces para poder hablar del tema fundamentalmente, pero nada, que no me va... :(
Besos y salud

serenidadolasyarena dijo...

Te comprendo. Suelo comprenderte aunque no te diga nada. Tienes esa manera genial de explicar lo que me pasa y también lo que no me sucede. Pero en esto de no ir al estreno te comprendo taaaanto que te dejo mi comentario solidario.

Unknown dijo...

Siempre te leo pero nunca comento, pero... Has oído hablar de la sesión teta? Es una iniciativa que se lleva a cabo en distintos cines (en Madrid hay un par de ellos) en los que hay sesiones especiales para que puedan ir mamás y bebes. Buscalos en Facebook, a ver si te cuadra alguna hora y para la película que quieres.

mjjulieta dijo...

lo siento mucho. la verdad es que pensé en vosotros cuando me enteré de la llegada de este episodio.
ser friki se paga, como la mala cabeza también. mejor que sufras por lo primero, que de lo segundo ya no hay solución.
pero ten en cuenta, lucecita, y cuidate de sufrir por ansiedad, porque entonces serías un friki de la vida, pues.
permitámonos ser frívolos :)
muchos besos, te achucho y te morreo!!!!

Reyes dijo...

Puedes ir, le das el pecho antes de salir para el cine y luego vuelves cuando acabe la peli.

Vas a estar tu más incomoda que el, en tres horas o cuatro si no come no le pasa nada, seguro que dormirá hasta que vuelvas.

Y seguramente, si tiene hambre de verdad, el que se quede con el peque, le de la leche en polvo y la quiera, porque si se la da mamá ni de coña, to también prefiero la teta si esta ella, pero si no hay otra cosa y tiene hambre, se lo comerá.

Haz la prueba.

Reyes dijo...

Puedes ir, le das el pecho antes de salir para el cine y luego vuelves cuando acabe la peli.

Vas a estar tu más incomoda que el, en tres horas o cuatro si no come no le pasa nada, seguro que dormirá hasta que vuelvas.

Y seguramente, si tiene hambre de verdad, el que se quede con el peque, le de la leche en polvo y la quiera, porque si se la da mamá ni de coña, to también prefiero la teta si esta ella, pero si no hay otra cosa y tiene hambre, se lo comerá.

Haz la prueba.

pseudosocióloga dijo...

No te preocupes....cuando se obsesionen con la saga de "star wars" ....echarás de menos al pollo Pepe y agradecerás no haber ido al estreno porque así te ahorraste verla una vez y para entonces de friki solo te quedará el color de las raices de tu pelo por la falta de tiempo para ir a la pelu.

África González Alonso dijo...

Te quiero como madre, Lorz. Que alguien me encoja, joder.

Ana Iglesias dijo...

Aaaaaaaaaaamen Lorz, en mi caso nuestra pareja solo es medio friki (concretamente mi mitad) y sospecho que me va a tocar esperar a que la den en la tele. Eso si, al mayor ya lo estoy metiendo en el frikismo (tiene 3 años)que no es cuestion de ir sola por este mundo.

Anónimo dijo...

http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/preguntas-frecuentes-sobre-lactancia-materna

Olor rancio

Algunas madres pueden notar que su leche tiene un olor rancio al descongelarla. Esto se debe a la acción de una sustancia que se encuentra en la leche, llamada lipasa. El enfriamiento rápido y la congelación posterior evita el enranciamiento en muchas ocasiones. Si aún así, tiene olor a rancio, para prevenirlo, se puede escaldar la leche (calentar hasta observar que se empiezan a formar burbujas o una ligera espuma en los bordes del recipiente) y luego dejar enfriar y congelar. Una vez que tiene olor rancio no se puede hacer nada para eliminarlo. La leche rancia no es perjudicial para el bebé, que puede tomarla si le gusta, aunque la mayoría la rechazan por su sabor.