30 abril 2010

Un hombre lobo en mi sofá (bis bis bis)

I'm back!
Dejar de enviarme amenazas, plis...

Previously, in Lorz...
Decíamos
ayer, ejem, que la insensata de mi cuñada de hecho dejó que su hijo, el sobrinito de 17 años de ZaraJota™, viniera a pasar unos días con nosotros.
Quins nervis!

Cuando el sobrinito llegó hacía mucho tiempo que yo no había tenido contacto directo con un adolescente (concretamente, 12 años) por lo que estos días han sido muy instructivos para mí.
Estas son las cosas que he aprendido:

1.- Los adolescentes huelen. No importa que tengan la ropa limpia, no importa que se duchen y perfumen cada día: los adolescentes huelen. Ojo, no huelen mal. Huelen a adolescentes.

2.- Los adolescentes que fuman tabaco negro apestan. No importa que sean extremadamente educados y sólo fumen en espacios abiertos, y que incluso salgan a la puerta de la calle cuando les apetece un piti en la sobremesa, o que si les apetece fumar a las cuatro de la mañana enciendan cuidadosamente una vela aromática: el olor a tabaco se les pega a la ropa y al pelo, y se extiende como un hongo atómico a su alrededor.

3.- A las cobayas el olor a tabaco negro les mola. Cada vez que el crío volvía a casa después de fumar Arale-Chan se ponía a dos patas (resulta que tiene patas... creíamos que dormía todo el día porque había perdido las patas y no se podía mover) y se dedicaba a olisquear el aire poniendo ojitos viciosos. Ahora cuando enciendo una vela aromática saca el hocico de su pigloo, olisquea, y se vuelve a esconder con evidente decepción.

4.- Los adolescentes siempre tienen hambre y son capaces de comer cualquier cosa en cualquier orden, sin importar si es dulce, salado o caducó hace tres semanas.

5.- Los adolescentes no se cansan nunca. Después de pasar todo el día en Faunia,
ZaraJota™ y yo sólo queríamos tumbarnos en el sofá con nuestros doloridos pies metidos en un cubo de hielo, pero el niño parecía tan fresco como si sólo hubiera salido a comprar el pan.

6.- Los adolescentes, en el momento en el que deciden dormir, duermen sin parar, durante horas, en cualquier lugar, postura o situación, por mucho que intentes dar portazos o se te caigan cacerolas al suelo accidentalmente.

7.- Los adolescentes deberían relacionarse sólo con adolescentes. Si crees que puede ser interesante que un chaval de 17 años que todavía no sabe qué hacer con su vida pase una velada debatiendo con hombres de treinta y pocos que ya han terminado los estudios y que se han tenido que enfrentar al mundo real, y que esto le puede ayudar a orientar su futuro es que tienes un problema mental grave. A los treinta y tantos estás tan desconcertado por el mundo real como a los 17: la única diferencia es que lo disimulas mejor.

8.- Los adolescentes no deberían mezclarse con nuestros amigos bajo ninguna circunstancia, debido a que existe un marcado salto generacional: el niño tiene una edad mental de 17 años, mientras que nuestros amigos la tienen de 2.




Pd: Sin ánimo de ofender. De verdad me lo pasé GENIAL.

19 comentarios:

Bruja Naranja dijo...

No te había enviado aún ninguna amenaza, pero estaba a punto.
Tiens una cobaya adicta al tabaco negro, qué interesante...

Efe Morningstar dijo...

Algunos puntos, especialmente el 4 y el 6, me hacen sospechar que QUIZÁS dejé de cumplir años en 1993.

Menos mal que tengo espejos en casa.

Leia Organa dijo...

Uhm! Interesante esos puntos sobre adolescentes, me hace pensar en que algunas personas nos hemos quedado en la adolescencia sólo que con estrías y arrugas.

Bueno, no importa; mi mente es joven aunque mi cuerpo no.

Okok dijo...

Salvo el de fumar, que todavía creo que no, suscribo TODOS los puntos. Vivo en un minipiso de 30m2 con un adolescente y un gato. Imagina! :)

la rêveuse dijo...

Qué perlas de sabiduría popular, Lorz, nos echas de vez en cuando:
"A los treinta y tantos estás tan desconcertado por el mundo real como a los 17: la única diferencia es que lo disimulas mejor."

Gracias por haber vuelto!

Leticia dijo...

HAS VUELTO!!!!!! ^^

eρHedro dijo...

Como se pudo saber tras interrogar a sus conocidos (no dejó amigos vivos tras la mordedura de su animal de compañía, que la hizo desquiciar), su teoría del eterno niño/adolescente databa de su postadolescencia, como es lógico, por otra parte.

tita hellen dijo...

Has olvidado mentar el hecho de que los adolescentes tienen una habilidad pasmosa para que todo les recuerde al sexo... cualquier cosa... y les entre la risa floja.

Eso o los de mi barrio estan muy mal, lo mismo es del agua...

Bienvenida de nuevo

Camaleona dijo...

No has dicho que los adolescentes andan todo el día empanados y que les preguntes lo que les preguntes siempre te responden "¿ein?"
Pero lo que no te imaginas es que lAs adolescentes son mil veces peores.
Seguro que el chaval también lo pasó en grande.

Anónimo dijo...

Bien,bien,bien...Has vuelto.

Un beso.

Ataulfa.

Necio Hutopo dijo...

Y Bueno, la verdad es que el chaval no se puede quejar... Porque con todo eres una anfitriona genial.

Aun europeando, que es gerundio

Lorzapadre dijo...

Sin animo a que nadie puede pensar mal de lorzamadre y de mi, puede que el fin de semana que viene tengamos que bajar a que lorzamadre revise lo que las inundaciones le han dejado de sus posesiones, asi que una pregunta para epHedro, ¿Cómo está el sitio de la cata de este año?

Un abrazo

http://www.paseosporcordoba.es/esta-semana.cfm?codigo=0535&titnoticia=XXVII%20Cata%20del%20Vino%20Montilla-Moriles%20(5%20al%209%20mayo)


!!!!!!!!!!´Como c........... se pone el hipervinculo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Adrian dijo...

Eh, eh, EH.

En el punto 8 hay una pluralización que no me gusta nada.

lady ryoko dijo...

El punto 7 da miedo de en su descarnizada realidad.

q bueno q volviste!!!!
creo q me he hecho adicta
:)

Reyes dijo...

aaaah!! por fin!! ya empezaba a picarme todo...

No existe metadona para los enganches virtuales ¿no?

We miss Arale!!

Burbuja dijo...

En el punto 6 discrepo, mi hermano sigue durmiendo de esa forma y ya no es adolescente... jejeje

Por cierto, la palabra a verificar es "bicio" ¿¿?? jajajaja

JuanRa Diablo dijo...

No sé qué cuentas de un adolescente, cuando termine de saltar por tu regreso ya te digo algo si eso...

Themila dijo...

Hay que ser valiente para tener en tu casa a un adolescente durante dos días. Valiente o loco.
Yo no me atrevo con mi ahijada de dieciseis... y eso que la adoro.
¿pero de que hablas con alguien de esa edad? Yo me he dado cuente que o les hablo como a niños pequeños o paso directamente a tratar temas "a lo adulto". xDDDD Muy triste.
Enhorabuena por superar ese fin de semana!!

O Suso dijo...

Me ha encantado la visita del sobrino. He entrado dando tumbos en tu blog, rebotado de otros, creo que ya es un mal habito, pero me ha gustado.
Creo que yo también cumplo muchos puntos de los que describen la adolescencia, pero el de dormir en cualquier circunstancia no, ese si que lo echo de menos.
Muchas gracias por alegrarme la visita.