09 mayo 2012

La herencia Urodini 1

Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy lejana...

...bueno, en Barcelona...

ZaraJota™ tenía una tía.
Y la tía tenía un marido.
Y el marido tenía una joyería. O vendía joyas. O algo así.
Un buen día el marido se fue para no volver dejando tras de sí una cajita metálica con un puñado de joyas dentro. Por lo que oído las joyas eran tirando a feas y con los años el diseño empezó a estar pasado de moda, pero la tía de ZaraJota™, que no tenía hijos, tenía la ilusión de dejar las joyas en herencia a su única sobrina, la hermana de ZaraJota™.
Unos años más tarde hubo una explosión de gas en el piso de la tía de ZaraJota™. La abuela de ZaraJota™ murió en la explosión, la tía de ZaraJota™ se salvó porque estaba al lado del único muro de la casa que no se vino abajo, el piso quedó destrozado y las joyas se churrascaron dentro de su cajita metálica.
Aún así, la tía de ZaraJota™ conservó la ilusión de dejárselas a su sobrina.
-Algo te darán por ellas -decía.
Pasaron los años y la tía de ZaraJota™ empezó a sentirse enferma. Como era una señora de carácter, en lugar de avisar a su familia o de irse al médico se metió en la cama a esperar.
-O me pongo bien o me muero -se dijo.
Pasaron los días y la hermana de ZaraJota™ empezó a mosquearse, porque estaba acostumbrada a ver a su tía en el mercado todos los días, y ahora ni aparecía, ni cogía el teléfono, ni abría la puerta de casa. Al final los mossos tuvieron que tirar la puerta abajo, y se encontraron a la buena mujer en la cama, deshidratada y con una cáncer muy avanzado que daba la cara ya casi al final.
Menudo susto que nos dio.
Aún así, a pura fuerza de voluntad, aguantó para ir a nuestra boda y a la de su sobrina, protestando porque el médico no le dejaba teñirse el pelo ni pintarse las uñas, y no quería salir en las fotos así:
-¡Es que parezco una vieja! -decía.
Al final pudo más el cáncer que ella, y la hermana de ZaraJota™ recibió su cajita de joyas churrascadas.
No muy convencida, las llevó a tasar y descubrió que el oro vale, aunque esté socarrat.
-Debe ser eso lo que llaman “oro negro” -le dije a ZaraJota™.
La oferta del joyero fue sorprendentemente alta. No la iba a hacer rica, pero era un pellizquito. Podía haberse quitado unos cuantos plazos de la hipoteca. O terminar de pagarse el coche, el primer coche de su vida que no se compraba de segunda mano. O podía cambiar los muebles del salón. O irse de viaje. O hacerse la estética. O gastárselo en marisco, yo que sé.
Pero la hermana de ZaraJota™ es una personita muy especial, y lo primero que pensó es en repartir el dinero con sus hermanos. Luego lo pensó mejor. Dividido entre tres, seguía siendo dinero, pero no era tan impresionante. Entonces se le encendió la bombilla y supo que iba a gastarse la herencia en cumplir el sueño de su vida: llevarse a toda la familia a Eurodisney.
A mí me lo dijo algo así como en septiembre del año pasado, y desde entonces he estado repitiendo “¡Mi cuñada me lleva a Eurodisney!” a todo aquél que quisiera escucharme.
Y al que no quisiera, también.
-¡Mi cuñada me lleva a Eurodisney! -le decía al conductor del autobús.
-¡Mi cuñada me lleva a Eurodisney! -le decía al de la luz.
-¡Mi cuñada me lleva a Eurodisney! -le decía a la cajera del súper.
-¡Mi cuñada me lleva a Eurodisney! -le decía a ZaraJota™.
-Ya lo sé, y cómo me lo vuelvas a repetir la convertimos en tu excuñada. 
-Jo.
A la última persona a la que se lo dije fue a mí abuela.
-¡Mi cuñada me lleva a Eurodisney! -le dije.
-¿Urodini?
Mi abuela es andaluza y tiene setenta y ocho años. Um... espero haber dicho bien la edad o la próxima vez que me vea me mata.
-No, Euro... bueno, sí, da igual.
-Eso está en Barcelona, ¿no?
Seguro que estáis pensando “mira la vieja, en Barcelona, dice, no se entera”.
Por el contrario: la lógica de mi abuela es irrefutable:
     Mi cuñada vive en Barcelona.
     Mi cuñada me lleva a Eurodisney.
             Luego...
     Eurodisney está en Barcelona.
Y eso, sin estudiar ni nada. Un día de estos la matriculamos filosofía y la ponemos a escribir libros de autoayuda.
-No, abuela, en París.
-Anda, qué espléndida tu cuñada... estará forrada.
-No, bueno, es que ha heredado. ¿Te acuerdas de la tía de Zarajota? Se sentó en nuestra mesa en la boda... Pues le ha dejado un poquito de herencia y se la gasta en llevarnos a Eurodisney.
-Ah... ¿Y Zarajota qué ha heredado?
Olvidaros de la filosofía: la ponemos a estudiar económicas y que nos saque de pobres a todos.

Continuará...



Hace mucho que no escribo un haiku:

A Eurodisney
me lleva mi cuñada
con la familia.

Que arte tengo, madre mía, ¡que arte!

17 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Anda... Cuanta vuelta se necesita para llegar de Barcelona a Madrid y de ahí a París...

Rose In the Storm dijo...

genial el relato...buen sentido del humor.

Guildor dijo...

Decir que durante los primeros años del proyecto de eurodisney, se decía que a lo mejor se instalaba en barcelona, así que a lo mejor tu abu lo escuchó entonces y todavía se acordaba!

Anónimo dijo...

El haiku ahía está.
Pero lo que si tienes es un humor genial. Gracias

Merengaza dijo...

Yo me imagino que tú no serás rencorosa y quieres muchisimo a tu cuñada, pero la lógica de tu abuela es aplastante: si la sobrina hereda ¿porqué no hereda también el sobrino? digo yo que mujer el sobrino tiene no??? vamos... que me parece genial que te vayas a urodini con tu cuñada... disfruta (todo lo que te dé la barriga) por cierto ¿como estais?

Besos.

anseal (ex anselmo) dijo...

Yo este verano no ser si ir a Eurodisney o a los Fiordos..Al final no ire a ningún sitio, como si lo viera

Miss Hurry dijo...

Entonces tu cuñada te lleva a Eurodisney, no? XD

geminisdespechada dijo...

no sé qué tiene ese haiku que no paro de cantarlo como si fuera una estrofa de unas sevillanas!!

Camaleona dijo...

Espero que luego no vayas haciendo la puñeta a tu cuñada...

lorzagirl dijo...

Hutopo, me estoy volviendo vieja y me voy por las ramas.

Rose in the Storm, gracias.

Guildor, puede ser. O que lo confundiera con Port Aventura, también.

Anónimo, jooooo... mi haiku mola...

Merengaza, no sé, a mí ni se me había ocurrido, la tía le deja las joyas a quien quiera, y yo de todas maneras no habría sido tan espabilada como para sacarle provecho a una masa amorfa de oro churrascadito. Y si lo hubiera sido, no habría sido capaz de idear unas vacaciones tan estupendas... Al final he disfrutado más que si heredara directamente.

Anseal, ¡¡¡EURODISNEY!!! Lo único malo de Eurodisney son las colas, y con el fast pass te quitas la mayoría.

Miss Hurry, ¡mi cuñada me llevó a Eurodisney! XDDD

Géminis, le añadimos unas cuantas estrofas más y nos hacemos ricas con la canción del verano.

Camaleona, no, si mi cuñada mola mil y ¡me lleva a Eurodisney!

Sergi dijo...

Quien dices que te lleva donde?? :O

Andrea dijo...

ja! desde que leí Urodini sabía que era Eurodisney, porque mi abuela no es andaluza, pero es gallega... y eso en adaptación de palabras tampoco se queda atrás!

Lorzapadre dijo...

Pues no sé si hará falta matricularla de Economicas, pero debe estar que si pilla a Rato y a quien lo nombró (O sea la Espe de los C...... y el p.t. Camps) los mata, parte sus ahorrillos de toda la vida en Cajamadrid en peligrooooooooooooooo, esperemos que los de la CAIXA esten mas tranquilos....
Cuando lo lea te deshereda.


Aclaro la abuela de la que habla es Madredelorzapadre.

Aloe dijo...

Q familia enrollada tienes!!
Lo de Urodini es genial

JuanRa Diablo dijo...

¡Cuánto humor negro!
Mira, como el oro socarrat.

Y digo yo... ¿no os pilla mayorcitos para ir a ver a Mickey a urodini?

Anónimo dijo...

para que después digan que los catalanes son unos ratas...

fdo. ¿a ver si adivináis de dónde?

jejeje

Saravasti dijo...

Jo, pues a mí esta entrada lo que me ha dado es pena. No vuelvas a mentar muertes de gente que no conozco, que me pongo mú sensible!