30 noviembre 2005

73 céntimos

-¿Ya está?
-Sí.
-Son setent...
-¿Cuánto es?
Suspiro.
-Setenta y tres céntimos.
-¿Cuánto?
-¡Setenta y tres céntimos!
-¿Siete con diez?
-No... ¡Setenta y tres !
-¿Veintiseis?
-No... ¡Setenta y tres...! ¡Setenta y tres céntimos!
-No me entero, señorita...
Setenta y tres
miserables céntimooooooos!
-¿Setenta y tres?
-¡Sí! Setenta y tres putos céntimos de mierda...
-¿Tiene cambio de cincuenta?

28 noviembre 2005

Navidad I

Ya es navidad. Y no lo digo yo, lo dicen los anuncios de la tele, las ofertas del Día y un folleto de Ikea que me he encontrado en el buzón.
Y lo dice el hilo musical, claro. Ya hemos empezado con los villancicos, aunque no les hago mucho caso desde que el año pasado sufrí una de las más tremendas decepciones de mi vida.
Fue por una alegre composición en que la Coral de Niños Repelentes canta:

Me levanté esta mañana...
¡ANA! -berrea el coro con todo su entusiasmo.

He cogido mi trompeta...
¡ETA! -esto es apología de la violencia, pero al coro le da igual.

He salido muy temprano...
Llegado a este punto, contengo el aliento. Que nervios. ¿Lo harán? ¿Se atreveran a gritar ANO a través de los altavoces del supermercado?
Tempranoooo -berrean los niños, a los que sin duda alguna hinchan a collejas en el recreo, merecidamente, por cursis.

Jo. Cada vez que lo ponen me llevo un disgusto. Con lo feliz que me harían...

Y, a todo esto, ¿para qué querrían la trompeta? ¿Para tocarle el Himno de Riego a la Sagrada Familia? Vete tú a saber. Los milagros atraen a cada pirado que para qué; como ese tipo que como era pobre no se le ocurrió otra cosa que ponerse a tocar el tambor. Pobre, y además tocapelotas. Es que me lo imagino:

El tamborilero: Y ahora les voy a tocar Aserejé.
San José: Hombre no, que no hace falta, de verdad.
El tamborilero: Si no es molestia. Y luego, El camaleón.

Y así toda la noche. Porque en los belenes siempre es de noche, lo que no impide que estén de bote en bote; la cantarera de paseo en mitad del desierto (dónde irá a buscar agua, la infeliz), las cabras con los ojos rojos de no dormir, el pollo gigante cacareando seis horas antes de lo normal, un tipo pescando que nunca pesca nada... Y la Virgen y San José mirando el reloj de soslayo, a ver si el petardo del tamborilero pilla la indirecta y se vuelve a su casa.

Pero no la pilla, no.


25 noviembre 2005

GoF#

Me he ido a ver El Cáliz de Fuego a la primera sesión, con un cubo de hielo (para cuando salga Ianevski) y un spray de pimienta para controlar a la masa enfervorizada (que soy yo), y estas son mis conclusiones:

El Cáliz de Fuego es la mejor película de Harry Potter hecha hasta ahora.

No lo digo por decir. Lo digo porque en las anteriores no salía Stanislav Ianevski (haciendo de Krum).
Qué buenorr... digo, que joven tan interesante. Tiene un p... un talento natural tremendo, ese chico.
Qué manera de volar en escoba.
Qué manera de fruncir el ceño.
Qué manera de mover la, ejem, varita.

Luego está Alan Rickman. Ya está, um, interesante de por sí, y haciendo de don't-call-me-coward*-Snape se sale.

Y la guinda: Ralph Fiennes. He visto El dragón rojo unas dos mil veces sólo porque hace un desnudo integral... eh, no, esteeeeee, porque es una peli super interesante, con un contenido cultural muy... muy...
Bueno, en algún momento va a un museo, ¿no?

Necesito otro cubo de hielo...

En fin.
Del resto de la peli (es decir, cuando no salían ni Snape ni Krum ni Voldemort) no puedo decir nada porque desconecté, pero puedo hacer un breve resumen por lo que me han contado:


-WARNING SPOILERS-
Trailers.
Tenía que haber ido al baño.
Escenita en casa de los Riddle.
No voy a aguantar...
El equipo de Bulgaria es como el Real Madrid: se supone que tiene a los mejores jugadores del mundo pero pierde. Esto no sale en la película porque si no duraría diez horas.
Quizá si me quito una bota pueda hacerlo ahí.
Torneo de los Tres Magos, bla, bla, bla, que bien que bien.
¿Por qué tiene que llover, por qué?
Primera prueba.
A lo mejor encuentro un vaso vacío en el suelo...
Genial: una bañera. No podía resolver el dichoso enigma mirándolo en internet, no. Tenía que salir agua.
Venga, solo dos horas más...
Segunda prueba: el lago. Si es que lo hacen a propósito.
Piensa en un lugar feliz, piensa en un lugar feliz...
Tercera prueba: el movidón. Voldemort se parece a Kif, pero con el cuerpazo de Ralph Fiennes.
Ji, ji-ji-ji, ji.
Cosas sin importancia alguna para la trama.
Por favor, necesito ir al baño ya...
Dumbledore en el dormitorio con Harry. En fin. Un hombre maduro, mundialmente conocido por no llevar pantalones y un adolescente con, ejem, varita en el dormitorio de un internado británico. Ahora entiendo que la película sea para mayores de 13 años.

El final. Por fin. Creí que no se acabaría nunca. Que tostón. Por favor, la próxima vez que diga "vamos a ver esta peli, el libro es genial" encerradme en la alacena bajo la escalera y tirad la llave.
Es más: encerradme ya.
Necesito una experiencia traumática para olvidar lo que he visto.
--------------------------------------------------
# GoF: como saben todos los frikifans del mundo, son las iniciales de Goblet of Fire (El Cáliz de Fuego). Los frikifans ya perdemos suficiente tiempo hablando de tonterías que solo nos importan a nosotros como para encima tener que decir los títulos completos. Con El Señor de los Anillos (LotR) se hace lo mismo. Yo estoy empezando a hacerlo también con los objetos cotidianos, por ejemplo, el mando a distancia es CcPqSpCdC (Cosa con Pilas que Sirve para Cambiar de Canal), y el gato es CPyJqsCmGdByLHlCE (Cosa Peluda y Jodona que se Come mi Goma de Borrar y Luego Hace la Caca Elástica). Es mucho más práctico.
* Don't call me coward= no me llames cobarde. Es algo que dice Snape en uno de los libros, cabreado como una mona. Y hasta aquí puedo leer.
& Esto de las notas al pie es un tostón.
$ Tiene que hacer una forma más sencilla de hacerlo...
@ El que no entienda algo que lo busque en google, jolín.
+ Y si no, que le pregunte al listillo de Nastyman. Sólo hay que pulsar aquí debajo, donde pone comments y teclear en el espacio en blanco.

23 noviembre 2005

Despedida!!!

-¿Le importaría enseñarme la bolsa?
Lo sé: no escarmiento.
-¿Qué?
-La bolsa, que si le importaría enseñár...
-Te van a despedir.
Coño, si lee el futuro...
-¿Qué? -ya lo sé, no se dice qué, se dice perdón. Es que los poderes paranormales de la señora me habían dejado flipada.
-Que te van a despedir.
-¿Ah, sí?
-Sí. Si tus jefes se enteran de que me has pedido la bolsa, te despiden.
La leche... Que me despidan por hacer lo que me han dicho... Seguro que bato algún tipo de record.
-Je, je-je-je, je -se me escapa. Ya me estoy viendo en una tribuna, recogiendo lo que quiera que te den cuando bates un record.
-¡Jefe, jefe! -se pone a gritar la señora, entretanto, agitando los brazos para llamar la atención. No es que haga falta, a estas alturas nos mira medio supermercado.
-¡Señora, por favor! -le digo. Si se rompe la cadera entre que viene la ambulancia y la ensambla de nuevo nos dan aquí las uvas.
-¿Sabe usted quién es mi marido? -me dice, viendo que no le hacen caso.
Eh... ¿un santo?
-No, no lo sé.
-Mi marido es un señor muy importante.
-Ah.
-A mí no me importa enseñarte la bolsa -pues no se nota, oiga-. Es por él.
Que no está presente, claro. Creo que empiezo a comprender a qué se refiere, señora Nash.
-Bueno, pues si no le importa...
-Pero sepa que si me mira las bolsas la despiden fijo.
-Qué bien -se me escapa, sin poder evitarlo y sonriendo de oreja a oreja. Se queda tan desconcertada que me paga y se van sin chistar.
La señora siguiente está como a diez metros; se ve que ha fijado un perímetro de seguridad.
-Pase -le digo, y se me acerca con un güevo de bolsas en la mano.
-Mi marido no es nada importante -dice-, así que puede mirar las bolsas si quiere, que no la van a despedir.

Pues ahora no quiero, jo.

21 noviembre 2005

19 noviembre 2005

Se vende II

En estos tres días he tenido mucho tiempo para recapacitar.
Vender el gato es no es buena idea.
Para empezar, ni siquiera es mío.
Y de todas formas no he tenido ninguna oferta.
Así que corrijo.

Se regala:




-Casi sin usar. Todavía no le hemos encontrado utilidad.

-Extensible. Cabe en una caja de zapatos (con los zapatos dentro, y si son nuevos mejor), pero si se tumba en la cama la ocupa toda.

-Inteligente. Su vida consiste en comer, dormir y lamerse los genitales. El sueño de todo hombre, hecho realidad.

-Casi no molesta. A la mayoría de ls habitantes del planeta no les molesta en absoluto. Es más de lo que puede decir Bush.

-Paladar gourmet. Sabe apreciar en todos sus matices el agua de la fregona, y es único a la hora de escoger los brotes más tiernos de las macetas.

-Limpio. Suele remozarse en la ropa sucia, pero si le tocas se lava.

16 noviembre 2005

Se vende



-Seminuevo, 7 años.

-Casi sin usar. Al menos la mayoría de sus orificios lo están. Creo. Ha convivido con adolescentes durante bastante tiempo, así que no hay forma de asegurarlo.

-Silencioso. Es decir, el gato en sí no hace ruido. Lo que hace ruido es todo lo que rompe al caer al suelo y estallar en un millón de trocitos diminutos que se esparcen por toda la casa y siguen apareciendo debajo de los muebles durante meses y meses.

-Tranquilo. Duerme la mayor parte del día. Claro que está hiperactivo la mayor parte de la noche, para compensar.

-Sólo come cosas que apestan (y las convierte en cosas que apestan aún más).

-Autolimpiable. Se lava solo y en cualquier momento y lugar, preferiblemente sobre apuntes pasados a limpio.

-Muy cariñoso. Cariñoso con los jerseis, cariñoso con las medias, cariñoso con la ropa limpia en general, y la ropa negra en particular.

-Sueve y peludo. No tiene bastante carne para venderlo a un restaurante chino, pero un gorrito de piel sí que sale.



13 noviembre 2005

Quedada II: el desastre

'coz the show must go on...


De todos los plantones que me han dado en la vida, el de hoy ha sido sin duda el peor. Bueno, no. el peor fue aquella vez que un viej... anciano barbudo me convenció para que fuera con él a llevar un anillo. Quedamos en el Pony Pisador, y el tío no apareció, así que me tragué el anillo y le dejé un post-it en el baño en el que ponía "entregado".
O sea que el de hoy ha sido el segundo peor. Por no venir, no ha aparecido ni la chica cuyo cumpleaños íbamos a celebrar; es cierto que ella no lo sabía porque era una sorpresa, pero aún así podía haber venido. O, al menos, podía haber venido alguien, aunque fuera por equivocación.
La cara que hemos puesto mi novio, las bolitas de queso y yo cuando han empezado a llegar mensajes:

"No puedo"

"Tengo deberes"

"Estoy enferma"

"Mi hermana ha venido por sorpresa de Lituania"
Sin duda, la mejor. Si hubiera unos Premios Tony a la Mejor Excusa, esta se los llevaría todos. Y lo más increible es que es verdad... Jo, Lituania. ¿Qué leches hay en Lituania? ¿Para qué querría ir nadie allí? Y, sobre todo, ¿qué hay de sorprendente en que vuelva?

En fin, que ha sido como si después de juntar tierra, fuego, aire, agua y corazón en vez de salir el Capitán Planeta se oyera una voz en off: me he ido a tomar unas cañas... el planeta que lo salve su madre...
Así que mi novio y yo hemos decidido coger las bolitas de queso y plantarnos en la casa de la única que no podía escapar: la malqueda que no había venido porque tenía gripe.
Sí, eso es acoso, con premeditación, nocturnidad y alevosía. Nos hemos montado en el coche, hechos hecho unos trescientos kilómetros (3 hasta su casa y 297 buscando aparcamiento) y nos hemos plantado en su puerta.

Y no estaba.

Jo.

Empiezo a pensar que debería cambiar de desodorante.

06 noviembre 2005

La caja rápida

Al listo que inventó las cajas rápidas habría que regalarle un billete para la isla Nubla.
La caja rápida consiste básicamente en una caja exactamente igual que el resto, con una cajera exactamente igual que el resto. Vaya, que es una caja normal a la que le han puesto un cartel: "caja rápida: máximo 10 unidades"
El resultado es el mismo que si cojes un spray y escribes en la puerta de tu armario "Narnia this way". Vamos, que sigue siendo el mismo armario, y si te metes dentro y llegas al claro nevado en el bosque va a ser de pura casualidad.
Eso es algo que a los clientes no les sienta nada bien. A la cajera tampoco, pero esa es la mínima de sus preocupaciones.
Lo peor que te puede pasar en una caja rápida es que te toque el cliente rainman.
El cliente rainman suele ser una viej... anciana que llega la última y se pone a bufar, mirar el reloj y murmurar cosas como "con la prisa que tengo", "qué cajera más lenta", "aquí siempre es lo mismo". Si alguien le sigue el rollo, estupendo: forman el Pongamos Verde a la Cajera Viejas Club y se entretienen un ratito. Pero si el cliente rainman no encuentra apoyo se entretiene en contar cuántas cosas llevan los demás.
Y, a veces, tiene suerte.
-Señorita, ese señor tiene más cosas -grita desde el final de la cola, para que todo el mundo lo oiga bien.
-¿Umf?
Sí, a veces desconecto. Según los cálculos de mi querido pero susceptible novio, aproximadamente nueve de cada diez minutos estoy out. El otro minuto lo dedico a despiojarme, es muy relajante.
-¡Que lleva más de diez cosas! -ruge la viej... anciana.
-A ver... -digo, y me pongo a contar: uno, dos, muchos, montón, uno, dos, muchos, montón, uno, dos, muchos-. Pues sí, lleva once.
-¿Ve?
-Sí, pero por uno más tampoco nos vamos a pelear, ¿verdad?
De ilusión también se vive.
-Sí hombre, con la prisa que tengo, estoy yo como para que la gente venga con más cosas de las que debe.
-Sólo es una más...
-Pues le haces dos cuentas.
¿He dicho ya que la tipa está al final de la cola y que nos gritamos de un lado a otro mientras la cola está parada porque no puedo gritar y cobrar a la vez?
-Tardaremos más si hago dos cuentas -empiezo a explicar, muy, muy despacio.
-Pues le está bien empleado, por traer más cosas de las que debe.
Me pregunto si pagarán bien por ser cobaya humana.

03 noviembre 2005

Ready for you!!!

El "río" Manzanares.
Como el cauce se ha reducido a la mitad parece que tiene más caudal.








Las pistas de deporte del parque de la Arganzuela.
Perdón, ex-pistas de deporte.








El parque de la Arganzuela, desde el puente de Praga.









Parece una imagen de Terminator II pero no, es el parque de la Arganzuela. No sé por qué ha salido con ese aspecto, aunque tengo una teoría: Madrid fue construído sobre un cementerio indio.
Si seguimos cavando tarde o temprano aparecerá.






Arboleda entre la M-30 y los edificios de viviendas, que protegían del ruido y la contaminación. Perdón, ex-arboleda.







Admitámoslo: las Olimpiadas no nos las van a dar jamás.



¡¡¡Para el Record Guinness 2007 todavía estamos a tiempo!!!