16 octubre 2007

Satisfacción

Durante las últimas semanas he estado trabajando de encuestadora para sacarme unas pelillas.
El trabajo consistía en llamar clientes del supermercado y hacerles un pequeño cuestionario si se dejaban. Las preguntas eran tipo test, pero al final había un campo en el que se podía redactar, y nos dijeron que ahí podíamos hacer un pequeño resumen de lo que nos hubiera dicho el cliente.
Yo quería hacer mi trabajo muy bien, así que me esforzaba mucho en rellenar ese campo, y ponía cosas como esta:

"Llamo al cliente por encuesta, expresa su satisfacción con la atención recibida, así como con los precios y gama de productos ofertados".

Después de un par de semanas llamando a una media de 100 clientes al día para hacerle la encuesta mi interés por el campo de texto libre empezó a disminuir, de manera que empecé a resumirlo, primero con un

"Llamo cliente por encuesta, expresa su satisfacción"

y más tarde un simple

"Llamo cliente, satisfacción".

Además perfeccioné la técnica con un copia-y-pega, de tal manera que copiaba el primer "Llamo cliente, satisfacción" y lo pegaba en todas las encuestas, y como ya me sabía las preguntas de memoria no tenía ni que mirar a la pantalla y podía dedicar mi tiempo a mirar por la ventana, que la verdad es que tiene vistas a un muro, pero oyes, menos da una piedra.
Por desgracia mi depurada técnica tenía un fallo, y me di cuenta el primer día que mi jefa se puso a revisar las encuestas.
-Oye, Lorz -me dijo un día-, ¿podrías explicarme lo que pone aquí?
-¿Qué pone?
-"Lamo al cliente; satisfacción".
Pues a mí me parece que está clarísimo.

17 comentarios:

EmeA dijo...

Pues nada, si la gente está satisfecha habrá que probarlo... ¡lámeme!

EFE dijo...

¡Pero QUÉ grande!

Splinter dijo...

donde dices que curras?

Necio Hutopo dijo...

Se me han adelantado... pero bueno, tu misma lo haz dicho; "menos da una piedra"..: Eso sí, Zarajota que opina de tus nuevas responsabilidades hacia los clientes?

Javi dijo...

Joder, eso SI que es excelencia telefónica

YAIZA dijo...

No tiene precio el ataque de risa que me ha entrado en la oficina. Tus clientes deben estar encantadísimos.

UnaNada dijo...

pero no era un supermercado? creo que me he equivocado de blog...

E. Martin dijo...

-Es queeee... mi cliente es una canción de los Stones yyyy...

GUANDARRRR dijo...

Qué vaga es tu jefa, ¿no podía haber mirado lo bien que lo hacías al principio?? noooo. Pues que no se queje cuando su desidia le lleva a revisar el trabajo allá que te allá. Hombre!

___________________ dijo...

Vaya, eso sí que es dejar a un cliente satisfecho :O

Chache dijo...

¡Yo quero! ¡Yo quero! :D

Hal Jordan dijo...

Lorza, creo que a partir de ahora va a haber un crecimiento de clientes (y de otras cosas, ahem ahem)en tu supermercado...

puta dijo...

hola soy puta

me gusta tu blog

solo eso

ciao

Denise dijo...

Jajajajajajajaj... por dios... vaticino que aumentará la clientela masculina ;-D

Byron dijo...

tu blog es buenisimo, lo que me estoy riendo (sobre todo con lo del portero xDD)
me alegro de haberlo encontrado =)
salu2

Achab dijo...

Yo pensaba que la satisfecha eras tú. Mente más sucia la mía.

Blanco Humano dijo...

Jo, a mi no me dejan lamer clientes.

De hecho me han pedido que no lo haga más...