22 febrero 2011

F*ck*ng Beckham

Una de las cosas que más me preocupaban de estudiar inglés era el examen oral.
Al contrario de lo que puede parecer, soy supertímida.
Mucho, mucho, mucho.
Y vergonzosa.
En el sentido de que siento vergüenza, no de que doy vergüenza.
Por desgracia, no es una timidez de encogerme sobre mí misma cual bola.
Bueno, depende.
A mí lo que me pasa es que me pongo nerviosa, y empiezo a hablar mucho, y cuánto más hablo más tonterías digo y cuántas más tonterías digo más nerviosa me pongo y así en un círculo vicioso de chorradas y nervios.
Es horrible.
Y lo peor es que nadie se da cuenta de lo mal que lo paso, porque me ven hablar así, tan alegremente.
Por eso mi mayor preocupación en el examen oral no era quedarme muda de espanto, sino decir cualquier horror, y no poder volver a clase nunca más.
El día del exámen escrito la profesora disipó todos mis temores.
-Sólo tienen que hacer el examen oral lo que aprueben el examen escrito.
Ah, menos mal. Por que ni de c*ñ* voy a aprobar después de lo que hice, jijiji, el sistema educativo no está tan mal, ¿verdad?
Y entonces voy y apruebo.
Mierdaaaaaa.
Tres días más tarde me tocó ir al examen oral, que consistía en hablar sobre un tema que propusiera la profe. Entramos en clase, nos sentamos en círculo, y la profe miró a la primera.
-Háblame sobre tus últimas vacaciones -le dijo.
Y la compañera se explayó hablando de sus vacaciones.
-Cuéntame que opinas de la dieta mediterránea-le dijo a la siguiente.
Y la compañera se explayó hablando de la comida.
La siguiente era yo. Había entrado al examen muy nerviosa, pero después de las dos intervenciones me había relajado. Por favor, ¿vacaciones? ¿comida? ¡Esto está tirado!
-Lorz, te toca.
-Cuando quieras.
Y pensé para mis adentros "¡JA!".
-Dime, ¿crees que los sueldos millonarios que reciben algunos futbolistas desvirtuan la esencia del fútbol como deporte?
Por supuesto, sólo hay una respuesta posible a esa pregunta:
-WHAT THE F*CK?
Y entonces voy y apruebo.



Pd.: Del resto de mi discurso sólo recuerdo haber gritado "I don't f*ck*ng care about f*ck*ng Beckham!". Supongo que me dieron puntos por la riqueza de mi vocabulario.

14 comentarios:

Eowyn Zirbêth dijo...

Primeeeeer.

Ejem.

Yo hice algo así una vez, aunque el examen era escrito. Que le dijese a un amigo que venía a visitarme como ir de la estación de tren a mi casa.

Le dije que cogiese un taxi.

No coló.

Light Shine dijo...

Cada día me dan más ganas de ir a la escuela de idiomas (y no es ironía), como sean las clases igual que las tuyas me lo pasaré en grande (mi conciencia sabe que será duro ¬¬).
Y felicidades por aprobar los exámenes.

XEIA2410 dijo...

Lo tuyo con los exámenes da para un libro, un tochazo!!!!! Seguro que no quieres intentarlo???? Éxito (y descojone) tendría, seguro!!!
Me despido ansiosa de conocer el próximo y, encima, apruebas!!!! Un crack, eres un crack!!!!

:( dijo...

Un vocabulario envidiable, no cabe duda... no podía menos que aprobarte.

papacangrejo dijo...

Se nota que vas a clases de inglés, yo no se tantas palabras.

anselmo dijo...

Como portadora de una buena cultura y educaciín, tienes la obligación de usar todo el vocabulario...tooOOooodo. Incluyendo, porqué no, los epítetos floridos.

MJ Cádiz dijo...

¿Tú vergüenza?
Tú al menos maldices en inglés fluido, yo desde que llegué de Brasil suelto tacos en portugués. Tacos y lo que no son tacos. Después de explicar a unos alumnos lo que tenían que hacer en inglés (son extranjeros) les solté un "ta bom?" y me quedé tan ancha. Los pobres debieron alucinar...
Beijos
MJ

Necio Hutopo dijo...

Bueno, la verdad es que tu profesora casi que te debe tener cariño...

JuanRa Diablo dijo...

Qué suerte, no?
Cantarías Victoria (Beckham) supongo

Iria dijo...

Jajaj que bueno :)

un besiño

Mae Wom dijo...

Yo me identifico con la primera parte de la entrada, sí, jaja, esa contradicción entre timidez y verborrea salpicada de humor personal y subjetivo mientras mentalmente dices: "cállate, cállate!".
Y cuando @l interlocut@r es de pocas palabras yo ya sufro por anticipado, entonces sí que relleno.
La imagen que me viene a la cabeza cuando estoy en un momento así es la de Jim Carrey en Mentiroso compulsivo, cuando se tapa la boca con las manos. :D
Afortunadamente me estoy rehabilitando y el truco está en callarse desde el principio.

Con respecto al resto de la entrada, genial que en un examen te dejen decir tacos y encima apruebes! ;)

Sand dijo...

jajaja... Me imagino la cara de la profe, en plan señorita Rotenmeyer pensando "seguro que con esta pregunta la suspendo"... Y vas, y le sueltas eso... Te tenía que aprobar, joder! jajaja

Camaleona dijo...

Eres realmente muy, muy buena con el inglés... Me están entrando ganas de apuntarme a una academia y todo :P

monttse dijo...

jajaja

A mi me pasa igual. Soy igual de tímida y nadie se da cuenta! bueno.. cuando empiezo a ponerme rosa sí :)

Sobre el inglés eres un ejemplo a seguir! :) Has estado estudiando ingles por tu cuenta o con alguna academia o libro en particular?