25 noviembre 2008

Vacaciones de noviembre para mí 4 y ya

En capítulos anteriores...
Como pille al cacho carne que inventó las montañas rusas le voy a encollejar vivo.

La visita al parque temático fue muy edificante porque me ayudó a descubrir cosas sobre mí misma que desconocía:

- Cuántos perritos calientes puedo comer de una sentada.

- El tiempo que tarda mi ropa interior en secarse después de quedar empapada en los rápidos.

- La cantidad de ampollas que pueden salirme en un mismo dedito del pie.

- El efecto de la fuerza centrífuga sobre mi vóm...

En fin, ese tipo de cosas edificantes.

El descubrimiento más importante sobre mí misma es que odio a la gente.
Al menos a la gente que había en el parque temático.
Y la odio mucho.

Los niños corrían, empujaban , gritaban y lloraban. No es que me importe mucho: los niños son niños. El problema es que los padres pasaban de ellos totalmente, hasta que uno de los niños empujaba a alguien, o se caía, o derramaba el refresco, y entonces uno de los progenitores se acercaba y le daba de collejas, y yo tenía que morderme los puñitos para gritarle al susodicho progenitor que la culpa no era del niño, sino suya. Que los niños son niños, y tienen padres para algo.
Jo, quiero un bebé...

Los adolescentes iban con el móvil en la mano y la música del mp3 puesta a todo trapo. No entiendo en absoluto el objetivo. Es decir, para oir música no hace falta llevar el móvil en la mano. He oído que hay unos artefactos llamados "auriculares" que se enchufan por un lado en el teléfono y por el otro en las orejas, y que permiten oir musica sólo a la persona que le interesa. Por otro lado, si lo que pretenden es presumir de móvil lo llevan claro: si de verdad el móvil molara tanto vendría con auriculares, ¿no?
Bien pensado no quiero un bebé, que luego se convierten en esto.

Pero los que no tienen perdón son los adultos.
Se quejan por todo y continuamente: por el precio de la entrada, por las colas, por las atracciones, porque hay que traer la comida de casa, porque si la compras en el parque hay que pagarla, porque los niños están hoy insoportables, porque no me dejan fumar en las atraciones infantiles....
A veces daba la impresión de que les hubieran obligado a ir.
Tenía ganas de decirles que eran libres de irse, es más, que nos hicieran un favor y se largaran.
Que había gente en la cola que estaba de vacaciones, disfrutando de un día de noviembre con tiempo de primavera, pasándolo bien con las persona a la que más quieren en el mundo y que tener al lado a un señor de mediana edad quejándose de todo a voz en grito estropea bastante el efecto.
Que hay cosas más graves que tener que hacer cola para ver un espectáculo de magia, y que incluso esas cosas tienen su gracia, en cierto modo.
Jo.
Si no fuera porque la sangre me marea me habría hecho asesina en serie.
Podrían hacer un telefilm sobre mí y todo.
Pero, como no puede ser, he decidido autorizar al mundo a que si me vuelvo así me den de collejas hasta que se me coloque la neurona de nuevo en su sitio.


Pd: Creo que de momento no me he vuelto así. Ni se os ocurra empezar con las collejas, que os conozco.

17 comentarios:

Chache dijo...

Mmm eso de la sangre no es excusa para no volverse asesina en serie. O en serio.

Solo tienes que liquidar a la gente de forma que no sangren.

Que además tiene su encanto, porque es más difícil. Los demás asesinos hala, enseguida te sacan el puñal o la pistola y a sajar.

Claro, hombre, así cualquiera.

Lo que tiene mérito es ir dejando cadáveres bonitos sin ningún desperfecto. Salvo los que ya tuviera, claro.

Pero hoy en día ya nadie quiere esforzarse. ¡Hala, a lo fácil!

Ejem, aparte de eso... ¿qué tal lo pasaste? :)

Kato dijo...

XDD

por cierto un bebe lorzJota...mola la idea :D

Luis dijo...

Nunca digas de este agua no beberé, este cura no es mi padre y esta p... no me entra!!! (qué bruto, no?)

Mikhon dijo...

Los niños son adorables, si, pero cuando están calladitos. Lo malo es que, como dices, hasta que no montan una no viene el padre de turno a reñirles. En fin, espero que cuanto tenga hijos no me comporte como los padres que tanto critico.

Lo de la musica del movil... antes se decia "no hay parto sin dolor, ni hortera sin transistor", que se lo apliquen.

Bueno, a pesar de esas "ligeras" molestias, espero que lo hayas pasado bien.

Besotes

anselmo dijo...

Te volverás así...y te quejarás por todo..
Y te encollejaremos...Vaya si te encollejaremos....
Hasta dejarnos los nudillos en carne viva.

Necio Hutopo dijo...

"Que los niños son niños, y tienen padres para algo.
Jo, quiero un bebé"...

Y Zarajota qué opina al respecto... Digo, porque supongo que se requeriría de su participación en el ensamblado, no?

Bueno, tampoco es que sea muy necesario... Pero supongo que si vives con él, sería un bonito detalle

PENSADORA dijo...

JAJAJA!!!! es que lo de ir a los parques temáticos tiene su riesgo, tanto que yo ni me atrevo. Vamos! por no atreverme, no me atrevo ni a ir a las playas "comunes"...

En fin, lo del civismo, que está mal visto, por lo visto...

Wendeling dijo...

Yo también quiero un bebé...

Por cierto, soy madre atosigadora, hasta el extremo que el verano pasado, en otro parque temático, me "informaron" que dejara a las niñas disfrutar del día, que no eran reclutas O_O

Besos de una maia.

Nahi dijo...

Jajaja, yo también odio a veces a la gente, sobre todo cuando voy de compras o paseando un sábado por el centro y no se puede ni andar. Aysss!!
La diferencia es que a mi no me dan ganas de matar a la gente, sino de empujarla! O de ponerle la zancadilla! (jiji, qué mal suena)
Es que la gente a veces anda taaaaan despacio...

Jaurne dijo...

Buah buah, este post parece salido de mis dedos xD (uy, ¿ha sonado mal?)

Las aglomeracinoes de gente con la adrelina subida y conjunto de hormonas....Es que es pensarlo y los pelos como escarpias oye xD

Indo dijo...

los niños son niños y la gente es gente... un asco vaya.

ojo con ese reloj biológico, te empieza a jugar malas pasadas... jejeje aunque sería divertido un pequeño lorzajota, es verdad.

Maria de Mave dijo...

Pero vamos. Son un rollo, lo pasamos mal, nos cobran un huevo por casi todo, y como gilipollas, vamos.

Los humanos somos la hostia.

pd, Te entiendo perfectamente.

florci dijo...

a mi me paso algo parecido en isla mágica, en sevilla, me pasé 25 minutos escuchando en la cola como un matrimonio soltaba improperios del parque mientras amargaban la existencia al pobre niño, con lo contento que estaba y el tio fumando diciendo que es una barbaridad lo cara que era la comida, que si la hamburguesa era una mierda, que si no había comida decente, que si mejor se hubiera ido mas temprano, que...... acabé con dolor de cabeza y con ganas de estrangular al tio en cuestion pero por suerte ya entramos al cine y eso si, procuré ponerme lo mas lejos posible de ellos, lo que me faltaba era que me amargaran tambien la peli en 3d.
Hay gente que no sabe divertirse, o peor aún, que no saben que esos peques necesitan diversion y que hay que sacrificarse un poquito por ellos, que dejen ya de quejarse leches!
saludos!

"QUICIOMAN": dijo...

oaaa, ke gustoo oirte.. porke me he librado de todo eso. Yo fui a uno hace poco también pero estaba casi vacío, la cola máxima por atracción era de 5 minutos.

Tamaruca dijo...

A mí lo que indigna es el pase express ese, o vip, o como le llamen. Qué medida tan facha, por favor. Las montañas rusas, sin embargo, me parecen adictivas 100% (en este caso el que sufre es él, que se marea muchísimo, pobrecillo; sube una vez y luego ya prefiere esperarme abajo todo el día, creo que prefiere aburrirse que vom...).

Versi dijo...

Lo de los adolescentes y el móvil no es para hacer una peli sino un estudio científico!

Menos mal que la sangre te marea!!! jajajajaa

Pepe dijo...

Por el tono, parece que tu tambien te quejas de todo como una "adultus comun".
Y no te quejes de mi latin
Besos