22 diciembre 2011

La tarta Towsend

Una mañana al teacher se le ocurrió darnos para leer un texto sobre la historia de la tarta Sacher™.
Para que luego digan que no se tortura en las escuelas. ¡Hablar de tartas de chocolate a las 11 de la mañana cuando no has desayunado debería ser delito!
Después de aquello me entró un antojo tremendo de tarta Sacher™. Es lo que tiene. Pero, tal y como habíamos leído en clase, la receta es secreta y sólo se puede conseguir una porción de auténtica tarta Sacher™ en Viena.
Jo...
Claro que, siempre hay imitaciones. En internet hay un montón de recetas, y como tenía un antojo enorme decidí crear mi propia versión, usando esta como base.
Ante todo, que quede claro que lo he hecho NO es una tarta Sacher™, no sea que venga la SGAE ahora a crujirme por cocinar.

Por eso lo primero es darle un nombre diferente:

LA TARTA TOWSEND

Porque la primera vez que la hice llevé un trozo a casa de Towsend y Sheena para que lo probaran, pero Sheena no llegó a probar ni un trocito.
Nadie sabrá nunca lo ocurrido, pero la mayoría de los expertos opinan que Towsend olió el chocolate y se escondió dentro de la lavadora para comérselo él solo, mientras repetía "mi tesoro, mi tesoro".
O algo así.
Más tarde me dijo que la tarta "estaba hecha del material con el que se fabrican los sueños", pero ya no sé si lo decía en serio o había tragado suavizante sin querer y le estaba afectando al cerebro.

Allá vamos:

Para la base necesitas, por orden de aparición:
1 tableta de chocolate para fundir
100 gramos de mantequilla, con margarina también queda estupenda
6 huevos
100 gramos de azúcar
un puñao de almendras (decir "puñao" es correcto si se usa como unidad de medida)
100 gramos de harina
un sobre de levadura
una cucharada de canela
un poco de sal



Ave Cesar, morituri te salutan.

Como no tengo báscula, ni falta que me hace, tengo dos opciones: usar la Wii Balance Board o uno de esos cacharritos de medir.

Para la mantequilla uso un sistema de aproximación matemática: si la tarrina es de 500 gramos, la mitad son 250, y la mitad 125, y así sucesivamente.

Creo que he perdido un par de fotos. En algún punto hay que triturar las almendas... Es posible que estuviera tan emocionada triturando que se me haya olvidado hacer las fotos.
Jo, un maravilloso recuerdo que nunca volverá.

Bueno, lo primero es lo primero:
Se parte el chocolate en trozos y se pone a derretir en una perolita a fuego lento. Mira que mono.

A mí me gusta echarle un chorrito de leche, queda más cremoso y tarda más en pegarse.

Aún así, a la que te descuides se pega. Hay que remover y remover...
Cuando esté todo derretido añadimos la mantequilla y seguimos removiendo.


Hasta que quede una pasta cremosa y uniforme. O algo.
Apagamos el fuego y, haciendo uso de una gran fuerza de voluntad, dejamos el chocolate aparte para que se enfríe.
Mientras tanto, cogemos los huevos, los casca... eh... mientras tanto separamos las claras y las yemas.

Anda mira, el gueto de los huevos.

Ahora hay que montar las claras a punto de nieve. Se puede hacer a manita o con un cacharrito de montar claras, que es mucho más rápido.

Al mío lo llamo Dalek Chef.

¡AMASAAAR! ¡AMASAAAR!

Las claras tienes que quedar así. Si les echas un poquitito diminuto de sal es más rápido.
Todos los demás ingredientes se mezclan con las claras. Así, a mogollón.

Bueno, para ser sinceros, es mejor batir primero las yemas, después añadir el azúcar, y poco a poco todo lo demás, porque si no en lugar de una "masa uniforme" te quedan "ñoscos de dudoso aspecto".

Cuando me pasa esto (o sea, cada vez que hago la tarta), añado mantequilla derretida hasta que la masa tiene aspecto de masa:

Mucho mejor.
Ahora añadimos el chocolate.

Y cuando todo está bien mezclado, añadimos las claras.

Muy despacito, y usando una espátula para remover...

...porque si lo haces deprisa o con brusquedad todo el trabajo de Dalek Chef se deshace, y Dalek Chef se enfada, y, creedme, no queréis ver a Dalek Chef enfadado: una vez me pillé un dedito con las varillas en movimiento y no veas lo que duele.
El resultado es una especie de cerveza de lodo.
Y ahora lo de siempre, embardurnamos un molde con alguna sustancia pringosa para que la tarta no se pegue...


Llegado este punto es cuando me doy cuenta de que se me ha olvidado precalentar el horno.
En mi horno de la Srta. Pepis bastan 20 minutos a 180 grados.
Metemos el molde con cuidado de no tirarnos la masa encima.
No es que me haya pasado nunca. No. Que va. ¡Malditos moldes de silicona flácida!
Eso sí, después se te queda un brillito en el pelo monísimo.

Y ahora mucho ojito. Esta tarta cuece rapidísimamente. En este horno de juguete está lista en 30 minutos a 180 grados, de los hornos de los demás no me atrevo a opinar.
Mientras se hace, aprovechamos para recoger la cocina.
No sé muy bien cómo, pero el chocolate suele llegar a lugares insospechados:


Cuando la tarta esté lista, la sacamos del horno y esperamos a que se enfríe.



Y cuando esté bien fria la cortamos por la mitad con un cuchillo y evitando los deditos para que quede así.


Ahora embadurnamos las mitades con mermelada. Este es el paso más importante porque la mermelada es fruta, así que cuenta para las cinco porciones de fruta al día, y además es light,
¡así que TODA la tarta es light!
Para que luego digan que la comida sana no está rica.


Cuando está todo bien empapado de mermelada unimos las dos mitades como si fuera un bocadillo.

Y ahora cubrimos de chocolate; repitiendo los pasos del principio: calentamos en una perolita una tableta de chocolate, una bola de mantequilla y un poco de leche y... TA-DÁ!!!

Seguramente os estáis preguntando para qué he puesto la tarta sobre un andamio...
Para que el chocolate chorree libremente en vez de rebosar por el plato.


Dejamos que el chocolate chorree bien y cuando esté un poco más consistente pasamos la tarta a un plato.

Llegado a este punto la tarta se puede comer, pero no sé, como que le falta algo...
Lleva huevos, mantequilla, chocolate, harina, azúcar, sí... pero lleva muy poca mermelada. No conseguiremos una dieta auténticamente sana y equilibrada sin alcanzar las cinco piezas de fruta al día.
Pues a ver como meto yo cinco piezas de fruta en una tarta tan pequeña...

¡Ah, pues ya está!

Decimos que es un pino que da manzanas de colores y ya está.









¡FELIZ NAVIDAD PARA QUIENES CREAN EN ELLO
Y GRAN PITANZA PARA LOS QUE NO!

16 comentarios:

3,1416 dijo...

HUMMMM
Q BUENA PINTA, ME VAS PREPARANDO EL COLACAO Q ME PASO A CATARLO YA MISMITO, JEJEJEJE
FELICES FIESTAS
BSTS

Condesadedia dijo...

¡Dioooosssss qué tarta!

¡Mis arterias están gritando de pánico solo de verla!

Y mi niña interior, descendiente de incontables generaciones de diabéticos golosos no para de babear y murmurar con voz de Homer Simpson: "¡Chocolateeee!"

Creo que necesito una ducha fría...

Eowyn Zirbêth dijo...

Va a sobrar comida. Lo que no significa que no vayamos a salir de vuestra casa como si fuésemos a ir directos al paritorio...

Necio Hutopo dijo...

Mujer, después de leerte he tenido que sacar cita co el especialista en duabetes... No hablemos ya de comer eso, que seguro me da un coma o algo...

Ikima dijo...

Qué pinta tiene la jodía, ¿no podrías mandar un trocito por correo? ¡¡Qué rica!! Y yo que estoy de bajón necesito chocolate... :(

yo-la-pau dijo...

ÑAMI!!! y una a dieta y con el más profundo bajón.... he puesto el teclado lleno de baba :P
¿por q el molde de la tarta es color "metálico" y dentro del horno es rosa? (en serio, es q la cocina no es lo mio ¿se mete el molde dentro de otro molde?)

felices fiestas!!!!!

Charo Ramiro dijo...

No me tortures asi!! que yo estoy a dieta joooo snifffffffffff

Nimbusaeta dijo...

Dios qué pintaca! me encanta el molde xD

En mi casa la hicimos y como decía mi hermana "yo creo que solo de oler el chocolate ya estoy engordando...". Tengo un vídeo de cuando mi madre echó la cobertura de chocolate, estábamos todos expectantes xDD

Por cierto yo probé la tarta Sacher en el Hotel Sacher jojojojo! estaba buenísima :P

Feliz Navidad!

Elennim dijo...

Dioooos, qué buena pinta! Eso tengo que probarlo!!
Y la decoración me encanta también ^^

PD: "Todos los demás ingredientes se mezclan con las claras" Emmm quieres decir yemas?

Eowyn Zirbêth dijo...

Pero qué buenísima que estaba, leñe.

Vampira dijo...

Hace un tiempo, en LaSirena tenían esta tarta (riquísima)... pero tristemente ya no la venden :S... voy a tener que seguir tus instrucciones e intentar qie me quede algo decente, cosa que dudo... jeje... un saludito

Mae Wom dijo...

Yo me la comía hasta sin las manzanas de colores. Te ha quedado muy mona, eh. ;)

eρHedro dijo...

Me declaro anoréxica ahora mismo, porque estoy a dieta y a mí también me va a hacer falta insulina después de leerte, hija.
De regalo de papanoé: http://krakowstudios.com/spinnerette/2010/02/09/20100209/

eρHedro dijo...

Ah y ¿sabes lo que es el baño maría?

baño María. 1. (De María, hermana de Moisés, que fue considerada como la primera alquimista). m. Recipiente con agua puesto a la lumbre y en el cual se mete otra vasija para que su contenido reciba un calor suave y constante en ciertas operaciones químicas, farmacéuticas o culinarias.

};·P

Feliz solsticio : )

YoMisma dijo...

Haces pocas entradas de recetas pero merece la pena... :) aún me acuerdo de tu ensaladilla dentro del puré de patata con sus aceitunitas... :)

Feliz año con mucho retraso.
YoMisma

cristina dijo...

Me guta tu blog y desearia que lo compartieras con el mio,que es...
http://miscosascotidianascristina.blogspot.com...
Besos desde Sevilla