28 marzo 2015

El cerezo. Drama costumbrista en tres actos.

ACTO PRIMERO

Delante de la guarde de Bebé-chan hay un árbol mutante de esos que echan las flores antes que las hojas, llámese cerezo, almendro o dubidubidubidú.
Ha estado pelón todo en invierno y de pronto PLUF: una mañana estaba cuajadito de flores.
-Mira, Bebé-chan -le dije-, mira el árbol.
Pero Bebé-chan es un animal de costumbres y aquello no le hizo ninguna gracia.
-¡BUAAAAAA! ¡EL ÁRBOL ESTÁ CHUCHIO!
-¡No está sucio! ¡Mira, son flores!
-¡NOOOOOO! ¡ETÁ TORO CHUCHIOOOO!
Entonces la cogí en brazos para que lo viera de cerca.
-Mira, ¿ves? Son FLORES. ¿A que son bonitas?
-¡CHIIII!
-Tócalas, ¿ves? ¡También son suaves!
-¡OOOOH!
Bebé-chan estaba encantada.


ACTO SEGUNDO
Al día siguiente salimos de casa como siempre.
"Como siempre" en klingon significa "tarde, Bebé-chan haciendo masillas con una galleta y yo cargando con su mochila, mi bolso y mi tupper mientras intento no potar".
Comodísimo todo.
Estábamos a punto de entrar en la guarde cuando Bebé-chan empezó a gritar.
-¡NOOOO! ¡GUARDE NOOOO! ¡ÁRBOL! ¡QUERO TOCAR FLORES ÁRBOL!
Suspiré. Cogí a Bebé-chan en brazos, me acerqué al árbol, acariciamos las flores ("MIRA MAMÁ SON ROCHAAAA") y Bebé-chan se fue a la guarde feliz como una perdiz.
Al día siguiente volvió a hacer lo mismo.
Y al otro.
Y al otro.
Y al otro.
-No te imaginas las ganas que tengo de que se caigan las p*t*s flores -le dije a ZaraJota.


ACTO TERCERO
Un día el suelo de delante de la guarde amaneció cubierto de flores.
-¡BUAAAAAA! -gritó Bebé-chan-. ¡EL CHUELO ETÁ CHUCHIOOOO!
-No está sucio -le expliqué-, son las flores del árbol, que se caen.
-¿FLORES ÁRBOL CAEN?
-Sí -y le di un toquecito a una rama y cayeron unas cuantas flores-. ¿Ves?
-¡BUAAAAAA!
-¿Qué pasa?
-¡¡¡NO QUERO FLORES CAEN!!! ¡¡¡NO QUERO!!! ¡¡¡QUERO TOCAR FLORES ROCHA ÁRBOOOOOL!!!
Ay...


EPILOGO

-Esta primavera -dijo ZaraJota un día-, podíamos llevar a Bebé-chan al Jardín Botánico a que vea las flores.
Lee mis labios: Y UN COJÓN. 

14 comentarios:

JF dijo...

Primer!

Me duele la cara de reirme... Gracias por alegrarme la mañana Lorz.

anarcotradicionalista dijo...

Emmm... ¿Y al Valle del Jerte a ver los cerezos en flor?

EmeA dijo...

¿Este post por qué no tiene haiku? ¡Quiero mi haiku!

Nosu dijo...

Jaja, parece que el siguiente vegetal a descubrir va a ser... un cactus

Fantasma de la Opera dijo...

Huy, pues cuando crezca y conozca al chico que le romperá el corazón por primera vez...

Marta Máster dijo...

Hola. muy bueno... parece que la llegada de la Primavera le gusta.

Mi Álter Ego dijo...

Jajajajaja. Si es que hay que tener cuidado con lo que se dice... Besotes!!!

Bettie Jander dijo...

JAJAJAJAJAJAJA, qué genial. <3

Genín dijo...

Lo felices que vais a estar con las flores por doquier de la Primavera...jajaja
Besos y salud

viñu dijo...

Seguro que el Botánico tiene una sección de cactus, y esos no lo querrá tocar... aunque tengan flores.

Necio Hutopo dijo...

Vale, debo pedir perdón por adelantado... pero es que no he podido evitar pensarlo en cuanto lo he leído:
-Esta primavera -dijo ZaraJota un día-, podíamos llevar a Bebé-chan al Jardín Botánico a que vea las flores.
Lee mis labios: Y UN COJÓN.
Pero, mujer, con la obvia obsesión táctil que desarrolla esta niña ¿por qué quieres que toque un cojón? y, más importante aún, ¿el cojón de quién quieres que toque?

Enebea dijo...

Buenísimo el descubrimiento de la primavera de Bebé-chan.

exseminarista ye-ye dijo...

Qué sí, mujer, ya es hora de que se enfrente a la naturaleza salvaje de las plantas.

Salud y tal.

Patri Wind dijo...

- Mamá mamá esos árboles tienen nieve!
- No cariño, son flores
- Pero estan blancos!