08 octubre 2012

Poner a parir IV

Previously in Lorz...
Mi padre no tiene respeto por su integridad física. 


En la semana 37 de embarazo fui a que me hicieran mi primer monitor.
Bueno, en realidad el monitor no te lo hacen, el aparato ya lo tienen ahí de antes. Lo que hacen es ponértelo para medir las constantes vitales del bebé.


Después, con los resultados, fui a la consulta del obstetra.
-A ver... Los análisis están bien, el informe de anestesista es favorable, el bebé está bien, tú estás obesa...
-Ya estamos...
-Bueno, pues la pequeña puede venir ya cuando quiera. 
-¿Cuándo quiera?
-Eso es. Hoy, mañana, la semana que viene... Cualquier día de estos. Mientras se decide, cada semana tienes que repetir el monitor, ¿lo has entendido?
-No.
-Espera, que te lo apunto. Y no me pierdas el post-it, que te veo venir. 

Entretanto el médico de cabecera ya me había dado la baja.
-Te la doy para una semana, y luego que venga tu marido y arreglamos la baja por maternidad.
-¿Y si pasa la semana y no he parido?
-Te vuelves, pero ya te digo yo que no. Tú a la semana no llegas, no hay más que verte. 
Pero llegué. Y a la otra, y a la otra... Pero esa historia ya es para otro día.

Después tuve que llevar mi baja al INEM.
Anda, diréis, ¿y eso por qué?
Pues uno de los requisitos para cobrar la prestación, cualquiera de ellas, es mantener una búsqueda activa de empleo.
Si por cualquier circunstancia no estás en condiciones de mantener una búsqueda activa de empleo o, peor aún, no estás en condiciones de trabajar, tienes que informar al INEM y presentar documentación que lo acredite.
Y allí me fui yo con mis papelitos de la baja, a acreditarlo.
Cuando me llegó el turno, y, esto merece la pena mencionarlo, me llegó a la hora prevista, entregué mis papelitos a un joven muy amable, que los miró y remiró como si pensara que los había falsificado, que no es culpa mía que las impresoras del centro de salud sean una m**rd* y mi médico en vez de firmar haga una cruz, pero bueno.
Al final se quedó más o menos convencido, levantó la vista de los papeles y me dijo...
-¿Y cuál es el motivo de la baja? 

Bien, dos cosas.

Primero: el motivo de la baja es SIEMPRE confidencial. Ni tu jefe, ni tu madre, ni tu pareja, ni tus hijos tienen derecho a saberlo si tú no quieres, siempre que seas mayor de edad y estés en pleno uso de tus facultades mentales (o eso les hayas hecho creer a los señores de la bata blanca).

Segundo:


No sé, así a ojo... ¿cuál diría usted que es el motivo de la baja?


Continuará...

16 comentarios:

Asynjur dijo...

Esto me hace suponer que ni te miro un segundo, debio de ver un bulto que hablaba y con eso se quedo.

Bettie dijo...

Pues la verdad no sabría decirte cuál puede ser el motivo... Oye, LorzaGirl... ¿has probado Activia?

XDDD En fin, qué gente.

bequipequi dijo...

Nunca, jamás, bajo ninguna circunstancia se debe dar por hecho que una chica está embarazada. Si lo das por hecho y luego resulta que sólo está gorda (y hay gorduras muy cabronas con forma de bombo) y por un casual la felicitas, cedes el asiento en el metro o lo que sea, te fulminará con la mirada y desearás no haber estado ahí. A ese pobre chico del INEM le ha pasado. Eso sí, otro tema es preguntar el motivo de la baja, ahí estoy de acuerdo.

La Dita dijo...

Jajaja! Oye que a lo mejor te sentó mal la comida del domingo! Jajajja
Me parto con tu blog XD

Navalcarlost dijo...

Claramente el motivo es un grano en el ombligo!!!!

Perri (meison) dijo...

Me parece increíble que te pregunte eso. Ya no porque es evidente...sino porque, como tú bien has dicho ES CONFIDENCIAL. Me indigna. arrggggggg!!!
Me saca de mis casillas.

Martes dijo...

Oyes, pues en House una vez salía una paciente que parecía obesa y al final resulta que tenía un tumpor benigno del tamaño de un almohadón. Lo cual podría ser un buen motivo para una baja, también.

pilarrubio dijo...

Qué fuerte, en qué país vivimos, yo creo que a estos "avispados" los ponen en esos puestos a propósito. Menos mal que te lo tomas con tu habitual buen humor, incluso en tus circunstancias. Me sigues haciendo reir mucho. Gracias...

Anónimo dijo...

yo,aparte de embarazada te veo super bien, no entiendo como puede decirte el medico que estas obesa

Patch dijo...

Bueno, lo de la ceguera con los bombos funciona también muy bien en el metro y en los buses, eh?

Camaleona dijo...

El chico fue puntual y tú te quejas, desde luego...

Necio Hutopo dijo...

Anda, de dioptrías no andaba bien el joven amable, verdad?

Akede dijo...

Le podías haber dicho aquello de "es que me picó un bicho"...anda que, menudo fichaje tienen en el Inem xd

Fani dijo...

Es que tienen manía con lo del peso, yo con mis dos embarazos engordé 30 kilos (y no venía de ser delgada precisamente) y siempre estaban preocupadas las matronas por lo que comía o por un kilo que engordaba, y mira yo estaba la mar de bien, la prueba esa del azúcar me salió tan bien (mejor que a las delgaditas o normales de peso) que hasta dudaron de que me la hubiese hecho bien(vamos que por sus narices yo tenía que tener diabetes cuando no era así). Los partos naturales, los niños sanos, así que no hagas caso que la naturaleza es sabia, un beso y ánimo!

Archivista dijo...

Jajjjajajajaja

Parece de chiste "¿Cuál es el motivo?" Te tenías que haber puesto de perfil y decir "La típica vaguería española" xD

Yuki dijo...

Acabo de descubrir tu blog y con el mal dia que llevo la risa que me he hechado :P. Bueno, espero que la siguiente entrada sea la de una mamá feliz con su peque de vuelta a casa. Un saludo y felicidades ^^