07 mayo 2015

La opresión falocéntrica del patriarcado imperante. En mi útero. Porque si hay algo más falocéntrico que un útero, la verdad, no se me ocurre.

Vosotros no lo sabéis porque no suelo hablar del tema, pero cuando estaba embarazada de Bebé-chan potaba sin parar.
Los tres primeros meses fueron los peores: a veces potaba tanto que me desmayaba y me hacía pis encima.
O me desmayaba y cuando intentaba volver a levantarme me golpeaba la cabeza con el lavabo y me caía y me hacía pis encima.
O directamente potaba con tanta fuerza que perdía el control de los esfínteres y me hacía pis encima.
Resumiendo: me duchaba mucho.
Durante en primer mes también tuve mucho sueño; luego se me pasó.
También tuve algún día malo, pero malo de verdad, de meterme en la cama y llorar en bajito, pero fueron muy pocos y como al día siguiente me levantaba con la tripa considerablemente más grande me daba mucha alegría.
Y además, aparte de eso estaba bien.
Muy bien.
Preocupantemente bien.
Tenía muchísima energía. Me levantaba (si es que me había acostado) con ganas de FREGAR. Y de PINTAR. Y de ORDENAR ALFABÉTICAMENTE LOS TRAPOS DE COCINA. Iba a natación y andaba unos tres kilómetros diarios, parte de ellos de noche y en mi casa, pasillo arriba pasillo abajo, porque estaba demasiado llena de energía para DORMIR y no podía hacer gran cosa sin despertar a ZaraJota, que sí estaba dormido... o fingía estarlo.
Porque además de superactiva estaba supersalida.
Normalmente llegaba a casa antes que ZaraJota y me quitaba la ropa y me metía en la cama en pelotas a esperarle. Cada día. Todos los días.
Hasta que día ZaraJota llegó a casa y me vio en pelotas y se echó a llorar y me dijo "por favor, hoy no, no puedo más, solo soy humano, tengo mis limitaciones".
ZaraJota es que es así: de vez en cuando se pone emotivo y le da por los temas trascendentales.
En fin.
Con Bebé-kun todo está siendo diferente.
Las náuseas casi nunca se materializan en potas y las potas casi nunca se materializan en pis, y eso está bien porque tengo la piel muy sensible y si me ducho más de tres veces al día se me irrita.
Además, el número de bragas que me caben es limitado, y no puedo andar echándolas a lavar todo el día, que se me acaban.
Pero aparte de eso estoy muy cansada, y muy apática, y muy apagada.
Y nada salida.
Jo.
Mi madre dice que es porque no es lo mismo el primer embarazo, cuando solo tienes que cuidarte tú y puedes meterte en la cama cuando quieras, que el segundo, cuando tienes un bicho de dos años corriendo por la casa y tú tienes que correr detrás.
Que me joda, vaya.
ZaraJota, en cambio, dice que es porque no es lo mismo el primer embarazo, cuando solo nos mudamos, se nos inundó la casa, nos fuimos a Eurodisney, me presenté a las oposiciones y acabé la escuela oficial de idiomas; que el segundo, cuando solo hemos reformado parcialmente dos habitaciones, pintado toda la casa, cambiado los muebles de Bebé-chan y sacado adelante un #Lorzfunding. De momento.
No estoy muy segura de cuál es su argumento, francamente, pero sospecho que va en la línea del que me joda, también.
Al final un día me encontré muy pero que muy mal y me fui a urgencias, por eso de que hacía mucho que no iba y tal y lo mismo me estaban echando de menos.
-Lo que ocurre -dijo el médico- es que las hormonas del bebé se mezclan con las tuyas y producen un desequilibrio que causa cansancio, pena, desgana...
-¿Que el bebé hace qué?
-Es un niño, ¿verdad?
-Sí, sí.
-Pues ese es el efecto que tienen los hombres.
Pues pronto empieza el pequeño opresor falocéntrico.

18 comentarios:

Jud dijo...

Bebé-kun, cuidado que al final estarás castigado de por vida antes de salir y todo.

Tranquila Lorz, que ya queda menos!! Factura a Bebé-chan todas las vacaciones de verano con los abuelos y a vivir la vida B-)

Enebea dijo...

Pobrecita Lorzagirl, hables con quien hables, el resultado es básicamente el mismo: que te jodas.

La vida no es justa...


Pero siempre me arrancas una sonrisa (o una carcajada, depende del día).


Besotes.

Pau dijo...

Con absoluta preocupación vivo tu embarazo, repito.
Ahora en serio, todo se pasa y, si estás repitiendo, es que merece la pena ¿no? ¿NO?

pinkycadiz dijo...

Pero cada embarazo,parto y bebes son muy distintos,yo he tenido 2 varones y del pirmero pote los 9 meses enteritos, con sus pis cuando la barriga me oprimía la vejiga al potar...y mucho malestar.....y del segundo embarazo también varón, y con un niño de 4 años hiperactivo... ni me enteré,eso si;en primavera medio muuucha flojera,decía el médico que era la astenia primaveral que me afectaba más

Genín dijo...

Cuando leo estas cosas estoy muy agradecido de haber nacido con cola, aunque eso signifique renunciar a la maravillosa maternidad con potas, pis y kakas... :)
Besos y salud

Brizna dijo...

Ánimo y descansa un poquito, mujer ;)
Hay mil teorías para explicar los chopecientos malestares que pueden dar durante el embarazo, pero es que hay otros mil casos que llevan la contraria a esas teorías. Yo con la nña no poté casi, pero no podía con mi alma, ni síndrome del nido ni leches, si hubiera podido hubiera estado en cama los 9 meses lloriqueando, además de sufrir una ciatica tremenda. Con el niño estuve potando hasta la 32 y luego con super acidez, pero ni ciatica ni decaimiento, de hecho estaba como una moto (cuando no estaba potando, claro).Así que cada embarazo y cada embarazada tiene sus propias normas y achaques, lo único que queda es llevarlos lo mejor que una pueda.

pseudosocióloga dijo...

Ja, ja, ja....me encanta ese médico.....

Anónimo dijo...

¿No dicen que con los niños es con los que te sientes peor en el embarazo? Al final la sabiduría popular tiene sus aciertos xDD

En cualquier caso, mucha suerte y mucho ánimo de parte de esta lectora anónima a la que has sacado una carcajada en momentos de estrés y de ganas de mandar la carrera a freír monas xDD

Monstrua dijo...

Pues yo lo llevé mejor con el niño que con la niña. Pero vamos, que estaba que me caía por las esquinas igualmente.

Necio Hutopo dijo...

No estoy demasiado seguro de que la explicación del doctor tenga alguna base científica... A mi que es la versión hablada de un placebo...
Pero, oye, si ha funcionado.

Mi Álter Ego dijo...

Si es que no hacen más que incordiar. Jajajaja. Un besote y que lo lleves lo mejor posible.

fatima alvarez rodriguez dijo...

jo...que no...que estás así porque es un segundo embarazo y ya tienes otro hijo, y otra edad, y que tienes un corazoncito y unas hormonas tocando las minchas. La culpa es de las hormonas...está claro. Te hace falta, lo que a ti te de la gana que te haga falta, mimitos, cuando digas mimitos y lo demás, pues eso, cuando te de la gana. Te paso un saco de mimos de reserva, de parte mia y de mis enanos que son muy amorosos también...así de empalagosos somos... :*

PGS dijo...

Hombres = Pena, cansancio, ausencia de ganas de vivir... JAJAJAJA! La vida misma.

Bettie Jander dijo...

Joe, qué precoz xDDD

pinkycadiz dijo...

Oyes!! Si te embarazas de mellizos,niño y niña,el cansancio del embarazo masculino se equilibra con la superactividad del embarazo femenino y te quedas.... Igual!! Jajaja,pero con una barrigota monumental

pinkycadiz dijo...

Oyes!! Si te embarazas de mellizos,niño y niña,el cansancio del embarazo masculino se equilibra con la superactividad del embarazo femenino y te quedas.... Igual!! Jajaja,pero con una barrigota monumental

Xelo Xelito dijo...

Yo me acabo de enterar que estoy embarazada, gracias a este post me estoy pensando que le inyecten a mi pareja el alien. Entre tu experiencia y que me siento como si me estiraran por dentro, el próximo que diga "que bonito es el embarazo" se come la zapatilla!

Fantasma de la Opera dijo...

Entonces... estaría bien que los hombres pariéramos hombres, y las mujeres, mujeres.

A ver cómo iría el mundo.

Por otra parte, es la única forma de que sepáis de primera mano qué ocurre en nuestro organismo, aunque sólo sean los primeros meses de vida.

Fuerza y adelante, Lorz, que tú puedes.