08 junio 2007

Winnie The Poo

-Y este es uno de los famosos frescos de Goya.
-Ooooooooooh...
-Profe, profe, yo una vez pinté un fresco.
-¿En serio?
-Sí, me pagaron y todo.
-Que bien.
-No, si me pagaron una mierda.
-Ah, jijiji, estooo, bueno, te serviría para aprender, al menos.
-Lo único que aprendí yo es que Winnie The Poo es un hijo de puta.
Llegado a este punto decidí que era mejor no seguir preguntando.
Por si acaso.



Pd: Chungo

15 comentarios:

Chache dijo...

¿Winnie the Pooh encarga frescos y los paga mal? Mí no ENTender...

Quesito dijo...

No, el hecho de que Winnie The Pooh es un hijo de puta es la conclusión que extrajo la criatura tras la larga reflexión que precede a la concepción de la obra de arte y que prosigue durante su realización e incluso al término de ésta.

Si es que el mundo del arte está muy mal retribuído.

Quesito dijo...

No, el hecho de que Winnie The Pooh es un hijo de puta es la conclusión que extrajo la criatura tras la larga reflexión que precede a la concepción de la obra de arte y que prosigue durante su realización e incluso al término de ésta.

Si es que el mundo del arte está muy mal retribuído.

Ephedro dijo...

Entonces, el fresco era Winnie The Poo ¿no? Porque tiene que superar al Tío Gilito en royalties y licenses.

Great chungo.

Cirtheru dijo...

Le doy la completa razón, ese oso nunca me cayó bien..

¿Que está mal retribuido el mundo del arte? Noooo.. que va.... que me vais a contar... *sigh*

Necio Hutopo dijo...

Bueno, yo a esa conclusión llegué sin necesidad de pintar ningún fresco...

Almost Evil dijo...

Hay un fresco, un Winnie The Poo (que no tiene por qué ser el fresco), un encargo mal pagado (¿por el fresco?) y alguien indignado. En esta serie de elementos hay uno que no guarda relación...

Merisuan dijo...

A mí me encanta Winnie, aunque nunca veré sus dibujos porque la voz que le pusieron era odiosa y más.
Comprendo vuestro odio, pero mi peluche es suave, blandito y amoroso.
Cualquier ser que te obliguen a pintar será odiado inmediatamente.

querida_enemiga dijo...

Winni the caca... ¿Qué esperamos?

Ulex Ryu dijo...

Cómo se nota que no visitas mi blog, porque de haberlo hecho hubieras sabido lo del jodido Winnie desde ahce casi un mes.

Cagüentó.

Hanami dijo...

Desde que jugamos a Kingdom Hearts hemos descubierto que Winnie de Pooh es de todo menos un ejemplo para los niños..

a) Vago (lo único que hace es pensar en miel y en como comersela)
b) Glotón (miel que ve miel que se come, no importa la conformación de "tordo" que le causa)
c) Egoísta (nunca comparte la miel)
c) Mentiroso (dice que no se va a comer la miel de su amigo y cuando vuelve ¿qué creeis que ha hecho?)
d) Avaricioso (quiere toda la miel del mundo para él, y sin compartir)

Y no sigo que me dan pampurrias...

ZaraJota dijo...

Jo.

Hace tres años hice la compra de los reyes magos de mis sobrinitas en el Toys`r´us solo porque regalaban un Winnie... Que por supuesto me quedé, claro. Y volví en metro tarareando "es Winnie Poo, es Winnie Poo/un curioso osito/de algodón re-lle-no..."

Gatasombra dijo...

Jaja.

El mundo del arte no está mal retribuido,cariños míos.
Lo que está mal retribuido es currar para cierto perfil de cliente; lo que pasa es que según la situación de cada uno, a veces no hay dónde escoger.

Susana Su dijo...

Este post roza cotas de surrealismo que pocas veces he visto en la blogosfera, incluso en tu blog. Es un brillante exponente del "menos en más"; de cómo lo pequeño y breve puede sugerir pensamientos profundos e inquietantes. Yo de ti me preocuparía.

Achab dijo...

Moraleja:

nunca trabajéis para un oso

Y si no qu ese lo digan al guardabosques del oso Yogui