01 mayo 2011

Día de la madre 2011

Interrumpimos la programación habitual porque hoy es el día de la madre.
Podría hablar de lo mucho que me quiere mi mamá y lo mucho que la quiero yo a ella, pero está feo presumir.
En vez de eso, voy a reirme un poco de ella, y luego cuando vaya a comer dirá "que tonta es mi hija" y me dará de collejas. Con amor, eso sí.

Cuando me independicé, mi madre me llamaba algo así como tres veces al día. Me preguntaba de todo, desde qué había hecho para comer hasta que si limpiaba la casa. Era MUY preocupante. Y me quitaba mucho tiempo. Y era incómodo, porque tenía el teléfono en un sitio muy raro. A medida que pasaban los meses y la situación se mantenía, puse una silla plegable al lado del teléfono. La llamo "la silla de hablar con La Tita del Puerto", pero esa es otra historia, y tendrá que ser contada en otra ocasión.
Con el tiempo la situación mejoró. Ahora casi no me llama nunca, sólo un día de cada dos. Y si no me llama la llamo yo, por si le ha pasado algo.
Además, con mi independencia madre desarrolló otra costumbre curiosa: cada vez que iba a su casa, me daba una tableta de chocolate y una lata de espárragos.
-¿Y esto?
-Para que te lo comas en casa.
Yo estaba fascinada.
Podía llegar a entender lo del chocolate, porque todo el mundo sabe que me encanta, y me lo compraba del bueno-bueno. Lo de la lata de espárragos es un misterio. Es decir, los espárragos me gustan mucho, solos, con mayonesita, en ensalada... y también me los compraba de los buenos-buenos. Pero nunca he tenido una predilección especial hacia ellos. En cambio, sí la tengo, por ejemplo, por los mejillones, que me vuelven loca, o por las aceitunas machacás, cuanto más fuertes mejor.
Que mi madre siguiera dándome una lata de espárragos cada semana era un misterio para mí.
Además, durante meses mi pis olió raro.
Al final se le pasó. Ahora, cuando voy, sólo me da el correo, que sigue llegando misteriosamente allí a pesar de que he cambiado varias veces la dirección en todas partes.

El año pasado se independizó Hermano Pequeño y mis padres no perdieron un hijo: ganaron una habitación. Más o menos. Porque Hermano Pequeño todavía no se ha llevado todas sus cajas, y eso genera un cierto resquemor en mi madre, pero esa es otra historia y tendrá que ser contada en otra ocasión.

La cuestión es que la semana pasada fuimos a comer con mis padres, y, cuando llegó la hora de irnos, mi madre le dió una caja de galletas de marca blanca a Hermano Pequeño.
-¿Y esto?
-Para que te lo comas en casa.
-¿Por qué?
-Porque son las que te gustan.
Hermano Pequeño estaba fascinado. Miraba las galletas y miraba a mi madre, preguntándose a qué venía aquello de pronto.
En cambio, yo acababa de encajar todas las piezas. Viendo las galletas, de pronto, todo tenía sentido.
-Mis espárragos eran de marca -le expliqué a Hermano Pequeño-. A mí me debe querer más.






Pd. Dedicado a una persona que ha salido de cuentas. Esperamos con ilusión.



Editado 02/05/2011
Ayer fui a comer con mi familia para celebrar el día de la madre.
Por la noche mi madre me llamó por teléfono.
-¿Te has encontrado algo en el bolso?
-No.
-Jijiji, pues mira, mira.
Y miré, y me encontré una lata de espárragos.
-¡El que ríe el último ríe mejor! -me dijo.

18 comentarios:

ParraWoman dijo...

O_o
Soy la primera en publicar!!
Muy bonito el post...

perdidaenoz dijo...

La cosa más bonita que me ha dicho mi madre nunca es: "cuando te independices, vayas donde vayas, allí estaré yo con mis tuppers"
* ¿No te intriga muchísimo lo de los espárragos? ¿Por qué no le preguntas directamente?

bequipequi dijo...

cuando me independicé mi madre se presentó en mi casa con un paquete de sal, uno de azucar, uno de harina, uno de garbanzos, uno delentejas... bueno, que me llenó la despensa de legumbres y cosas de larga duración. Creo que le daba miedo que no tuviéramos para comer después de pagar la hipoteca, jejeje

Tita dijo...

Alguna vez, y tú no te acuerdas...debiste decir ¡qué buenos estos espárragos! aunque solo fuera por cumplir...y tu madre, se lo apuntó!!

¿No es adorable como nos quieren a través del estómago? Mientras haya una madre con un taper, una tableta de chocolate, una lata de espárragos, o galletas de marca blanca detrás de ti...el mundo no será tan feo!!

No te olvides de contar las dos historias que has dejado pendientes!!

Besos

Necio Hutopo dijo...

Cuando me independicé mi madre me dio las gracias... Creo que algo hice mal... Aunque reconozco que prefiero eso a los espárragos

angua dijo...

Cuando yo me independicé mi madre me llamaba desesperada porque decía que "ahora en casa con tres hombres solo se habla de fútbol y el tendedero está lleno de calzoncillos!!!". A lo mejor no es que te quiera más, es que te echa más de menos, como al espantapájaros.

¡Nunca fui buena en matemáticas!

La chica automática dijo...

Eres genial. De vez en cuando me doy un atracón con tu blog y me m*o.

mona dijo...

Pues yo llevo 18 años de independencia y me encanta hablar con ella,sin embargo,cada uno come en su casa y nunca me ha regalado comida,mi madre es atípica en todo.
PD prueba las collejas en tortilla, son espectaculares

XEIA2410 dijo...

Me encanta!!!!!!!! Lo del cahondeo a nivel familiar, digo. Cuando os juntáis, debéis ser la lesche!!!!!
Sin bromas, es bonito ver cómo le quieren a uno/a y cómo le miman las madres (y cómo sufren!!!!!, creo que nunca ninguna aceptará que seamos capaces de alimentarnos solos decentemente, por qué será???)

Medias dijo...

Em... Cuando me independicé mi madre me regaló el filtro del agua y me ofreció su tendedero porque allí la ropa se secaba mejor. También me daba tappers vacíos para que se los llenara con comida y los congelaba en su congelador para no cocinar...

Sota dijo...

Te has olvidado de lo más importante:

Los espárragos que te dejó en el bolso eran de marca blanca o de los buenos?

Reyes dijo...

A mi la mia me llama ahora para preguntarme por el tiempo y por Gato (el conejo)...
Por si te quieres vengar con un regalo inesperado, estoy organizando un sorteo en mi blog, es gratis, te aviso porque como eres seguidora de mi blog puedes participar!!
http://lasumadelosdias2.blogspot.com/
Un saludo!!

apple dijo...

Si es que madre no hay más que una, la mía cuando voy a verla, siempre me pregunta que quiero de comer para prepararme mi plato preferido.Bueno en realidad para decirle a mi padre que lo haga, que ella no sabe cocinar.

Marian dijo...

Mmmmmm Lorzamadre mola, te pongas como te pongas :D

eρHedro dijo...

Y será verdá y to...

xeloxelito dijo...

grácias por descubrirme DR WHO, me he hecho super fan!

JuanRa Diablo dijo...

Jo, tu madre mola esparragosientos.

Mae Wom dijo...

Tu madre no se apellidará "Carretilla"?? ;)