16 octubre 2006

Siesta

Hoy es el cumpleaños de mi mamá. Feliz día, madre.


17:30
Después toda la semana durmiendo una media de 4 horas por noche, por fin, por fin, por fin es sábado, y tengo toooooooooooooda la tarde por delante para echarme una siesta.
Ñam, ñam, mantita bueeeeena.

17:40
Mi madre entra en la habitación.
-Lorz, ¿estás enferma?
-¿Mmmmf?
-No, como te veo en la cama...
-Durmiendo.
-¿Durmiendo?
-Ojalá
-Ah, bueno, sigue.

17:50
Mi familia decide bajar la ropa de invierno del trastero.
-¿Y este jersey motoso?
-¡Es mío!
-¡Pues ahora mismo lo tiras!
-¿Cómo lo voy a tirar? Si está nuevo.
-¿NUEVO? ¿A eso lo llamas nuevo? Está a un par de días de ser considerado testimonio histórico, hombre.
-Pues a mí me gusta.
-Pues a mí no.

17:55
Mi madre se da cuenta de que con lo que están gritando me van a despertar (ya me gustaría), y decide cerrar la puerta de mi habitación.
Sí.
De un portazo.

18:00
El gato descubre que la puerta está cerrada y empieza a golpearse contra ella.
Mi madre viene al rescate.
-¿Qué te pasa, Gato?
-...
-¿Qué? ¿Te ha cerrado la puerta la niña?
-...
-Es mala la niña, es mala.
-...

18:02
Mi madre abre la puerta, suelta al gato dentro, y vuelve a cerrar.
De un portazo, claro.

18:05
El gato se da cuenta de que la puerta está cerrada y empieza a darse golpes contra ella.

18:10
El gato descubre que hay alguien más en la habitación.
Deja de darle golpes a la puerta y se sube a la cama para darme golpes a mí.

18:15
Me rindo.
Salgo de la habitación y me encuentro a mi madre en el pasillo.
-¿Qué tal esa siesta? -pregunta.
Jo.

15 comentarios:

Somófrates dijo...

Yo en situaciones así pillo carrerilla por el pasillo de casa y le arreo un cabezazo a la pared.

Lo mismo te despiertas en el sitio, que en una ambulancia, que mil años en el futuro, rodeado de hombres-mono, pero roncas a pierna suelta fijo.

Mano de santo.

Necio Hutopo dijo...

Pues no sé... A mi ya me gustaría eso de dormir cuatro horas por noche (incluyendo sábados)... pero, claro, ese soy yo y mi insomnio crónico.

Ahora, esa parte de:
"-No, como te veo en la cama...
-Durmiendo.
-¿Durmiendo?
-Ojalá
-Ah, bueno, sigue"
... ¿Bendis escriobe para Lorza... Es esto Ultimate Lorzgirl?

EmeA dijo...

Eso te pasa por no querer venirte a vivir conmigo cuando te lo ofrecí. Ahora ya no puedes, tengo compañeros de piso nuevos

Por cierto, hace una semana que no veo a Compañero de Piso #2 y a Compañero de Piso #1 le perdí el rastro hace dos semanas. Pero están ahí, lo noto: cambian los muebles de sitio cuando no estoy y esas cosas

toxcatl dijo...

Puff, _eso_ deberia_ser_ maltrato...

malayerba dijo...

a mí me llama mi madre justo cuando me he quedado dormida, me pregunta "¿dormías?", justo después de darme la brasa sin piedad, y después de un agónico "síiiiiiii" dice, "ay, pues nada, sigue", y va repitiendo la maniobra hasta que a)me despierto del todo y me pongo de muy mala leche o b)me da un ataque de nervios.
¿Para cuándo una regulacion por ley del respeto a las siestas?

primaveritis dijo...

Creo que el Siesta-affaire fué el detonante de mi decisión de buscarme un piso para vivir en paz.
Claro que luego me casé y tuve un niño y sigo sin siestas pero con hipoteca.
Sniffff, necesito que llegue la primavera.

Gato dijo...

Los despertares estrella me los ofrecía mi madre. Se acercaba a la litera de arriba, en la que yo dormía, para despertarme. Escuchaba la radio cada mañana y era habitual que las primeras palabras que yo oyese cualquier día fueran cosas como:

- Cuatro muertos en un assidente en Toledo, todoh de la mihma familia. Hay que veh qué láhtima, hiha mía.

- Coño madre.
- Qué barbaridá, qué pena. Son lah 10:00.

neblina dijo...

Pues yo sufro también muchísimo porque mi progenitora tiene el sueño ligerísimo... y cuando estamos viendo la tele en los "sofases" los sábados después de comer, no puedo ni moverme para coger postura porque la despierto, al final casi siempre soy exiliada a mi cuarto, eso si allí soy libre!

Animo lorz, recomendación somníferos para toda la familia

Anónimo dijo...

Jo, es que no nos dejan dormir porque, en realidad, nos tienen envidia... seguro.
En el sur sí que se respeta la siesta, hombre, el año que pasé en Mérida, como despertaras a alguien de la siesta, venía la Siesquisición y te quemaban en la plaza del pueblo. Qué tiempo aquellos....

Kike dijo...

¡Ja, ja, ja! ¡Qué buena! Una desgracia esa siesta, ¡eh! Felizmente que mi cuarto está en el segundo piso... y que ya domestiqué a todos en casa con mis siestas.

Un feliz cumpleaños pa' tu madre, que rezaré por ella.

Sauron Bloom dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sauron Bloom dijo...

La gente que no se echa la siesta suele conspirar para que se despierte el que esta intentando dormir. Es una conocida ley de Murphy para familias antisiesta.

EFE dijo...

En casa somos unos fardos. Nos hemos entrenado durante años para ser capaces de dormir mientras un paso de SS toca su jodida marcha militar debajo mismo de la ventana.

Entre eso y la sana capacidad de ingerir comida hirviendo para evitar que tus hermanastros se la coman antes que tú... Bueno, digamos que estamos curtidos.

Vamos, que no me despierta de la siesta ni Dios Trino seguido de una cohorte de tronos.

El Hombre Malo dijo...

El fallo, prima, esta en el primer parrafo; cuando te preguntan "¿Estas enferma?" Tu respondes "me ha sentado mal algo, voy a echarme un rato a ver si se me pasa". NUNCA desaproveches la lastima materna.

JC dijo...

Esto me recuerda a Barrio Sesamo:
-Epi, Epi, ¿estás durmiendo?
-Ya no Blas