19 noviembre 2012

La tribu entera

Hay un proverbio que dice que para educar a un niño hace falta la tribu entera.
Lo que no te dice es que tribu es, ni si va la tribu a tu casa o tienes que buscarla tú, ni si lo cubre la seguridad social o qué.
Bien pensado, es una m**rd* de proverbio, olvidadlo.
La cuestión es que estás tan ricamente en el hospital, donde te lo dan todo hecho, hasta que un día de pronto te dan a tu bebé y te mandan a casa.
Y cuando llegas a casa, el bebé, que se ha pasado los tres días de ingreso hospitalario durmiendo y comiendo como un bendito, empieza a llorar de pronto. A ser posible, a las tres de la mañana, que es una hora muy buena para estas cosas.
Entonces es cuándo te haces La Gran Pregunta:

¿ahora qué hago yo con esto? 

Cuando llega el momento de la verdad ni los libros, ni las clases de preparación al parto, ni todos los consejos no solicitados que has ido recibiendo contra tu voluntad durante el embarazo te sirven de nada.

Entonces es cuando recurres a la tribu.

En las tribus se suele considerar a los viej.. ancianos como a los más sabios. Por eso la primera opción debería ser consultar con las matriarcas de la familia. Pero no lo es. Porque cuando consultas con las matriarcas de la familia te encuentras cosas como esta:
-En mis tiempos teníamos un remedio buenísimo para los cólicos de los bebés -te dice la bisabuela de la criatura un día.
-¿De verdad? -preguntas con lágrimas de emoción en los ojos, porque llevas tres días sin dormir por culpa de los p*t*s cólicos.
-Sí, pruébalo que es infalible. Necesitas tres plumas de dodo, pelos de mamut, puntas de flecha...
...Y una máquina del tiempo, aparentemente.

Por eso cuando tienes un problema lo normal no es acudir a los viej... ancianos de la familia, sino a tu madre.
Algo sabrá la mujer, te dices, a fin de cuentas me ha criado a mí y mira como he salido.
El problema es que luego lo piensas con más calma y cambias el tono de la frase:
¿Algo sabrá la mujer? Sí, sí. Me ha criado a mí... ¡y mira como he salido!
Así que un día te llega tu pobre madre y te dice:
-¿Sabes lo que es buenísimo para los cólicos?
Y ni corta ni perezosa le contestas:
-¡¡¡NI LO SÉ NI ME IMPORTA!!!
Y se lo toma a mal. Las madres son así, se enfadan por cualquier tontería.
Espera, ahora yo también soy una madre... Creo que voy a tener que empezar a replantearme algunos conceptos.

Aparte de la madre propia, también está la madre del padre de la criatura, por lo general denominada suegra. Las suegras también pueden dar buenos consejos.
A fin de cuentas, ellas también han tenido hijos, ¿no?
Y tan mal no han debido salir, cuando te has casado con uno de ellos, ¿no?
El problema es que a las suegras hay que llevarles la contraria por cuestión de principios. Llevar la contraria a la suegra es una costumbre universal que existe desde el principio de los tiempos y cambiarla podría suponer el fin de la civilización tal y como la conocemos.
De todas formas, los consejos de mi suegra tampoco me convencían demasiado.
-En mis tiempos -explicó una vez-, cuando un niño estaba estreñido se le introducía por el ano un tallo de geranio engrasado con aceite de oliva.
-¿Y daba resultado?-pregunté.
-De inmediato.
No me extraña: me imagino al pobre bebé de turno, mirando de reojo al geranio y pensando "será mejor que haga caca pronto, que es el último tallo del geranio y en el resto de las macetas hay cactus".
La costumbre del geranio rectal me pareció tan bestia que un par de días más tarde se la conté a mi madre.
-¡Que barbaridad! -dijo.
-Ya, ya, es que antes se hacían unas cosas...
-Desde luego... ¡si eso se ha hecho toda la vida con perejil!
Nota mental: no volver a comprar perejil, nunca se sabe en que culo puede haber estado.







Editado por alusiones (otra vez):
Vamos a dejarlo claro, que luego vienen los servicios sociales y pasa lo que pasa. 
A Bebe-chan NO le hemos metido nada por el c*l*. 
Durante las clases de preparación al parto, la enfermera nos dijo que si el bebé estaba estreñido se le podía introducir por el recto un bastoncillo de los oídos lubricado con vaselina. Aunque es más higiénico que el perejil tampoco lo hago porque me da mucho repelús; prefiero hacer los ejercicios y los masajitos que nos enseñó una enfermera maravillosa llamada Charo. 
(¡Hola Charo!)
En cualquier caso, Bebé-chan no tiene problemas de estreñimiento, sino de "cólicos", que es como los pediatras dicen "no tengo ni idea, ya se le pasará". 
Los cólicos consisten en que el bebé se pone histérico durante un rato todas las tardes. Como nadie sabe ni lo que son ni por qué, no hay un remedio universal: depende de cada niño. En el caso de Bebé-chan, el remedio consiste en sentarla en el regazo mirando al frente y mecernos en la butaca mientras le canto "Susanita tiene un ratón" en bucle. 
Es la única canción que funciona, probablemente porque lleva anís, que es muy bueno para los gases. 
Sea por lo que sea, Miliki tiene mi agradecimiento eterno.






24 comentarios:

Bettie Jander dijo...

Yo creo que he sufrido en mis cannes lo del geranio, sí sí. Qué cosas... xD

Anónimo dijo...

yo lo habia oido con el termometro...
se unta la puntita en aceite y se le introduce, como al tomar la temperatura, y asi se estimula el recto... en mi familia a varias le dio resultado.

eso y los masajes, lo mas eficaz era subirle las rodillas hasta la tripita y apretar un poquito (en niños de 4 meses salen unos pedetes... brutales!! visto y oido por mi, brutalessss)

Misaoshi dijo...

La cuestión es meter dar por el culo. Pobre, tan pequeñina y ya extorsionándola.

Pétalo dijo...

Yo había oído lo del perejil. Pero la pediatra de mi primo (tiene catorce meses) se lo desaconsejó a sus padres porque el bebé aún no tiene desarrollado del todo el sistema digestivo y si "les ayudas" con esos remedios pues como que se hacen vagos para cagar y no se desarrollan por si mismos. Pasados los tres meses ya no tuvo problemas ni de cólicos ni de estreñimiento. Ten paciencia. El blevit les ayudaba a veces pero intentaban no abusar. Y les ayudó muchisimo la bañerita tipo cubo! Les pone en posturita de tirarse peditos. Y luego la usaron hasta que ya no cupo (por lo menos hasta el año y siempre ha sido grandote) así que no te cortes en comprarla que le vas a dar uso. Hala! Que de consejos no pedidos!!! XD.
Nada, creo que lo que más te va a servir es el límite de los tres meses y la paciencia, XD.

Bea - Nanita Nana dijo...

Buajajajaja aquí otra que a su sufrido lo del geranio en sus carnes, y mi padre da fe que funciona: ¡pegué tal explosión que su inmaculada camisa quedó pringada de caca de bebé!

Wendeling dijo...

¿Y el sentido común? Debes de tener algo escondido por ahí, así que busca tu sentido común y úsalo... digo yo.

Besos de otra mamá.

Marina dijo...

Como madre de familia numerosa y miembro de familia dada a aconsejar al prójimo, ya te digo yo que simultáneamente a la subida de la leche se desarrolla un reflejo llamado "síndrome Melasoplastëin" y que y crea una tendencia a ignorar los consejos ajenos sobre crianza y seguir tus propios criterios.

pilarrubio dijo...

Geranio rectal...!! Jajajaja...!!

Ana, princesa del guisante dijo...

Jajaja me quedo con el sentido común y el síndrome Melasoplastëin.
¿ Quieres dormir? Venga,tonti,que tres años no son nada...

Anónimo dijo...

D.E.P. Miliki.

Josazo dijo...

Enhorabuena por el blog. Lo descubrí hace poco y aquí me tienes leyendo desde las entradas antiguas hacia adelante. Las risas que me echo yo sólo!

Eva Luna dijo...

Que el hombre haya conseguido ir a la Luna y fotografiar fotones de luz y no hayan dado aun con un triste medicamento contra los cólicos... manda huevos!!
animo que es verdad que pasados los 3 meses ya no suelen darles. O eso dicen ;)

MamadeCarla dijo...

Si le das pecho lo mejor para evitar colicos es que la dejes en el mismo pecho hasta que se harte. Y en la siguiente toma el otro. Parece tonteria pero va genial.
Si le das biberon pues nada que hacer paciencia que a los cuatro meses se suelen ir.

Josazo dijo...

Enséñale está foto, si del susto no se le quita el cólico no se que lo hará

http://sphotos-d.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-prn1/154298_10151335102885030_767535899_n.jpg

pazzos dijo...

Tres cosas:

a) dilatar el ano en la infancia es una buena preparación para lo que viene después.

b) si suegra en griego se dice Storva será por algo.

c) Aquí de siempre se les han dado "anisinos" a los bebes con cólicos. No sé bien lo que son pero intuyo que se trata de chinchón en chupitos. Si no funcionase a la primera pruebe a doblar la dosis.

Sdk0 dijo...

Yo no te doy consejos gratis porque tengo una relación de colegueo con mi sobri de 2 años (ya sabes, afinidad intelectual y esas cosas.....) :) así que de cuidarlos ni idea jiji
Pero aún no te he felicitado y eso que te leo sieeeempre!!
Me alegro de que estés así de bien y contentos todos ^^ Aprovechad y pasadlo genial, que sólo con la imagen de la butaca no dudo que irá fantastico
Aix... eres tan guay *.*

Almadr dijo...

Mi clan es de los del termómetro y de las de la teoría que lo de los cólicos se pasa a los tres meses hagas lo que hagas. Mientras los pediatras ponen a los padres a darles infusión, masajes, ponerlos en las posturas más estrafalarias, no tomar proteinas de vaca (para madres lactantes), etc... para tenerlos entretenidos mientas pasan los meses.

Tita dijo...

Qué gracioso, qué bonito, y encima qué emotivo a Miliki te ha quedado ¡genial!

Me he reido mucho, pero mucho mucho. Con todo. Culmen con geranio y perejil ¡tal para cual!

Si te vale...como yo le daba teta a la niña chica, y no me gustaba darle infusiones, me las tomaba yo. Oye...pues algo hacía ¡aunque fuera placebo!

Anónimo dijo...

A mi la pediatra me contó que los cólicos se producen porque el sistema digestivo del bebé no está preparado del todo para digerir la leche. Que hagamos lo que hagamos los van a pasar, pero que dependiendo de la maduración y desarrollo del bebé darán más o menos y se terminarán un poco antes o un poco después y que también depende de la leche y su composición. Por eso me decía que las infusiones mejor me las tomara yo, y que intentara hacer una relación causa efecto entre lo que había comido ese día y la duración de los cólicos de la nena. En fin, que lo mismo era una milonga para que me quedara tranquila, pero como a los 3 meses y pico se le quitaron, dejé de preocuparme ^.^

laldeguer dijo...

Lo de los cólicos es desesperante, yo conocí tarde el aeored en gotas para esto. Pero lo usaré si mi segundo hijo tiene cólidos desde el primer día en que los reconozca en él.

pseudosocióloga dijo...

Juas, juas, juas...lo del anis ha sido súperocurrente.
Yo también me tomaba las infusiones pero mi hija dejó de tenerlos en el justo momento que a mi se me acabaron las fuerzas y le dije muy seriamente:-No puedo más.

Anónimo dijo...

Lo de meter cositas en el pompis es contraproducente porque el pompis se acostumbra a que le ayuden a hacer caca y se vuelve vago.

Si al darle pecho la barriga de bebéchan está pegada la tuya se supone que se evitan los cólicos.
Ni idea, los míos mamaron de todas las posiciones imaginables y nunca los tuvieron. Es más, creo que los cólicos son una leyenda urbana.... Yo diría que los bebés son llorones y punto.

Suuuusaaaanitaaaa tieneee un ratóóóóónnnnnn.........

Anónimo dijo...

Hay una infusión en grano que se disuelve en agua y se la puedes dar a partir de dos semanas. Se llama Blevit Digest, a mi me la recomendó la comadrona y además de aliviarle y mucho el tema de los cólicos también es una gran ayuda para el estreñimiento. Además de eso, yo la pongo en mi regazo boca a abajo y le doy masajes en la espalda (me lo enseñó una vie... digo anciana de la Tribu llamada Suegra) y la verdad es que funciona. Cada bebé es un mundo y hasta que no encuentras lo que le va bien al tuyo puedes pasar algún que otro rato de llanto.

Camaleona dijo...

Miliki nos ha salvado de muchas!!!