19 noviembre 2010

Las muñecas ya no son de Famosa

Una de las cosas que más me gustan de la Navidad es mirar los catálogos de juguetes.
Por eso, en cuanto veo aparecer los primeros turrones en el supermercado (algo así como a mediados de septiembre), empiezo a merodear en las tiendas para conseguirlos.
El que más me gusta es el de El Triangulito Verde, porque es enorme y trae millones de juguetes.
Este año, como siempre, fui a por él muy pronto, y ya me lo tengo de superestudiado.
Lo que más me ha sorprendido es la muñeca MiYo.
Bueno, no, vamos a ser sinceros: lo que más me ha sorprendido es lo mal hechos que están los montajes fotográficos. No sé si es la calidad de impresión, la elección de colores o que el que lo ha hecho todavía no ha aprendido a usar el Photoshop, pero desde luego algunas de las imágenes dan mucho miedito.
Aparte de eso, lo que más me ha sorprendido es la muñeca MiYo.
Se trata de una muñeca que puedes crear a imagen y semejanza de cualquier niña (si es para un niño más te vale que tenga melenaza y largas pestañas), escogiendo como quieres que tenga el pelo, los ojos, lo que sea. Incluso fabrican la misma ropa en talla muñeca y talla niña para que las vistas igual.
Espeluznante.
Es como el argumento de una peli de terror. "Y se suceden extraños accidentes que llevan a pensar que la muñeca ha cobrado vida y quiere suplantar a la niña".
Si no recuerdo mal hace años que la fabrican, pero es la primera vez que me fijo en el anuncio.
Probablemente porque este año tengo el reloj biológico desatao.




El anuncio en el catálogo de juguetes te explica cómo personalizar tu muñeca para que se parezca a la cría en cuestión.
A primera vista me decepcioné un poco: no ofrecen ni el color de pelo "parece castaño pero no lo es", ni el de ojos "depende de la luz", ni el peinado "pelos de loca", pero ya me había ilusionado con la idea de tener una Miniyo para ponerla en casa y parecer una lunática, y pensé que bueno, con que se pareciera un poco ya valía.
El verdadero problema llegó al final.
Resulta que esta muñeca es tan personalizable que te permite incluso elegir el color de la piel.
Me parece una idea maravillosa; las niñas deben tener muñecas de todos los colores, formas y tamaños, porque los juegos son un ensayo para la vida de adulto y tienen que asumir con naturalidad que no todas las personas tienen larga melena rubia, ojos azules, labios pintados de rosa chicle y tetas de plástico.
Hay cuatro opciones:

Bueno, esto debe ser una errata: estoy casi segura de que no existe ningún color que se llame caucásico.
Y eso que soy tremenda con los colores: distingo entre verde melón, verde manzana, verde loro y verde que te quiero verde cuando los demás sólo ven verde claro y verde oscuro.
Consulto la RAE:

caucásico, ca.
1. adj. Se dice de la raza blanca o indoeuropea, por suponerla oriunda del Cáucaso.

Pues va a ser que esta no es la mía, porque yo soy oronda pero de Córdoba, no del Caúcaso ni de Indoeuropa, esté donde esté eso.



Será broma, ¿no? ¿Si esta es negrita la siguiente qué es? ¿Cursiva? ¿Subrayado?
Lo único que se me ocurre es que se refiera a piel negra, pero lo del ponerla con diminutivo me desorienta: caucásica lo han escrito sin diminutivo.
La única explicación posible es que la muñeca negrita sea más pequeña que la caucásica.
Las niñas oriundas del Caúcaso o Indoeuropa deben ser enormes.




Ahora sí que estoy segura: chinita no es un color.
En realidad sólo se me ocurre un significado para chinita, y no es algo que quieras que los Reyes Majos les traigan a tus hijos.
Yo diría que se refieren a que es una muñeca para las niñas de China.
Única y exclusivamente.
Pero no puede ser: las niñas españolas de procedencia china se quedarían sin muñeca y las del resto de los países asiáticos también.
Me parece una estrategia de ventas muy deficiente: limita mucho tu mercado.
Quiero decir, si hubieran dicho asiática, perdón, asiatiquita, habrían cubierto un espectro aún más amplio.
A no ser que el que haya diseñado el anuncio se guíe por la idea de "chinos, coreanos, japoneses, que más da, a mí todos me parecen iguales", pero no puede ser, ¿verdad?



Vale, definitivamente aquí ha habido un error: el color latina no existe.
Y si existiera, no sería latina, sería latinita, hablemos con propiedad.
A no ser que la muñeca latina sea más grande, como la caucásica.
Me pregunto si fabricarán también el formato pequeño... ¡a lo mejor también hay un formato latinita y caucasiquita!


En fin, que después de estudiarme todas las posibilidades no veía qué muñeca era la que tenía que escoger, y al final tuve que preguntarle a ZaraJota™.
-La tuya es la caucásica -dijo.
-¡Pero si no soy una oronda del Caúcaso!
-No importa, es por el color de piel.
-¿Mi piel es color caucásico?
-No, la tuya es Blanco Nuclear, pero es que esa todavía no la fabrican.











PD1: Hay un corriente de pensamiento que opina que la forma de las palabras condiciona nuestro comportamiento. Por ejemplo, usar siempre el masculino como nombre genérico para referirse a una profesión (maestro, abogado, arquitecto, médico) nos empuja de forma inconsciente a la discriminación de la mujer.
Nunca he estado de acuerdo con esta teoría, porque hay profesiones cuyo genérico acaba en -a y molan mucho (astronauta, logopeda, periodista), pero algo tiene que haber: en arte se dice que el material empleado condiciona el aspecto de la obra, y el lenguaje es el material con el que elaboramos los pensamientos.
Teniendo en cuenta que un diminutivo es un sufijo que se utiliza para transmitir reducción o disminución, no me atrevo a pensar el mensaje que se lanza cuando se opone caucásica a negrita y chinita.

PD2: Queridos Reyes Majos, si estáis leyendo esto, por favor, tened en cuenta de que eso de que quiero una muñeca de estas es un recurso literario. Si llega el día de Reyes y me encuentro una miniyo envuelta en celofán me va a dar un repelús de los gordos.

29 comentarios:

La gata dijo...

Jajjjajajjj!! Sí: a mí también me ha chocado lo del diminutivo sólo para la negrita y la chinita. Vaya eufemismo!! XDDD Porque claro, poner negra o china queda feo, no? Suena racista... Pues ya puestos a ponerse "fisnos", en la de negrita haber puesto "de color" y quedas como Dios XDD
Qué cutre...
Por cierto, el ojo negro (ok, negrito) me da un miedo....
Saludos!!!

Camaleona dijo...

A mí las muñecas me dan muy mal rollo, pero ni te cuento si se parecen a alguien... yo que soy de pesadilla fácil, seguramente tendría para varios meses si viese una caucásica con pinta a mí en casa...

Tita dijo...

Impresionante, como siempre...¿hay un icono de aplausos por aquí?

Sans dijo...

Tremendo post.

(Tremendo es bueno, que te veo)

JuanRa Diablo dijo...

Jajajaja.
Creo que este post me hubiera encantado escribirlo a mí.

Jo, ¿me lo vendes, Lorzita?

O Suso dijo...

Hay dos posibilidades:
El que puso los nombres a los tipos de muñecas es un descerebrao (y los niños juegan con lo que él nombre, peligro)
O el que puso los nombres no se atrevió a darle rienda suelta a todos sus instintos, sino...hubiese escrito "muñeca aria de sangre pura" y en todas las demás "otras razas inferiores" (Maldad)

Nunca dejas de sorprenderme Lorz, re imagino toda ilusionada venga a repasar los juguetes de la revista.

Salud y que no te traigan mucho carboncito.

vicky waiting dijo...

en dos palabras: im-presionante.

por cierto, cuando yo era pequeña (hace unos cuantos años) la nancy no era negrita, era negra, y la china era eso, china , no chinita.

como cambian las cosas....

Cuke dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cuke dijo...

Buenísimo. Me parece un artículo precioso.

Yo, que soy más burro, escribiría algo como Pérez Reverte: ni para llamar negros a los hotentotes tienen huevos...

Cattz dijo...

Pues yo les hubiese puesto: rosa claro, negro-amarronado, amarillo-verdoso y marrón claro.
Y tan pancha que me quedaba, a ver quién me podía tachar de racismo xD

El Hombre Malo dijo...

Yo con lo que me he quedado de palo ha sido con el sacaleches que venden para que las niñas jueguen a que se sacan leche de la teta para llenar el biberon con el que alimentan a los bebes.

Sa-ca-le-ches

Irene dijo...

Me he quedado a cuadros, digo, a cuadritos. Me he reído tanto que mi novio me miraba flipando. Magnífico lo de negrita, subrayado y cursiva.
En la web no sale la opción de elegir tono de piel, o eres color crema, o eres color crema.
Lástima no estar ahora en España para arramblar con un par de catálogos y enmarcarlos. XD

Tita dijo...

Aquí vuelvo

Un favor, hoy es 20 de noviembre, día del niño, y quiero conseguir que todos los que conformáis mi blogroll os unáis a esta campaña contra la PORNOGRAFÍA INFANTIL.

Insertaló en tu blog hoy ¡gracias!
Puedes copiarlo de aquí:

http://www.youtube.com/watch?v=wkfx1czQBsw

Necio Hutopo dijo...

Y agradece al corrector ortográfico de word, que cuando quisieron poner sudakita se los subrayaba en rojo

callaghan dijo...

No has entendido. No es caucásica, sino caucasica, diminutivo aragonés de caucasa

k dijo...

La peli de terror ya existe. Es un corto de animación llamado Alma, que al parecer va a convertirse en algo más de la mano de Guillermo del Toro, o Dreamworks, o los dos, no sé.

Si alguien quiere verlo, se puede, entre otros muchos sitios, aquí

k dijo...

Y de lo otro, la reflexión que se me ocurre a raíz de esto es lo tonta que es la gente con esto de la corrección política, me parto. Cambian justamente la única denominación ("Blanca") que no se considera despectiva ni insultante; con lo cual, convierten en aún más insultantes todas las demás.

A este paso, conseguirán que echemos de menos las palabras que se usaban cuando yo estudié las "razas" de niña: blanca, negra, amarilla, cobriza y aceitunada. Eso, por lo menos, sí eran "colores" :D

Cattz dijo...

¿Terror? Terror da la voz de la página web de la maldita muñeca, se me han puesto los pelos como escarpias XD

anselmo dijo...

Creo que los responsables de marketing de estas muñecas son los mismos de las antiguas huchas del Domund (con cabezas de "negritos" y "chinitos")

Mikisha dijo...

Da mucho repelús tener una muñeca que se parezca a ti....

pero para juguetes macabros, mírate este:

http://www.elcorteingles.es/tienda/juguetes/browse/productDetailCultural.jsp?productId=A1575638&categoryId=999.1249469330&isProduct=true&trail=9004%3A999.1249469330&trailSize=0&navAction=jump&navCount=0&brandId=&groupName=

es un sacaleches para niñas!!!!

una gata en jerusalem dijo...

Buenísimo, creo que pasaré por aquí a menudo..
Ninguna muñeca con el pelo corto???

Mae Wom dijo...

A mi estas muñecas (otras equivalentes, se entiende) en mi tierna infancia me desagradaban bastante. Ahora mucho más.
Yo no soy de la teoría de que si utilizas el género másculino para muchas cosas discriminas, no tanto aunque algo influye junto con el resto de estereotipos, pero sí pienso que uno habla como piensa. Creo que no es incompatible hacer muñecas con tener un poco de cultura y de amplitud de miras. Genial la entrada, como de costumbre.

Themila dijo...

Has hecho bien en aclarar que por nada del mundo querrias de regalo la muñeca esa. Jajajajaa. Ya te veo en Reyes con cuatro o cinco. Una de cada color xD

Señorita Puri dijo...

jajajajaj me parto "¿Si esta es negrita la siguiente qué es? ¿Cursiva? ¿Subrayado?" jajajaja qué acojono de muñeca

lorzagirl dijo...

La gata, sí, parece que si ponemos negra o china es racista, pero no pasa nada por ser condescendiente.

Camaleona, y vestida igual que tú, no te olvides del detalles.

Tita, me lo estoy pensando, debe ser buenísimo para la autoestima.

Sans, gracias. También por la aclaración. A ver si sacas un rato para vernos, ya que estamos.

JuanRa, por un precio razonable se lo vendo a quien sea!

O suso, jijiji, es que los juguetes de hoy en día molan!

Vicky, ¿te acuerdas de las barriguitas del mundo? Yo tenía una india y era preciosísima!

Cuke, gracias. Otra cosa no será, pero Pérez Reverte es directo como él solo.

Cattz, ¿amarillo verdoso?

Hombre Malo, acojonante.

Irene, sí, en internet sólo puedes encargarla blanca. Debe ser que creen que los blancos son los únicos que saben usar un pc o algo.

Tita, tomo nota!

Hutopo, es que sudaquita no es lo mismo que latinita; si ponen sudaquita queda fuera toda Centroamérica (como bien me señalaste una vez).

Callaghan, ¿y el color caucasa cuál es?

K, ¿todavía no han hecho la peli y ya venden la muñeca?

Cattz, eso te pasa por tener altavoces.

Anselmo, ¡hala!¡no me acordaba de eso!

Mikisha, ¡ARG!

Una gata en Jerusalen, nop. Ni niños ni pelo corto ni indias americanas.

Mae, pues eso.

Themila, tú conoces a mis hermanos, ¿verdad?

señorita Puri, da miedito, da.

Popo Desdémona dijo...

A nadie se le ha ocurrido la explicación más lógica: el catálogo lo ha redactado Torrente.

Debe de estar pluriempleado, en estos tiempos que corren.

O Suso dijo...

Le intenté enseñar a una amiga la página web de la muñeca del diablo esta, y además del mal cuerpo que me ha dejado la vocecita esa de "ojoooos marroooones" y el dolor de ojos de los tonos pastel, veo que en la web sólo se puede escoger la forma y color del pelo y el color de los ojos, ni un sólo elemento racial, todas son caucasitas, blanquitas y de buena familita...con estas muñecas no se como saldrán las madres del futuro (supongo que también querran diseñar a sus hijas).

Muriel dijo...

Hola!
Con perdon la que escribio esta página me parece una "Doña Perfecta".
Que más le da como se llamen unas miseras muñecas!
Por dios!
Bueno es mi opinion al menos....!
Chaoo!

lorzagirl dijo...

Muriel, estoy segura de que, aunque no lo hayas experimentado nunca en primera persona, estás familiarizada con las expresiones "sentido del humor" e "ironía".