13 septiembre 2010

La boda de mi mejor amigo, parte 9

Estábamos tan concentrados preparando el bodorrio que se los había olvidado algo fundamental: los trámites para el matrimonio.
Resulta que si te casas por la iglesia no tienes más que llevar los papeles, haces un cursito en el que mientes como un bellaco y ya está.
Si te casas por lo civil la cosa se complica.
Para empezar necesitas un montón de papeles: partida de nacimiento, certificado de empadronamiento de dos años, y la fotocopia de los dnis de todos los implicados.
No parece mucho, pero si tienes que recoger una partida de nacimiento en Córdoba, otra en Barcelona, un certificado de empadronamiento y medio en Madrid, otro en Barcelona (pero no en el mismo sitio que el certificado de nacimiento), y hacer que te manden dnis desde media España, la cosa deja de parecerse a una boda, y empieza a parecer que estás coleccionando cromos.
Además no todos los papeles se entregan a la vez: entregas los dnis, te dan un papelito, entregas el papelito, te dan el certificado de empadronamiento, entregas el certificado de empadronamiento con los dnis y te dan otro papel; con ese y los anteriores tienes que volver otro día... Al final ya no parece que estés coleccionando cromos: lo que parece es que estás jugando al Zelda.
En medio de la confusión de papeles, un día te dicen que tienes que llevar un testigo.
La leche... ¿un testigo de qué?
¡Si siempre tenemos cuidado de no dejar ninguno!
En fin, después de mucho pensar, decídimo pedirle a Sark que fuera nuestro testigo.
La razón oficial fue que es una de las pocas ¿personas? de nuestro entorno que suele estar libre por las mañanas.
La razón extraoficial es que somos masoquistas.
Le avisamos de la cita con un tiempo prudencial de unos tres meses.
-Lo único que tienes que hacer es traer el dni.
-Sin problema.
-Claro, lo único que podría pasar es que lo tuvieras caducado, jijiji... ¿No lo tendrás caducado, ¿verdad?
-Sí.
-¡ARG!
-Pero tengo tiempo de renovarlo. En tres meses algún día encontraré para ir.

Una semana antes de la cita, a Sark se le ocurrió llamar para pedir hora.
-¡Para dentro de un mes! -nos contó luego- ¡no me dan cita hasta octubre!
-Bueno, no te preocupes. Nos buscaremos otro testigo.
-No, no. Me han dicho que si voy mañana a primera hora me hacen un hueco.
-Bien, bien.

Tres días antes de la cita todavía no había ido.
-No os preocupeis, mañana voy.
-No nos preocupamos.
-Claro que no. Mañana mismo voy.

Dos días antes...
-No he podido ir, se ha estropeado el termo de casapadres.
-Nos estás vacilando, ¿verdad?
-No pasa nada, mañana mismo voy. Además, no sé porqué os importa tanto, lo más seguro es que ni lo noten.
-¿Y si lo notan?
-Pues no os casais y ya está.

El día de antes.
-Oye, Lorz...
-Matarmatarmatarmatarmatar...
-He ido, pero no me lo han podido hacer.
-¿La comisaría ha explotado?
-No, es que no han dado por buenas las fotos que llevaba.
-Déjame adivinar: en ninguna parte ponía que las fotos tuvieran que ser tuyas, y has decidido llevar unas que recortaste de una revista.
-¡Así habrían aprendido a expresarse correctamente! Pero no ha sido eso. Dicen que tienen que ser fotos actualizadas, y las mías no eran actuales-actuales.
-¿Y cuánto de no-actuales eran?

Sark ahora.






La foto que llevó a la comisaria.


-Pues no muy no-actuales, la verdad. Me maravilla que hayan podido darse cuenta.


8 comentarios:

Tita dijo...

Para tu consuelo te diré, que en la iglesia a la vez que te piden los papeles, te ponen la otra mano para recibir su "minuta"

Ni en las ventanillas más corruptas, vaya

Buena noche!

Marina dijo...

Si te parece que eso son papeles, intenta casarte con un divorciado....A mi, mas que al Zelda, me recordó a Las 12 Pruebas de Hércules.

Necio Hutopo dijo...

Y, entonces, al final... Quién fue el testigo?

Er-Murazor dijo...

Parece mentira que no conozcais a Jónatan... Teníais que haber pedido VOSOTROS hora en la comisaría y haberlo arrastrado hasta allí...

LaNiña dijo...

S'olo le he visto en persona un vez pero... no s'e por qu'e no me sorprende... XD

Anónimo dijo...

Jo, pues yo me casé por la iglesia y la gymkana era de aparecer en las olimpiadas de la burocracia. Madremia madremia la de papeles que hubo que buscar. No solo certificados de nacimiento y dnis, tambien certificados de estar vivos (La leche marinera), certificados de bautismo (fué superdificil) y certificados de confirmacion. Ademas del curso peñazo total que duró dos semanas a 1.5 horas diarias.
Y necesitabamos dos testigos. Pero a diferencia vuestra no valía cualquiera, no, tenían que ser amigos (no valen familia) que conocieran a los novios (Por separado) antes de casarse durante al menos 10 años (TOMA Y TOMA) y sus respectivas partidas de bautismo, dnis y (al loro) entrevista personal con 100 preguntas con el parroco.

Lo bueno es que a diferencia de lo que se suele pensar, no nos cobraron nada de nada (Bueno si, la tasa del judgado, que aunque la tramitó el parroco, la pagamos nosotros). Y eso que no nos casamos en nuestra parroquia!.

La verdad es que casarse es la leche de estresante, pero luego haces tantas cosas "raras" que hasta lo echas de menos...

Yo ya tengo ganas de que alguna de mis amigas se anime para ayudarla a organizarlo! :D

Jónatan S. dijo...

Sigo sin entender cómo lograron notar la diferencia.

Tampoco puedo creer que no hayas incluido el momento:

"¿En calidad de qué viene?"
"¡100% Algodón!"

monttse dijo...

Los curas tb piden testigos (y dinerito) incluso para "los dichos",... no se como se dice en castellano.

Yo he sido "testiga" de alguna amiga, incluso hemos tenido ir ambas y dar un donativo cuando hemos ido a pedir cita para eso!

Las bodas por la iglesia no me gustan nada nada nada.