13 mayo 2012

La herencia Urodini 2 (B, para Gordipé)

Previously in Lorz ...
¡Mi cuñada me lleva a Eurodisney!


Dos semanas AE (antes de Eurodisney):
De pronto tenemos una mancha en el pasillo. Concretando un poco más: tenemos una mancha en la recién pintada pared de nuestro recién pintado pasillo de nuestro recién pintado piso.

ZaraJota™ y yo la miramos con cara de pasmo un rato.
-Fuga comunitaria -decimos los dos a la vez.
Luego se hace un silencio incómodo.
-Está bien, ya hablo yo con el administrador -le digo.

Diez días AE:
Suena el teléfono.
-Hola, que soy el fontanero. ¿Cuándo puedo pasar a ver la mancha?
-Cuando quiera.
-Vale, pues esta tarde me paso.

Nueve días AE, o sea, al día siguiente:
Suena el telefonillo.
-Hola, que soy el fontanero, que le dije que me iba a pasar.
-Sí, ayer.
-Sí, la llamé ayer, sí.
-No, que dijo que se iba a pasar ayer.
-...
-Suba.
Mientras el fontanero sube me quito la batamanta y el pijama y me pongo ropa presentable, sin dejar de acordarme de su madre ni un minuto porque acabo de hacer la limpieza semanal y no he dejado el piso ehcamondao para que me lo llenen de barro y yeso.
-Bueno, ¿dónde está la mancha?
-En mi alma inmortal.
-La mancha de humedad.
-Sí, aquí.
-Que sitio más raro... Por ahí no pasa ninguna de tus tuberías.
-Ya, por eso pensamos que era comunitario.
-Bueno, pues le voy a abrir una cala a ver de dónde viene.
Abrir una cala es el término técnico para "abrir un agujero en la pared a martillazos".
Terminado el proceso, el fontanero me llama.
-Señora, toque.
-Mire, es que soy una mujer casada, y además no es usted mi tipo.
-...la tubería...
-¿Es obligatorio? Agacharme me hace potar. El olor a humedad me hace potar. Tocar cosas pringosas me hace potar. Resumiendo: si hay que tocar se toca, pero es que acabo de fregar.
-Ah, bueno, no... Es sólo para que vea que aquí no hay fuga.
-¿Y la mancha de qué es?
-La tubería está húmeda, pero creo que viene de más arriba. ¿Le importa que le haga un agujero en el techo?
-¿El recién pintado techo de mi recién pintado pasillo de mi recién pintado piso? Sí, abra, abra.
El fontanero abre el agujero. En su honor diré que era muy pequeño. Y que después cogió dos trocitos de cartón blanco y tapó los agujeros de la pared y casi no parecía que estuvieran ahí.
-Pues aquí tampoco está. Este trozo también está humedo, pero no veo correr nada...
-¿Y qué hacemos?
-Voy a envolver la tubería con papel. En un par de días vuelvo a venir y la miro: si está mojado es que hay una fuga más arriba, y tendremos que hablar con el vecino.
El fontanero se va.

Dos días AE:
ZaraJota™ y yo estamos jugando al parchís (sí, es un eufemismo para sexo) cuando suena el telefonillo.
Mierda.
Entre las potas, el dolor de espalda, los madrugones y los examenes últimamente jugamos poco al parchís. A veces no llegamos ni a cinco veces por semana.
-¿Es tu madre? -pregunta ZaraJota™.
Mi familia ha quedado en venir esta tarde a merendar para ver lo bonito que nos ha quedado el piso.
-No hace falta que parezcas TAN aterrorizado... ¿quién es?
-Hola, que soy el fontanero.
-¿El que iba a venir hace una semana?
-Eh... ¿subo?
-Será mejor que llames a tu madre.
Llamo a mi madre y le digo que el fontanero está aquí y que vengan un poquito más tarde.
Mientras, el fontanero sube y se pone a palpar las tuberías.
-Pues esto sigue mojado, pero fuga no hay. Voy a subir a casa del vecino de arriba a ver si se le ha derramado algo.
El fontanero sube al piso de arriba.
Oimos un martillazo.
Y de pronto...
-Creo que voy a coger la ropa del tendedero -le digo a ZaraJota™-. Parece que oigo llover.
-No hace falta. En la terraza no llueve. Es en el pasillo. 
Nos asomamos al pasillo y no lo vemos porque hay una cortina de agua en medio.
-Avisa al fontanero -le digo a ZaraJota™.
ZaraJota™ sale corriendo a buscar al fontanero.
Yo salgo corriendo a buscar la fregona. Intento empapar un poco, pero el agua, sin ninguna consideración por su parte, todo hay que decirlo, cae más rápido de lo que yo recojo.
P*t* violencia estructural.
ZaraJota™ vuelve con el fontanero.
-Anda... -dice, y se va corriendo a cerrar la llave de paso comunitaria.
Mientras vuelve ZaraJota™ y yo alejamos los muebles, localizamos un montón de toallas y empiezamos a formar un dique de contención para que el agua no se extienda por todo el piso... más.
El fontanero cierra la llave de paso de la comunidad y poco a poco deja de salir agua. En mi casa y en la de todos los grifos del edificio, claro.
Es viernes por la tarde antes del puente de mayo y hemos dejado a toda la comunidad sin agua.
-No sé qué ha podido pasar.
¡¡¡PUES QUE SE HA ROTO LA P*T* TUBERÍA!!!, pienso. Pero no lo digo. En vez de eso miro a ZaraJota™. ZaraJota™  me mira. Y nos da un ataque de risa.
-Por lo menos se lo toman ustedes bien.
-Jijiji, es que verá, nos vamos a Eurodisney a pasar el puente, ¿sabe?
-Pues han tenido suerte de que reventara la tubería hoy, revienta mañana y no hay nadie aquí para enterarse.
-Y es que además... jijiji... esta tarde viene a merendar toda mi familia... jijiji... para ver lo bonito que nos ha quedado el piso... jijiji...
-...
-jijiji... está todo inundado... jijiji...
El fontanero no tiene ningún sentido del humor. Se sube a la escalera y empieza a hacer cosas de fontaneros.
Entonces es cuando el bar de abajo se da cuenta de que no tiene agua. El camarero va a portal.
-Quién habrá sido el *mb*c*l que ha cerrado la llave de paso... -se pregunta retóricamente a sí mismo.
Y la abre.
De nuevo en mi piso, el fontanero, está feliz como una lombriz.
-Señora, ya casi lo tengo.
Y de pronto empieza de nuevo a caerle agua encima. A todo chorro.
Hay tanta agua que la pared se empapa y empieza a salir por los enchufes. De pronto salta la luz.
-Voy a cerrar el agua -dice ZaraJota™-. Y a avisar a los vecinos de que está cerrada. Y a quedarme montando guardia para que nadie la vuelva a abrir.
Y se va.
El fontanero se pone a trabajar a toda velocidad, ahora con una linterna.
Y yo empiezo de nuevo: retiro los muebles, formo un dique de contención con las toallas, empapo con la fregona...
Cuando parece que está todo controlado, llamo otra vez a mi madre.
-Hola pedorra.
-Hola, filla meva.
-Que nos ha reventado una tubería, ha saltado la luz y todo. El fontanero está aquí todavía, creo que es mejor que no vengáis.
-Vale, pues vamos para allá.
-¿QUÉ? ¡¡¡NO...!!!
Tarde, ya ha cortado.
Me da la risa histérica. Sin motivo aparente, ojo. Las mujeres embarazadas somos así, nos alteramos por cualquier insignificancia.
-¿Se encuentra bien?
A ver... ¿usted que cree? ¿Eh? ¿EH?
-Sí, sí, necesitaba sentarme, es que he estado todo el día con un poco de dolor de espalda.
-¿Le duele ahora?
¿DOLERME? ¿Cómo me va a doler nada, si tengo encima más adrenalina que ajolote cabreao?
-No, no me duele nada, es lo que estaba pensando: la próxima vez que me duela la espalda reviento una tubería y ya está, mano de santo.
El fontanero me mira mal.
-Pues conmigo no cuente.
Jo, que poquita colaboración.



Continuará...


Otro haiku:

En mi pasillo
cae agua como lluvia
todo lo llena

Estoy que me salgo.

14 comentarios:

Pijacosadora dijo...

No sé como lo haces, pero consigues que hasta las desgracias suenen divertidas. Yo habría asesinado al fontanero, al vecino, al del bar...
Espero el resto de entregas de Urodini pronto.
Besitos!

Gordi dijo...

Holy shit!

Te acompaño en el sentimiento.

Continuará.

Anónimo dijo...

no nos dejes así!

madpundit dijo...

Madre mía. Me pasa eso a mí y estoy maldiciendo a todos los dioses del olimpo hasta que todo esté arreglado.

Qué paciencia tienes.

Te sigo. Gran blog

anseal (ex anselmo) dijo...

A mi una vez el fontanero hizo un agujero enorme donde la taza del wc y lo quito...Se veía a los vecinos mirando con cara de pasmo en su wc. Y yo solo pensando que me meaba y si atinaría al wc de los vecinos

Holden dijo...

Lo siento, menuda putada.

Yamane dijo...

A mí me habría dado un jamacuco en el sitio.

Ánimo.

XEIA2410 dijo...

Buenoooooo!!!!!! Espero que, al menos, desconectárais en Urodini...impaciente estoy de saber el final!!!!!
Y sí, yo también los mato (al fontanero, al del bar.....)
Al menos la family ayudaria en la digna tarea de recoger/lavar/secar toallas, no???

pseudosocióloga dijo...

Juas, juas, juas, juas....ainsssss lo que me he reido

Martes dijo...

Pues yo sé que la intención es hacer chiste, pero yo te leo, me pongo en tu lugar y me horrorizo. Me parece horrible que la casa nueva os esté dando tantos problemas. ¡Ánimo!

Por cierto, espero que cuando nazca el bebé tomes partido entre estivillistas y gonzalistas y escribas un artículo al respecto. El mundo lo espera.

Anónimo dijo...

Igual que Martes, esta crónica me ha hecho reir y ponerse los pelos de punta todo a la vez... ufff... que situación...
¿Os llevasteis al camarero a Urodini para subirlo al "Nemo"?

ALOE

Burbuja dijo...

A mi me pasa algo así y o infarto allí mismo o me cargo a alguien...

lorzagirl dijo...

Pijacosadora, mujer, si asesino al fontanero su productividad cae, no sería sensato.

Gordi, gracias.

Anónimo, no os dejo así, continuará!

Anseal, es una solución muy práctica, ahorra mucho espacio, ¿no?

Yamane, es sorprendente como reaccionamos a veces. Se supone que no estoy ni para sustos ni para esfuerzos... y sobreviví.

Xeia, no, cuando llegaron las visitas ya lo tenía todo como los chorros del oro, no me fueran a criticar XD.

Pseudosocióloga, ya, desde fuera tiene su gracia y todo.

Martes, hombre, no rompí la tubería aposta por la gracia... y sí, para cuando nazca el bebé lo contaré todo!

Aloe, no. ¡¡¡Si yo no me subo al Nemo, no se sube nadie!!!

Burbuja, que no, que no, que matar gente mancha, lo que me faltaba, tener que limpiar el agua y la sangre.

Laura Cárdenas dijo...

Eres mi ídolo.

¿Puedo pedirme tu ingneio para reyes?