22 mayo 2015

Los caballitos

ZaraJota y yo estábamos jugando al parchís. Y esta vez no lo digo por presumir: es que es importante para el resto de la historia.
Tampoco hay mucho de lo que presumir:  estoy demasiado embarazada para hacer acrobacias, y demasiado cansada para hacer esfuerzos como quitarme el camisón. O mover los brazos para que ZaraJota me lo quite. O lo que sea. Y no queríamos hacer ruido para no despertar a Bebé-chan.
Así que el resultado era bastante para todos los públicos, pero tampoco nos vamos a quejar.
Estábamos en plena partida cuando oí un ruido.
-Creo que la niña está despierta -le dije a ZaraJota, y el me dijo algo así como "sí, sí, lo que sea", y entonces oímos:
-HOLA, MAMÁ.
Y los dos giramos la cabeza y ahí estaba Bebé-chan, parada en mitad de la habitación, todavía medio dormida pero con esa sonrisa satisfecha de hija única que dice "lo sé, lo sé, el mundo es mejor conmigo en él".
-Eh... Hola amorcilla -le dije, como si fuera lo más normal del mundo-, ¿quieres un cao?
-SÍ.
Y entonces me levanté como pude y me la llevé a desayunar, y ZaraJota se fue a darse una ducha; sus motivos tendría, no digo yo que no.
Mientras Bebé-chan se tomaba su cao yo la observé buscando algún signo de que estuviera traumatizada para siempre, pero no parecía afectada en lo más mínimo. De hecho, no parecía que lo que había visto le hubiera llamado la atención en absoluto.
Con lo que ZaraJota y yo hemos sido, y para lo que hemos quedado.
Lo hemos hecho muy bien, me dije. Hemos reaccionado con normalidad, y la nena se lo ha tomado como algo normal. No hay nada de lo que preocuparse.
A no ser.... Todos los lunes en la guarde la seño les pregunta a los niños si han hecho algo especial.
Y resulta que los niños son algo así como personas de verdad, con sus propios recuerdos y vivencias e interpretaciones de la realidad. Y nunca sabes por dónde te van a salir.
A lo mejor ese fin de semana lo has dado todo y la has llevado al zoo, a la piscina y al parque de atracciones, y cuando la seño pregunta si han hecho algo especial le contestan "¡SIIII! ¡HE COMIDO FRANFURKECHU!".
O justo ha sido un fin de semana tranquilo, pero la nena va y cuenta una aventura que no sabes de donde ha salido (ante la duda, han sido los abuelos).
O estás de obras, y dice " HAY UN SEÑOR METIDO EN EL ARMARIO DE MAMÁ", y acabas teniendo una conversación muy incómoda con la seño.
O dice "PAPÁ SE PONE CORONA ANA-ELSA Y CANTA LETIGÓ", y acabas teniendo otra conversación incómoda.
Ahora que lo pienso, desde que Bebé-chan empezó a hablar mantengo muchas conversaciones incómodas.
Total, que aunque parecía que lo que había visto no le había afectado en nada, no sabíamos lo que podía contar al día siguiente, y pensamos que lo mejor era darle algo más interesante para recordar.
-Vámonos a la verbena -le dije a ZaraJota.
Y nos fuimos a la verbena de san Isidro, para darlo todo: jugamos en los columpios, le compramos un globo, y para rematar fuimos a los caballitos.
-Mira, Bebé-chan, ¡caballitos! ¿Quieres subir?
-¡SIIIII!
Pero cuando vio aquello de cerca no le hizo ni fruta gracia y se agarró al cuello de ZaraJota como si quisiera estrangularlo. Ahora que lo pienso, quizá quería estrangularlo.
-¡NO QUERO CABALLITOS! ¡NO GUTA CABALLITOS!
Tuvimos que salir de allí a toda velocidad.
Por la noche me eché con ella en la cama para repetir el ritual de todos los domingos, que establecimos como una forma de control de daños después de tener varias conversaciones incómodas en la guarde.
-¿Te lo has pasado bien este fin de semana con papá y mamá?
-SIII.
-¡Claro! Hemos jugado con una niña...
-¡CON JUDIT!
-No se llama... Da igual. Hemos ido a los columpios...
Pero Bebé-chan se quedó callada.
-¿No te han gustado los columpios?
-NO GUTA CABALLITOS, MAMA.
Ay.
-Ya lo sé, amorcilla.
-TENO SUTO CABALLITOS.
-No pasa nada, lo intentaremos de nuevo cuando seas mayor.
-¡NOOOOO! ¡NO QUERO SER MAYOOO! ¡CABALLITOS SUTOOO!
Entonces se levantó y fue corriendo con ZaraJota.
-PAPÁ, NO QUERO CABALLITOS. CABALLITOS SUTO.
Y se le echó a los brazos y se le hizo una bolita como si pensara que los caballitos iban a venir a por ella en cualquier momento.
-Creo que la hemos traumatizado -me dijo ZaraJota.
-¡Objetivo conseguido!
-¡LORZ!
-¿Qué? ¿No queríamos que se olvidara de ya-sabes-qué? Pues ya está: olvidado.
Al día siguiente lo comenté a la seño y me dijo que lo mejor que podíamos hacer era no mencionarlo, que a la nena se le olvidaría y seguro que la próxima vez que intentáramos montarla en los caballitos le gustaría mucho.
Y eso hicimos.
Pero más tarde, cuando fui a hacer pipí, me encontré una mancha de sangre en las braguitas, que es una cosa que te da mucha alegría cuando NO quieres estar embarazada pero es un poco mierda cuando SÍ.
La Tita del Puerto me dijo que antes de entrar en pánico mirara bien de donde salía la sangre, así que aparqué a Bebé-chan delante de la tele, me fui a mi habitación, me quité los pantalones, e intenté mirar qué tenía por ahí abajo, pero tenía toda la tripa por medio y no veía nada, así que cogí un espejito, pero la tripa seguía en medio, así que me tumbé en la cama a ver, pero la tripa seguía en medio, así que probé a levantar el culete.
Y ahí estaba: en pelota picada, haciendo el pino puente inverso mientras me contorsionaba para ver el espejo que sostenía entre las piernas, cuando oí una vocecita justo al lado de mi oreja.
-MAMÁ, ¿QUÉ HASE?
Bien, me dije, actúa con normalidad y la niña se lo tomará con normalidad.
-Pues verás amorcilla...
-¿SIII?
-¡¡¡NOS VAMOS A LOS CABALLITOS!!!

13 comentarios:

Alfonso dijo...

No sé porqué me he puesto a pensar en el capítulo de los Simpson de "Conocemos todos vuestros secretos"

JF dijo...

Bebe-chan lo ha visto... lo recordara... pero no lo dira en la guarde... NOOO!! ESO SERIA DEMASIADO FÁCIL!!... Guardara el recuerdo cuidadosamente, hasta algo como la cena de Navidad, cuando más gente haya!

Es lo que tienen los niños...

maria dijo...

Jolin espero que no sea nada, y por bebe chan tranquila, yo creo que teniendote de mami ya estara curada de espantos jajaja besotes

Necio Hutopo dijo...

Me preocuparía un poco... Pero luego recuerdo que te sigo en twitter y (omitido por Spoiler)

Genín dijo...

Esas cosas tienen que pasar, siempre pasa algo así con loscrios, y mas de una vez, al parchís se juega a menudo o se debiera, y se olvidan, o no...jejejeje
Me preocupaba lo de la sangre, pero ya he leído el comentario anterior y deduzco que no es nada... :)
Besos y salud

Mi Álter Ego dijo...

Jajajaja. No hay nada como sustituir un trauma por otro. Besotes!!!

viñu dijo...

Jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Anónimo dijo...

En un futuro Bebe-chan escribirá "Lo que Lorza Girl me enseñó: algún casitrauma y millones de risa" o "Lo que querías saber de Lorza Girl, Zarajota y Bebe-Chan y otras grandes historias que contar" o algo así. (Espero que ponga títulos mejor que yo XD). Y lo compraré, y lo leeré.
No sé como lo haces, pero siempre acabo riéndome =D

Bettie Jander dijo...

Espero que todo haya sido un sustillo sin importancia, Lorz :)

Creo que Bebe-chán ha aprendido a hablar solamente para boicotearte :P jajaja

ALEJANDRA dijo...

Compra este libro : " Mamá puso un huevo". Mi pediatra de chica ante la pregunta de cuándo había que explicarle a los niños todo lo elicable siempre decía, " antes",,. El libro te encantará, es algo explícito pero ayuda muchísimo Eso sí, luego lo guardas, es algo para leer con ellos, no para que ellos lo lean por su cuenta. espero que no sea nada. !il besos guapa!!.

Mamá en Bulgaria dijo...

Jajaja pero qué bruta eres!
Me alegra que al final lo del hospital no fuera nada grave. 👍🏻

Tita dijo...

La sangre no es grave, entonces?
jo

Estoy imaginando las contorsiones de bebe-chan en la guarde al día siguiente...como mamá jijijijiji

La Estupenda dijo...

Hay que actuar con normalidad, porque aunque lo cuenten como algo nuevo, ellos lo hacen como si todo el mundo lo hiciera también. Aún así, te digo que las maestras (como yo) no le damos importancia a tal asunto, hacemos igual que los pequeñajos, es una historia más que no pasará más lejos de la asamblea.
Así que tu actitud y Zara-Jota es la correcta....lo de traumatizarla con otra cosa para que olvide...no se yo...no se yo....

Kiss