25 enero 2010

Haití

Parece que hace falta que pase algo como esto para que nos acordemos de ser solidarios, pero cuando los medios de comunicación dejen de bombardearnos con imágenes de esta desgracia, los afectados seguirán, como mucho, un poco mejor.
Y siempre seguirá haciendo falta ayuda, si no es para esto para otra cosa.
¡No os conforméis con ser solidarios hoy!
¡Colaborad con alguna ONG!
Si pensáis que hay demasiados problemas y que no merece la pena luchar por ninguno, colaborad con Cruz Roja, que está en todos los frentes.
Si no tenéis dinero, como voluntarios.
Si no tenéis tiempo, con un poco de sangre un par de veces al año.
Si no podéis donar sangre, al menos valorar el esfuerzo de quien sí lo hace.
¡Todos podemos aportar algo!

14 comentarios:

Marina dijo...

Cuando las cosas que pasan son de una magnitud tan grande, es inevitable sentirse sobrepasado, pero como decía no-se-quién, mucha gente pequeña,en muchos lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo.
Gracias Lorz por espabilarnos la conciencia

ynosek(+)kontarte dijo...

cuánta razón darling .......

mjjulieta dijo...

ohh yeah!!
se aprende a ser solidario cuando se deja de pensar que los problemas provienen de Dios y uno vuelve la cara a su responsabilidad... aunque no esté de más rezar.

lookinf for paradaise, oh oh oh oh - oh oh oh oh - oh oh

Sil dijo...

Cruz Roja y Unicef, que los más pequeños son los que más sufren, por desgracia, y el papel que hace Unicef en África, por ejemplo, es importantísimo :)

Bruji dijo...

Está claro, noes entra la vena solidaria cuando vemos esas imágenes tan impactantes de Haiti, pero como bien dicen "Ojos que no ven, corazón que no siente", y dentro de unas semanas cuando ya en los telediarios ya no se hable de Haiti, esa solidaridad se quedará en poco, seguirán siendo solidarios los mismos de siempre, y el resto hasta la próxima catastrofe, es triste, pero es así...

Pal dijo...

Hola Lorz! parece que hay gente que solo se acuerda del mundo cuando este se sacude. Pero bueno, la buena noticia es que tambien hay gente que está al pie del cañon en la medida de sus posibilidades SIEMPRE.

Un abrazo Lorz-solidaria!

Superflicka dijo...

A mí me costó horrores decidirme a donar sangre. Meses y meses pensándolo. Tengo fobia a las agujas. Pero un día me desperté y dije: hoy voy. Y fui.

Y me rechazaron porque mi sangre es defectuosa.

Así que sí, hacerse socio es más fácil

Martha dijo...

Pues si, chiquilla...tienes toda la razón del mundo!

Hans dijo...

No puedo donar sangre. Cada vez que mi Amada lo hace, me siento orgulloso de ella (aunque luego casi se desmaye por la calle). Cuando hay fregaos como el de Haití procuro echar una mano con lo que puedo. A pesar de todo eso, sé que la realidad es jodidamente injusta, y que, hagamos lo que hagamos, seguirá siéndolo (y sé que ésa NO es una excusa para la inacción).
Y sé, también, que me gusta mucho que Lorz sea seria cuando hay un motivo importante.
Besos, niña.

Uma dijo...

muy bueno!!

Luis dijo...

Si, he donado algo para Haiti, pero voy a buscar opciones para hacer algo más. Tienes razón!

Mafalda dijo...

Tienes razón, pensaré cómo puedo ayudar. En otro orden de cosas, me caes muy bien :)

Pal dijo...

Yo dando ideas:

Éste finde pasado hicimos una cosa que se le ocurrió a mi madre.
Me viene y me dice el JUEVES, ¿y si aparte del dinero que hemos mandado organizamos un mercadillo de cosas de segunda mano? Dije "vale, cuándo? y me suelta "En dos días"

Mirar pensé que estaba loca, pensé que no daría tiempo, pensé que en un pueblo como el mío la gente no colaboraría, pensé no vamos a vender un paraguas...

El ayuntamiento no nos ayudó en nada, nos dieron el permiso sí pero no pusieron ninguna facilidad es más las mesas nos las dejó un bar y las sillas. Hizo un tiempo de perros (en plan sierra madrileña)

Nos dimos una paliza (no lo niego) pero es de lo más gratificante que he hecho nunca y conseguimos mandar al fondo de Emergencias de Médicos Sin Fronteras, que está actuando en Haití y en otros sitios, 1.150€ (en dos mañanas)

Querer es poder, ánimos chicos!!

Medias dijo...

Fui voluntaria de Cruz Roja más de 6 años y acabaron consiguiendo que los mandara a hacer muchas y buenas (y mira que he tenido pacieeeeenciaaaaa)
En fin, al menos no es la única manera de colaborar.