06 marzo 2013

Gran Reserva II

Previosly in Lorz...
Mi madre quiere coger a Bebé-chan y salir corriendo mientras grita y agita los bracitos.

El siguiente paso fue decírselo a ZaraJota™, que estaba totalmente de acuerdo.
-No me hace ninguna gracia -me dijo-. ¿Y si le pasa algo?
-Pues como si le pasa algo estando en casa. Si va a ser lo mismo, pero en vez de estar las dos solas en casa todo el día estaremos en otra casa y con mi familia.
-Esa es la parte que me preocupa.
-Son sólo dos días.
-Con tu familia, dos días son como el brillo de la luna reflejándose sobre el infinito de las olas.
-Jo, con la ilusión que le hace a mi madre llevarla al pueblo para hacerle un Simba...
-Que he dicho que no, y es que no, y no hay más que hablar.
-Jooooo... Pobre Bebé-chan, que no conoce a la mitad de su familia. ¿No te da pena?
-Pues si te digo la verdad, más que pena me da una envidia que no veas.
Finalmente ZaraJota™ me dio permiso para llevarme a Bebé-chan.
-Con algunas condiciones -me advirtió.
-Vale.
-Primero: no subas escaleras con la niña en brazos, que las escaleras de Titapepi son muy malas y tienen pinta de escurrir.
-Vale.
-Segundo: no subas cuestas con la niña en brazos. Mejor pensado: no salgas de casa, que ese pueblo no tiene más que cuestas, y todas son para arriba, que parece un cuadro de Escher.
-Jo...
-Tercero. nada de animales lamiendo a la niña. Ni perros, ni gatos, ni canarios, ni nada. Y nada de “si mi perro está limpísimo” ni “si está muy vacunado”, que de un bicho que saluda a sus amigos lamiéndoles el culo se puede esperar cualquier cosa.
-Vale.
-Cuarto: nada de ir al campo, que la última vez casi me pegan un tiro.
-¡Porque de lejos pareces un jugoso conejo silvestre!
Media hora más tarde, ZaraJota™ seguía.
-Quincuagésimo tercero, Artículo II, Sección 1º, párrafo B...
-Ya me he olvidado del primero.
-Me lo temía. Da igual: todo se resume en una:
no pierdas NUNCA de vista a la niña.
-¿Y si me tengo que duchar?
-¡DE DUCHA NADA! Son tres días, y con el frío que va a hacer ni se huele ni nada.
-Bueno, pero en algún momento tendré que hacer pipí.
-Pues dejas a la niña en el bidet.
-Jo... es que si me miran no me sale el chorrito...
-¡PUES LA PONES BOCA ABAJO!

Continuará...

14 comentarios:

Borraja dijo...

Uy, pues no imaginaba yo a Zarajota en plan "padre coraje" que exageraooo
Más saga, más saga, queremos más.

Necio Hutopo dijo...

Bueno... Sólo una cosa; "Mi madre quiere coger a Bebé-chan y salir corriendo mientras grita y agita los bracitos"..: Supongo que la que agita los bracitos sería bebe-chan, ¿no? Y es que si los agitara tu madre se le cae la niña y entonces tendría que darle la razón a ZJ.

Dalicia dijo...

Me niego a ver Gran Reserva, pero una serie sobre tu family no me la perdía.

Que puntazo.

A la espera del capitulo número 3.

bss!

Bettie Jander dijo...

Jajajajaja. A la próxima, que Zarajota contrate un mecanógrafo (¡yo, yo!) que vaya apuntando todo lo que dice. Y te lo estudias por el camino xD

Anónimo dijo...

Denunciad este blog por incitar al odio:
http://sigoacontracorriente.blogspot.de/2013/03/razones-para-no-ser-homosexual.html

marisa desaztre dijo...

Muy bueno lo del Simba, jajajjajjajja, y no le hagas caso a Zarajota que los niños más sanos son los que están más en contacto con la mierda, las cuestas y las familias. Bezozzzzzzzz.

Genín dijo...

Que excitación, por todos los dioses, me estoy comiendo las uñas(Figurado, mis dientes no dan para ello)...
Besos y salud

Abisal dijo...

Enséñale a Zarajota esto, anda

http://www.cadenaser.com/sociedad/articulo/nuevo-estudio-establece-ninos-conviven-perros-saludables/csrcsrpor/20120710csrcsrsoc_5/Tes

Básicamente los niños que crecen relacionándose con animales se inmunizan y fortalecen poco a poco frente a multitud de infecciones. Funciona como una vacuna. Y ya que estoy en plan sabelotodo decir que una de las mejores cosas que podéis hacer, según mi médico, es llevar a la nena al campo, para que entre otras cosas no desarrolle después alergias al polen.

Saludos y cuidado con las cuestas :)

pseudosocióloga dijo...

Joerrrr, os habéis juntado el hambre con las ganas de comer, juas, juas, juas.

exseminarista ye-ye dijo...

Mujer, yo lo entiendo perfectamente, si ya me pongo hiperprotector con mi gata hasta extremos paranoicos, no quiero ni pensar si fuera carne de mi carne y sangre de mi sangre. Me veo enseñándole en casa para que no le hagan daño los niños malos de la guardería, el cole, el instituto, la universidad... ¿Y la familia? Que lo vean en fotos, hombreyá.

Vamos, que mejor no tengo nada sino una gata :-)

Salud y saludos.

pilarrubio dijo...

Cada vez que me acuerdo de cuando teníamos que ir por narices los fines de semana al pueblo de mi ex marido, me hago cruces, todo eran peligros allí, en todas las edades de los niños. Aquella era una casa y una familia caótica y horrorosa. Nunca me duele la cabeza, pero allí se me ponían unas jaquecas de caballo. Cualquier tiempo pasado no fue mejor. En fin, cosas que pasan... Un abrazo Lorz...

Babunita dijo...

Para que veas que tu Lorzamamá no es la única que agita los bracitos y sale corriendo...

http://blogdebabunita.blogspot.com.es/2013/03/caracteres-morales-de-teofrasto-i.html

Misaoshi dijo...

Me espero lo peor...

JuanRa Diablo dijo...

PA-DRA-ZO!!

Nota: ¿Un pueblo que solo tiene cuestas y todas son para arriba?

Curioso... muy curioso.